jueves, 19 enero 2017

Un granero de talento y futuro

El delantero Iván Navarro es el séptimo exponente del Gerena en firmar por el Real Betis B después de brillar en el conjunto minero. Rafa Navarro, Juanjo, Sergio Navarro, Paco, Nacho y Kiki, sus antecesores.

07 ene 2017 / 13:06 h - Actualizado: 07 ene 2017 / 13:23 h.
  • Un granero de talento y futuro
    Rafa Navarro fue el primer jugador del Gerena en firmar por el Real Betis B. Fue en 2014.
  • Un granero de talento y futuro
    Juanjo, uno de los héroes del play off de ascenso de la 2014-15, es clave en el Real Betis B actual.
  • Un granero de talento y futuro
    Juanjo, uno de los héroes del play off de ascenso de la 2014-15, es clave en el Real Betis B actual.
  • Un granero de talento y futuro
    Paco, clave en el Gerena 2015-16, trata de ser protagonista en el Betis B. Concurso testimonial. / Betisweb
  • Un granero de talento y futuro
    Sergio Navarro emigró a Gerena en busca de la madurez. Retornó al RBB el pasado verano.
  • Un granero de talento y futuro
    Kiki firmó por el Gerena procedente del San José. En verano se enroló en el filial heliopolitano.
  • Un granero de talento y futuro
    Canterano de Real Betis y Sevilla FC, el extremo del Gerena buscará triunfar en Los Bermejales.

José Juan Romero encumbró al Gerena a la escaleta de los telediarios de las cadenas provinciales gracias a las hazañas que protagonizó en Liga y en la Copa Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Desde aquel histórico play off de ascenso ante el Pobla de Mafumet, el cuadro minero exhibió el papel de revelación. De repente fue un manantial de talento seductor para el Real Betis, que desde que en el verano de 2014 recuperó para la causa al lateral diestro Rafa Navarro, ahora en la primera plantilla, ha reclutado a siete jugadores que han brillado con luz propia en la formación de la Ruta de la Plata.

El encargado de inaugurar el puente imaginario entre Gerena y la Ciudad Deportiva Luis del Sol fue Rafa Navarro, un lateral diestro criado en la cantera del RBB y que buscó un porvenir a las órdenes de José Juan Romero Gil. El de Valencina firmó una hoja de servicios sensacional en la 2013-14, en la que disputó 32 partidos, 31 de titular, en el grupo X de Tercera División. En el verano de 2014, el recién nombrado director deportivo de la fábrica de Heliópolis, Pedro Buenaventura, formalizaba el retorno de un carrilero que fue clave para Juan Merino en la campaña del regreso a Segunda División B.

Con el filial en la categoría de bronce del fútbol nacional y José Juan Romero dibujando una etapa de transición en un Gerena de calculadora de tres dígitos aterrizaron en la Avenida de Italia dos nuevos elementos procedentes del cuadro minero, el lateral diestro Juanjo y el central Nacho. Sus últimas experiencias en la formación rojinegra durante el curso 2014-15, en el que ambos experimentaron el dulce sabor del éxito con la disputa de los 1/4 de final de la Copa Federación y la finalísima del play off de ascenso, una ruleta rusa en la que se lamentaron desconsolados después de sucumbir ante el Pobla de Mafumet. El central Nacho fue clave después de computar, a las órdenes de José Juan Romero, 47 compromisos, 46 de inicio, mientras que Juanjo ejerció en el lateral diestro en 43 envites, 41 con el ‘2’. Nacho alternó luces y sombras con Juan Merino, Gustavo Sánchez y el propio José Juan, mientras que el concurso de Juanjo, que ahora es clave, fue testimonial.

Tras el adiós de José Juan Romero rumbo al RBB, el Gerena confió su nuevo proyecto a Diego Román, que ha mantenido la esencia virginal de una idea que nació en 2006 con vocación revolucionaria. En la campaña anterior, hasta tres jugadores que lucían la casaca rojinegra se reivindicaron para asaltar el mapa del profesionalismo en la Ciudad Deportiva Luis del Sol. Kiki, un desconocido hasta que el técnico de Gerena descubrió sus dotes de cerebro atrevido en la AD San José, Paco, un defensa multiusos de ADN guerrero, y Sergio Navarro, un delantero que se ha adaptado a las necesidades del guión con un tipo de camuflaje, se enrolaron en el filial de la entidad del Benito Villamarín el pasado estío. Con el beneplácito del entrenador y después de ser claves en la Ruta de la Plata.

En la 2015-16, Kiki disputó 35 choques y Paco 36, mientras que Sergio Navarro, que recaló en calidad de cedido en invierno, se reivindicó con 15. Otro Navarro, Iván de nombre y delantero de profesión, completará el cuaderno de viajeros que un día abandonaron Gerena con el sueño de triunfar en La Palmera. El séptimo de caballería.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016