domingo, 16 diciembre 2018
01:19
, última actualización

Sembrando jardines verticales por el mundo

El 80% de la facturación de la sevillana Terapia Urbana viene Alemania, Suiza, el Reino Unido o Austria. No paran de crecer desde 2014 gracias a la innovación

24 feb 2017 / 08:27 h - Actualizado: 24 feb 2017 / 08:27 h.
  • <p>Arriba, cafetería de una clínica de Sanitas en Madrid y sede de DGNB de Stuttgart. </p><p>A la derecha, interior de Park Stuttgart. / El Correo</p>

    Arriba, cafetería de una clínica de Sanitas en Madrid y sede de DGNB de Stuttgart.

    A la derecha, interior de Park Stuttgart. / El Correo

  • Los socios de la sevillana Terapia Urbana Fernando son Hidalgo Romero, Iván Gaviño Escobar, Antonio Franco Salas, Luis Pérez Urrestarazu y Rafael Fernández Cañero, en la foto, y Francisco Palma. / El Correo
    Los socios de la sevillana Terapia Urbana Fernando son Hidalgo Romero, Iván Gaviño Escobar, Antonio Franco Salas, Luis Pérez Urrestarazu y Rafael Fernández Cañero, en la foto, y Francisco Palma. / El Correo
  • Sembrando jardines verticales por el mundo
  • Sembrando jardines verticales por el mundo
  • Sembrando jardines verticales por el mundo
  • Sembrando jardines verticales por el mundo
  • Sembrando jardines verticales por el mundo

Recuperar zonas verdes en cascos urbanos «colonizando» el hormigón de muros y fachadas. Eso es lo que hace Terapia Urbana, una empresa sevillana de jardines verticales que mejora la calidad del aire incrementando los niveles de humedad y, por tanto, paliando efectos nocivos de la polución de las urbes. Y no sólo fuera, sino también dentro de los espacios arquitectónicos. Nació en 2010 a partir de un grupo de investigadores de la Universidad de Sevilla y, tras superar el desierto de la crisis, ya siembra jardines verticales por medio mundo.

Formado por ingenieros agrónomos, arquitectos, diseñadores y doctores de la Universidad, expertos en fitotecnia, paisajismo sostenible, integración arquitectónica, riego e ingeniería hidráulica (el proyecto partió de una investigación de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agrícola de Sevilla), el equipo ya cuenta con la experiencia de más de 4.000 metros cuadrados de jardines verticales y cubiertas verdes realizados. Algunos en el Reino Unido, Alemania, Austria, Suiza, Oriente Medio e incluso ahora tienen un proyecto en Grecia.

Pero llegar hasta allí no fue fácil. Sobre el papel el proyecto era muy interesante, pero en plena crisis del ladrillo las labores de consultoría para estudios de arquitectura tenían un retorno muy lento, así que buscaron un producto que se pudiera vender por sí solo y que lo hiciera en el mercado exterior, según explica Fernando Hidalgo, uno de los socios. La internacionalización –con el asesoramiento de Extenda– fue el paso clave para afianzar la empresa. Actualmente, el 80 por ciento de su facturación viene de fuera de España.

Tras una primera ronda de inversión en 2012, estos sevillanos lograron la colaboración de una distribuidora del Reino Unido, que vende sus jardines verticales por toda Europa, e incluso cuentan con un segundo comercializador en Alemania. Entre sus clientes están Marks & Spencer, Deloitte y Asics, además de nacionales como Sanitas y Mercadona o administraciones como los ayuntamientos de Bilbao, Alcobendas o Estepona.

«Desde 2014 hemos registrado un crecimiento mantenido, de entre un 20 y un 30 por ciento anual, y en los dos últimos años el mercado nacional se empezó a animar, lo que se ha traducido en más proyectos», comenta Hidalgo tras explicar que Terapia Urbana es una consultora especializada en «naturación» urbana que produce el sistema patentado por la Universidad de Sevilla. Es decir, no son instaladores, aunque sí ofrecen asistencia técnica. Su fuerte, el diseño y la fabricación en Sevilla de los módulos de sus jardines verticales.

«Es un sistema textil modular multicapas», añade Fernando Hidalgo sin dar muchos más detalles técnicos de su sistema Fytotextil para no dar pistas a la competencia. La innovación mediante el desarrollo tecnológico es la base de su éxito.

En cuanto al plan de expansión de esta empresa sevillana, el primer objetivo es consolidar el mercado inglés y abrir más el negocio europeo. «Queremos llegar a toda Europa», defiende Hidalgo tras apostillar que ya están colaborando en Polonia y que a medio o largo plazo pretenden sembrar sus jardines verticales en América.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016