domingo, 17 diciembre 2017

La confianza y las desgracias (0-2)

El Cabecense explota la ansiedad del Gerena gracias a una demostración de acierto. Lúa, soberbio. Marco apagó el conato de rebelión de los anfitriones. Jesús Mari y Chapi generaron una continua sensación de peligro en la definición.

06 dic 2017 / 17:48 h - Actualizado: 06 dic 2017 / 21:09 h.
  • Migue Sánchez presiona a Lúa, autor del 0-2. / Manuel Gómez
    Migue Sánchez presiona a Lúa, autor del 0-2. / Manuel Gómez
  • Los jugadores del Cabecense celebran uno de los goles. / Andrés Gómez González
    Los jugadores del Cabecense celebran uno de los goles. / Andrés Gómez González

En el más absoluto silencio y con el rostro magullado por las desgracias y el infortunio. Sin apenas variantes y con el cansancio grabado en el mono de faena. El Gerena claudicó sin condiciones ante un Cabecense certero, sacrificado, solidario y con un tipo de altura mínima que es sinónimo de fútbol y talento. Lúa dinamitó un compromiso de nivel gracias a una interpretación diferente de un deporte de lenguaje universal. El fútbol según los inteligentes. El extremo monopolizó el peligro de la formación del Carlos Marchena en el flanco siniestro, anotó el 0-2 y participó de forma activa en una coreografía perfecta de un concepto táctico made in Héctor Cúper que Antonio Jesús Falcón ha inoculado en el ADN de su tropa: la contra.

De inicio, el entrenador del Gerena, Alejandro Ceballos, con las ausencias como principal enemigo, apostó por un 1-4-2-3-1 con Pavón como falso ‘9’ y Sergio Navarro de extremo zurdo. El inicio fue alentador. Pavón y Javi Medina percutieron con rabia antes de que Chapi, talento natural, replicara en la primera aparición del Cense en zona hostil. Y cuando el crono cumplió el primer tercio del capítulo inaugural, el 0-1. Un gol para grabar en vídeo y repetir junto al brasero de picón. Ismael dibujó un servicio al hueco hacia Chapi, que escapó de su par, dirigió su carrera hacia la línea de fondo y, en un gesto de chico VIP, alzó la mirada para componer la cabalgada de Jesús Mari, el mágico ‘10’ y demoledor ante Valles.

El gol multiplicó la ansiedad del Gerena, que cometió errores defensivos a causa de una interpretación errónea del repliegue. Sin las espaldas protegidas, Ismael y Mario Oreca debieron soportar el hostigamiento continuo de Chapi. El Gerena nunca renunció al combate. Sergio Navarro repitió fuga a balón parado antes de que el guion explotara sin aviso previo. Chapi avistó un servicio sin destino, acomodó el cuero a su bota y sonrió en el momento de la verdad.

El ex del CP Cacereño conectó con Lúa, demoledor. El carrilero controló el esférico con el interior, amortiguó la potencia del envío, acarició la bola y cabalgó sin miedo hacia la meta de Valles. En unos metros burló la presión de un enemigo y, ya en el interior del área, cruzó el balón con clase. Una diana digna de otra categoría. El enésimo contratiempo aniquiló la paciencia del Gerena. Ceballos, sin apenas recursos a los que reclutar en el banquillo, maldijo el destino y confió en la calidad colectiva para revertir un panorama revelador.

Antonio Jesús Falcón, el hombre que liberó el bloqueo mental del Cabecense, reiteró su fe en una pizarra que funcionó con precisión suiza en el primer período. Schuster mantuvo el tipo como pieza de contención y Jesús Mari, liberado de funciones defensivas, se dedicó a generar superioridad numérica en la zona de enganche. El ‘10’ indultó a Valles en la resolución de una contra que neutralizó la madera. El Gerena, que recurrió a Raúl Vega en el tiempo de consignas para ganar presencia ofensiva, insistió gracias a dos ataques furtivos de Javi Medina, un foco de luz en la oscuridad del infortunio y la desgracia.

Sin apenas aliento, el bloque rojinegro asió la bandera de la rendición. Fue en el tramo decisivo y después de que Chapi tratara de explotar su talento con un gol imposible. Con una muerte súbita que fue respiración contenida hasta que el colegiado señaló saque de meta. El último mensaje. La última acotación de un encuentro de tendencias opuestas.

Ficha técnica:

CD Gerena: Valles, Sedeño (Tomás Girón 81’), Toni, Cabana (Raúl Vega 45’), Mario Oreca, Ismael, Pavón, Kiki, Sergio Navarro, Javi Medina y Migue Sánchez.

CD Cabecense: Marco, Francis, Franco, Javi Salas, Valverde, Schuster, Lúa (Alvi 90’), Dani, Chapi (Jesús Vega 84’), Jesús Mari e Ismael (Enrique 77’).

Goles: 0-1 Jesús Mari (16’). 0-2 Lúa (38’).

Árbitro: Vaca Núñez (Cádiz). Amarilla a los locales Sedeño, Mario Oreca y Sergio Navarro; y a los visitantes Francis, Franco e Ismael.

Incidencias: 250 espectadores en el José Juan Romero Gil. Presencia de aficionados visitantes.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016