jueves, 19 enero 2017
Baloncesto

El líder sevillano del líder Oviedo

Víctor Pérez cumple su quinta temporada en el club asturiano de baloncesto, donde es capitán de un equipo que sigue creciendo. Fue campeón de LEB Plata y ahora lidera la LEB Oro.

22 dic 2016 / 13:43 h - Actualizado: 22 dic 2016 / 13:51 h.
  • El líder sevillano del líder Oviedo
    Víctor Pérez, en un partido del Unión Financiera B. Oviedo.

TAGS:

Es el único jugador sevillano en la élite del baloncesto español, aunque a Guillermo Corrales, el base del Cáceres, también se le podría considerar como tal aunque no naciera en la capital hispalense. Ambos, junto al murciano José Antonio Marco, que comparte vestuario con Corrales, son los únicos canteranos del Caja en LEB Oro; en la Liga Endesa sólo está el onubense Fran Cárdenas, enrolado en las filas de Obradoiro. Habla a las claras de la dificultad en general de abrirse paso hacia el profesionalismo en el baloncesto y en particular desde la cantera sevillana. Víctor Pérez, hermano del mítico Raúl Pérez, cuya camiseta con el número 9 luce retirada en el pabellón San Pablo, vive, a sus 34 años, una etapa plena en las filas del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, del que es capitán y referente, el actual líder de la LEB Oro y un proyecto modelo de crecimiento bien estructurado.

Víctor llegó a la capital del Principado hace cinco temporadas, entonces para jugar en LEB Plata. En dos de las tres últimas campañas han disputado los play off de ascenso a la Liga ACB, incluidas unas semifinales en la 2013-2014. «Aquí he encontrado una estabilidad y estoy muy identificado con el club. Venía de una temporada no muy buena a nivel deportivo y decidí venir a jugar en LEB Plata aunque incluso tuve ofertas para jugar fuera de España. En Oviedo me han hecho sentirme importante, me siento muy querido en un club muy familiar, cercano pero con mucha ambición, que ha tenido un crecimiento social y deportivo muy importante», explica el escolta sevillano, que ha regresado unos días para pasar las Navidades en casa, donde disfrutará de ese liderato en solitario tras la victoria en Vitoria ante Sáenz Horeca Araberri (75-86).

Oviedo está dirigido por un excajista, Carles Marco, base del Caja San Fernando entre 2007 y 2009. Víctor lo conocía de aquella época, en la que hizo amistad con su hermano Raúl. «Es su segunda temporada como primer entrenador. Es muy meticuloso, como lo era de jugador, pero da mucha confianza, establece unas pautas claras pero da libertad y logra que cada jugador dé lo mejor. Con un equipo nuevo, desde pretemporada ha habido muy buena química y confianza en el trabajo, y hemos sido competitivos en todos los partidos».

De los últimos nueve encuentros, Oviedo sólo ha perdido uno. En su pista del polideportivo Pumarín no conoce la derrota. «Llenamos siempre (1.600 aficionados). El club tiene unos 1.200 socios. Hay un gran ambiente y mucha ilusión y ahora más, que tenemos la posibilidad de organizar la Copa Princesa como anfitriones (si ganan el próximo partido al colista FC Barcelona ganarán ese derecho asignado al líder al término de la primera vuelta. Se enfrentarían al segundo clasificado)».

De la plantilla destaca «su versatilidad», con aleros altos que pueden defender dentro y también en el perímetro, y el concepto equipo por encima de todo, aunque destacan dos jugadores, el pívot brasileño, de 18 años, cedido por el Real Madrid Felipe Dos Anjos (2,18) y el base Dani Pérez. «Felipe tiene proyección NBA, es una esponja. Algún día podremos decir que jugamos con él. Y Dani es de los dos o tres mejores bases de la liga».

Víctor acaba de volver a las canchas después de una baja por una lesión inusual. «Fue el típico bocadillo, en un choque con Felipe en un entreno. Pero se formó un coágulo y el proceso de recuperación es lento, pero ya está superado».

Es Oviedo una entidad donde impera el sentido común. «Años atrás han renunciado a subir porque no querían endeudarse. Es un club que cumple con sus pagos». Soñar con la Liga ACB es difícil porque «el salto económico es enorme (con el canon y el mínimo presupuesto obligado para el plantel supera los 7 millones de euros). Ahora mismo es imposible si esas condiciones no cambian».

La responsable de comunicación y patrocinios del club es la onubense Cristina Romero, pareja de Víctor. Desde que trabaja en el club, Oviedo ha pasado de contar con 13 empresas patrocinadoras a más de 50. El baloncesto en Oviedo ha ido ganando un peso específico enorme y en gran medida la profesionalidad de toda su estructura es la clave de todo.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016