miércoles, 18 septiembre 2019

A un paso de la racha histórica y crítica de Roth y Comas

El Betis E. Plus puede igualar en Fuenlabrada la peor serie de derrotas del club en ACB, con ocho. Tanto en la 2014-15 como en la 2008-09 hubo cambio de técnico.

13 mar 2017 / 23:25 h - Actualizado: 13 mar 2017 / 23:40 h.
  • Zan Tabak, durante el partido del domingo ante Gran Canaria. / Raúl Caro (Efe)
    Zan Tabak, durante el partido del domingo ante Gran Canaria. / Raúl Caro (Efe)

De las siete derrotas en serie que acumula el Real Betis Energía Plus, la del pasado domingo ante el Herbalife Gran Canaria fue la más abultada (70-89), el único partido donde llegó al último cuarto prácticamente sin opciones. No es menos cierto que era el rival más cualificado de esta fase, que ya le ganó en la primera vuelta por 20 puntos, y que dista de ser la peor derrota del curso, que también consignó en San Pablo ante Baskonia (60-94). Ocurre que la sensación que transmite el equipo es de estancamiento cuando casi ha tocado fondo, y ni siquiera con la incorporación de un buen jugador como es DeAndre Kane el Betis ha logrado mejorar su juego. Así, todos los focos se colocan sobre el entrenador, Zan Tabak, que se va a jugar su futuro, probablemente, en la cancha del equipo que dirigiera la pasada temporada, el Fuenlabrada. Hasta ahora, en las oficinas del San Pablo mantenían la confianza en el croata, pero la mala imagen del equipo, silbado por su afición, empieza a alimentar las dudas. La reacción no llega.

Si cae en Fuenlabrada el próximo domingo, el Real Betis igualará la peor racha de derrotas de la historia del club, que el domingo celebraba su partido 1.000 en la ACB, en el año de su trigésimo anivesario. Ocho derrotas seguidas ha sumado en dos ocasiones anteriores: en la 2014-2015, el entonces Baloncesto Sevilla, después de ganar al Barcelona en casa (85-74), caía en las siguientes ocho jornadas. Scott Roth era cesado y Javier Carrasco, su ayudante, como lo es ahora de Tabak, dirigía al equipo en Tenerife. La siguiente semana tomaba las riendas Luis Casimiro, que salvaba al equipo del descenso. La figura de Tabak no está, ni por asomo, tan cuestionada como entonces la de Scott Roth, el entrenador que llegó con Jefferson Capital Funding. La situación y el ambiente no tienen nada que ver, otra cosa son los resultados.

En la 2008-2009, en la racha de ocho derrotas el Cajasol tuvo hasta tres entrenadores. Tras ganarle al Madrid (109-116), el equipo de Manel Comas se desploma. Ángel Jareño, su ayudante, dirige al equipo ante Pamesa y a continuación el club ficha a Pedro Martínez, que arranca su etapa ante Gran Canaria. Le cuesta pero el equipo gana a Manresa y con muchas dificultades ayuda al conjunto sevillano a mantenerse un año más en la ACB, con sólo diez victorias en 32 partidos (como este año había 17 equipos).

Las siete derrotas igualan la racha de la 2003-2004 con Gustavo Aranzana, que a mitad de ejercicio tenía al equipo octavo y jugó la Copa (asegurada como anfitrión pero también por clasificación). El preparador de Valladolid acabó la temporada, y el Caja acabó en el puesto 12 con 15 victorias, a una del play off. Hay otra temporada con racha de siete derrotas: la primera en la ACB. En el debut de la 89-90, el Caja de Alberto Pesquera perdía sus siete primeros partidos.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016