lunes, 24 septiembre 2018
Baloncesto

«Tengo datos de más de mil jugadores»

ENTREVISTA. Desde que llegó Asier Alonso a Sevilla casi no ha salido de su oficina en San Pablo. Son los días y las semanas más trascendentes en su trabajo, con la configuración de una plantilla que no tendrá otra misión que la de subir al Betis EP a la Liga ACB.

14 ago 2018 / 23:37 h - Actualizado: 14 ago 2018 / 23:54 h.
  • Asier Alonso posa en las oficinas del club en San Pablo. / Manuel Gómez
    Asier Alonso posa en las oficinas del club en San Pablo. / Manuel Gómez

De Vitoria a Sevilla, de Araberri al Betis, del menor presupuesto al mayor en la LEB Oro. A Asier Alonso lo apodaron en el mundillo el ‘mago’ de Araberri, pero en realidad su capacidad para detectar talentos y apostar por ellos tiene poco que ver con la magia, sino con una enorme capacidad de trabajo, que parte de una pasión por el baloncesto que no entiende de horas en el reloj.

¿Cuántos jugadores están en la base de datos de su ordenador?

El año pasado acabé la temporada con 950 jugadores, ahora estamos en algo más de mil. Hay que incorporar cada día jugadores y quitar otros porque firman en ligas que les llevan a un status superior. Me gusta ver la liga universitaria americana, y todas las ligas europeas. Hay que ver cuáles son parecidas a la LEB Oro en cuanto a nivel deportivo y económico. Por eso no miro mucho la Pro A francesa, porque son jugadores que no van a venir a una segunda liga española. Me gusta especialmente seguir a los rookies universitarios y ligas parecidas a la LEB Oro, como puede ser la segunda alemana, o cualquier primera liga de nivel medio. La Liga de Desarrollo de la NBA también, aunque los salarios están subiendo mucho y hasta para un club como el Betis es difícil, aunque no es imposible y por eso la sigo.

¿Cómo es el proceso de conocer al jugador más allá de sus estadísticas?

Antes de venir aquí no tenía recursos, así que tiraba de contactos de entrenadores de distintas universidades que pueden conocer a su entorno, su propio entrenador o ayudantes, incluso he llegado a hablar con amigos de los jugadores o agentes que te dan información. En el Betis tenemos la suerte de que Juanma (Rodríguez) ha sido scout NBA y tiene muchos contactos, con un par de llamadas te pueden dar muchas referencias de cuál es su comportamiento diario, dentro y fuera de la pista. Antes yo tenía que tirar incluso de redes sociales para contactar con ellos, una forma un poco más artesana. En el Betis es más profesional, sobre todo por los contactos de Juanma es más fácil saber cómo se comportan en el día a día. Eso lo estamos haciendo con todos los que están viniendo.

¿Por qué elige a Dee para Araberri, pese a que llevaba un año sin jugar?

El perfil en Araberri era diferente por el presupuesto que manejaba. Tenía que ser jugador que saliera de lesión o que lleva meses fuera de la dinámica de un equipo, fue el caso de Wintering, Johnny Dee no jugó aquel año por una experiencia que tuvo, porque él es mormón y estuvo un año entrenando a niños. Le conocía de la universidad, de San Diego Toreros, de la misma conferencia que Wintering y sabía que el talento lo tiene, jugó en su último año en USA a un nivel espectacular. Era arriesgado porque es americano y llevaba un año sin jugar, pero otros equipos no se arriesgan y Araberri sí lo hace. Wintering, igual, llevaba ocho meses lesionado. Demostraron en LEB Oro que tienen un nivel incluso superior.

Están apostando sobre seguro hasta ahora. ¿Arriegarán con algún jugador más desconocido?

Planteamos unos criterios generales y uno de ellos es tener jugadores con experiencia en la liga y sobre todo que hayan estado en las mismas situaciones para cumplir el objetivo del Betis, jugadores que han ascendido o que han estado en buenos equipos estando con la opción de estar entre los primeros. Antes con Araberri tenía que arriesgar mucho más por el presupuesto y porque el objetivo era la permanencia. Aquí es diferente. Antes, cuando arriesgaba y veía que había acertado, sobre todo me quedaba muy tranquilo. En el Betis puedes arriesgar en uno o dos jugadores máximo, dentro de una plantilla de 11-12. Depende de lo que haya en el mercado, porque nos faltan tres jugadores interiores y no sabemos todavía si tenemos que arriesgar, es el mercado más complicado.

—¿Tiene más presión en el Betis?

Es otra presión. En Araberri se salió al final muy tarde, en agosto, y el objetivo era la permanencia, aunque si se descendía no era un fracaso porque haciendo la plantilla a finales de agosto y con ese presupuesto sinceramente era lo normal. Aquí la presión es más alta porque el objetivo es ascender a ACB y hay otros equipos súper importantes. Cada vez está entrando más dinero en la liga y aunque hay equipos que no dicen que el objetivo es el ascenso, pueden conseguirlo. Hay seis-siete equipos: está Palencia, Oviedo, Melilla, Bilbao, Palma, Ourense, puede estar Coruña y puede haber alguna sorpresa, como Tau Castellón...

