domingo, 17 diciembre 2017

Cierre de filas en tornoa Setién

Andrés Guardado, capitán y peso pesado del Real Betis, salió al paso de las críticas sobre el técnico con un mensaje similar al de Serra Ferrer: «En el vestuario estamos a muerte con el entrenador y la camiseta»

08 dic 2017 / 09:00 h - Actualizado: 07 dic 2017 / 21:45 h.
  • Quique Setién ofrece una charla a la plantilla previa al primer entrenamiento de sus jugadores, ayer, en la ciudad deportiva. / Jesús Barrera
    Quique Setién ofrece una charla a la plantilla previa al primer entrenamiento de sus jugadores, ayer, en la ciudad deportiva. / Jesús Barrera

Si el pasado martes fue Lorenzo Serra Ferrer el encargado de transmitir un mensaje de apoyo y tranquilidad en torno a Quique Setién, ayer fue Andrés Guardado el que lanzaba un mensaje similar sobre la figura del técnico. El mexicano, que ostenta uno de los cuatro brazaletes de capitán que hay en el vestuario heliopolitano, fue contundente a la hora de explicar cómo se toma la situación la plantilla: «No escondemos en el vestuario lo que está pasando, sobre todo por las sensaciones. Hemos llegado a la conclusión de que esta racha no es positiva y sólo se soluciona con trabajo. El grupo está bien, unido y a muerte con el entrenador, eso quiero dejarlo muy claro», señaló.

Las críticas al equipo y a la figura del entrenador se incrementaron tras la imagen ofrecida en el último partido liguero en el que el Betis cayó derrotado frente a Las Palmas. Serra Ferrer dijo haber constatado «el compromiso de los jugadores con el entrenador» en la reunión que tanto el presidente de la entidad, Ángel Haro, como el vicepresidente José Miguel López Catalán, así como el propio Serra y los capitanes, mantuvieron esta semana con Quique Setién. Palabras que más tarde se ha encargado de repetir el propio Guardado, que también participó en el encuentro: «Dentro del grupo hay que mantener la calma. No puede quedar dudas de nuestro compromiso con nuestro entrenador y la camiseta que portamos». El mexicano volvió a insistir en la idea cuando fue cuestionado sobre si el equipo le había hecho la cama al entrenador. «Hay que entender que esto es fútbol y que cuando las cosas no van bien sale mucha basura. Si hiciéramos caso a todo lo que se dice, más de uno ya se habría retirado. No tenemos que dejarnos influir», espetó.

La comparecencia del internacional sirvió, por tanto, para reforzar el discurso del vicepresidente deportivo, que deja muy a las claras la intención de todas las partes implicadas –comisión deportiva y jugadores– para dar normalidad a lo que desde el propio club entienden como una mala racha de juego y resultados y no, como se ha apuntado desde varios foros, el fracaso de un proyecto deportivo que había ilusionado a la afición al principio de temporada.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016