martes, 13 noviembre 2018

Loren o cómo ser el héroe por ‘necesidad’

El delantero malagueño anotó un doblete y firmó una asistencia ante el Jumilla. Es, junto a Sergio Navarro, el único ‘9’ nato de la plantilla

09 sep 2015 / 17:20 h - Actualizado: 09 sep 2015 / 17:35 h.
  • Loren cabecea un balón aéreo en el encuentro ante el Jumilla. / Inma Flores
    Loren cabecea un balón aéreo en el encuentro ante el Jumilla. / Inma Flores

Lorenzo Jesús Morón García, Loren, se ha ganado por méritos propios el papel de héroe por accidente en el Real Betis B del linense Juan Merino. El delantero marbellí, de 21 años y con apenas una decena de partidos en Segunda División B como atractiva carta de presentación, ha asumido el rol de ‘9’ referencia desde que se clausuró el mercado de fichajes en Segunda División B. La secretaría técnica del departamento de cantera heliopolitana buscó hasta última hora a un goleador que se uniera al ex del Vélez y al jovencísimo Sergio Navarro en la lista de killer.

Sin embargo, el anhelado artillero no aterrizó en la Avenida de La Palmera y Loren se disfrazó de Álex Alegría, ahora en el Numancia, para madurar a la velocidad de la luz. Ante el Jumilla murciano, el costasoleño anotó un doblete y firmó una asistencia de gol. Una participación sobresaliente que la afición de Los Bermejales premió con una sonora ovación al cierre del choque. El ‘9’ recaló en la fábrica de Heliópolis en el mercado invernal de la campaña 2014-15, en la que apenas computó 10 partidos, dos con el dorsal de titular, y acumuló 279 minutos. Loren fue desde que era un crío uno de los activos mejor valorados del prestigioso Peña Los Compadres de Marbella, el club en el que maduró antes de buscar el éxito en el mundo del fútbol profesional.

Precisamente, el Marbella aprobó su fichaje en la temporada 2009-10, en la que el entonces espigado delantero facturó 13 goles en la exigente Liga Nacional juvenil. El Vázquez Cultural, con el que compitió en División de Honor, fue su último periplo antes de emigrar ya en sénior a la UD Marbella, con la que ascendió a Segunda División B en 2014 tras vivir una cesión en el Unión Estepona. En el filial heliopolitano convivió a la sombra de Álex Alegría antes de asumir el papel de héroe por accidente. De forma prematura y sin previo aviso


Todos los vídeos de Semana Santa 2016