¿Algún equipo le está sorprendiendo en este mercado?

Hay que esperar a ver cómo se configuran todas las plantillas, porque ahora hay dos-tres plantillas como Granada o Valladolid que ya las han terminado, pero el resto andamos en siete-ocho jugadores. Bilbao, por presupuesto y lo que está fichando y Melilla, quizás sean los dos más fuertes. Palma se ha reforzado muy, muy bien. Me ha sorprendido porque es un equipo que estuvo abajo luchando hasta el final por la permanencia y han hecho un equipo para ascender. Tienen un buen juego interior, con Fran Guerra, un pívot importante de esta liga.

Después de ejercer tantos años en Baskonia de entrenador, ¿por qué no se decidió por ese camino?

En Baskonia estuve ocho-diez años como entrenador en la cantera y llegó un momento que Araberri quería reestructurar el club, después de una temporada muy mala en LEB Plata, descendió pero salvó la plaza en los despachos. Me llamaron, no tenía experiencia pero sí conocimiento de jugadores, me dieron libertad cien por cien y me encantó. Es verdad que los resultados acompañaron y a partir de ahí continué en LEB Oro y ya vi que estaba más motivado en este camino de la dirección deportiva que como entrenador. Como entrenador aprendí mucho, me lo pasé bien pero llegó un momento en que me motivaba más este trabajo. Cuando acabó la temporada pasada sentí que hasta aquí habíamos llegado. Y llegó la oferta del Betis en el momento oportuno.

¿Quién le llema del Betis?

Fernando Moral, el presidente. Después me reúno con Miguel Ángel Jiménez y cuando llegamos a un acuerdo me llama Juanma y me cuenta el proyecto y las funciones que iba a tener. Me convencen porque el proyecto es bonito y tiene unas aspiraciones a las que yo no estaba acostumbrado, en el proceso de aprendizaje para mí es un salto. En Vitoria era todo muy casero y aquí hay más medios, es un club ACB. En Araberri estábamos el presidente, el secretario y yo.

¿Cómo va a jugar el Betis?

Queremos que nuestros jugadores tengan una capacidad defensiva y un nivel físico potentes para la LEB Oro y jugadores con talento ofensivo, que no dependamos de un solo jugador. Es verdad que hasta que no se configure la plantilla es un poco pronto para decir cómo va a jugar el Betis, porque el estilo de juego puede variar en función de cómo cerremos el juego interior.

Parten con la mejor pareja de bases de la liga.

Si cerramos definitivamente a Costa, serán dos bases con experiencia en la liga. Costa ascendió con Burgos, con Manresa, tiene experiencia en ACB y es muy joven; Dani Rodríguez es un jugador experimentado, con respeto arbitral, la liga le respeta mucho, y esa mezcla de juventud y experiencia es muy interesante.

¿Hay opción de fichar a Burjanadze?

Está muy cerca del Gipuzkoa, los jugadores que están en ACB si tienen una mínima opción se agarran a esa posibilidad, no está descartado pero en un 99% acabará allí. Ha demostrado que puede jugar en ACB y además es cupo de formación.

Llamó la atención que dejasen ir a Iván Cruz.

Ha demostrado que es muy buen jugador, seguro va a ser de los importantes de la liga. Pero el club, después de la temporada pasada, decidió hacer borrón y cuenta nueva y hacer una plantilla desde cero. Somos conscientes de que será uno de los mejores de la liga pero ese es el motivo. Con Uriz y Franch, igual.

¿Urtasun y Alfonso?

Hemos hablado con ellos, les hemos explicado el proyecto y ellos deciden si se quedan o no, porque seguro que tienen ofertas.

¿Cómo fue compartir vestuario con Scola, Calderón, Prigioni, Nocioni Splitter...en el Tau de Ivanovic?

Un sueño, porque algo así no se olvida. Cuando entras en la escuela del Baskonia con 9 años, te pasan a cantera y cada año vas pasando de etapa, y te llega esa oportunidad.... Entras en un vestuario así te tiemblan las piernas. Recuerdo la primera pretemporada, tenía 19 años, los primeros viajes con ellos, tengo flashes de entrenamientos, de conversaciones, compartir habitación con Scola, conversaciones con Calderón, eran chicos bastante sencillos, ya eran estrellas aunque jóvenes, y un vestuario muy unido. Me tenían cariño porque yo era el júnior, había empatía, me ayudaban.

¿Habrá algún canterano en la plantilla finalmente?

La idea es potenciar la cantera de alguna forma, de momento nos llevamos a varios a la concentración a Sierra Nevada y allí veremos el nivel. En la dinámica semanal la idea es que ayuden al equipo y el tiempo y el trabajo de ellos dirá. En LEB Oro la parte positiva es que el salto para los canteranos no es tan grande como en ACB. Con los tres interiores más buscamos, serían once jugadores y veríamos si apostamos por un canterano con ficha del primer equipo o sin ficha o si nos hace falta algo más para el salto de calidad, que sería un exterior. En dos semanas decidiremos.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016