jueves, 20 septiembre 2018

Una nueva forma de proclamar la rebelión (0-4)

La Estrella San Agustín, a las órdenes de un joven rebelde, arrasó el Guadalquivir en un ejercicio de ambición y estrategia intrépida. El Coria se inmoló con una impropia intensidad defensiva

25 feb 2018 / 18:38 h - Actualizado: 25 feb 2018 / 18:44 h.
  • El coriano Curro controla el esférico bajo la presión de Toni, autor de un triplete. / Jesús Barrera
    El coriano Curro controla el esférico bajo la presión de Toni, autor de un triplete. / Jesús Barrera

En el cine, entre palomitas y nachos con extra de queso, Los últimos de Filipinas resistieron en la soledad del templo con una misión obsesiva: sobrevivir y forjar a sangre, hambre y fuego su propia identidad. La Estrella San Agustín, a las órdenes de un joven rebelde, Bernardo Pérez, arrasó el Guadalquivir en un ejercicio de ambición y estrategia intrépida. El Coria, con un rostro desconocido, se inmoló con una impropia intensidad defensiva. El registro final confirma las sensaciones en el césped. Fiel respuesta a 90 minutos de tensión y sed.

Cuando el crono apenas había gastado sus manecillas, Álex Pérez, el más astuto del patio, ganó un envío aéreo y prolongó hacia el balcón del área un balón sin aparente destino. Toni, el protagonista de la cita, amortiguó el control, cabeceó el esférico, fintó a su par, amagó con disparar y, con el hueco libre, batió a Isco. Antonio Manuel Racero, Puma, el hombre que nunca firma la rendición, gritó en forma de estímulo. Matías replicó antes de que Llera, reflejos felinos, desviara a saque de esquina su conato de incendio. Y, de repente, el silencio.

En un gesto de incredulidad, Isco maldijo la parsimonia de la retaguardia anfitriona cuando Roca fusiló su arco en el desenlace de una falta lateral que botó Lolo y validó Aranda. En plena sesión de desconcierto, Aranda repitió fuga antes de que Toni, que facturó un triplete, rematara a placer en el segundo palo un balón botado desde el saque de esquina. La madera evitó el caos en un lanzamiento de Lolo. El técnico anfitrión trató de buscar una solución inmediata con Idrissa Cissé y el carrusel de relevos en el tiempo de consignas.

Los anfitriones ingresaron en el césped tras la reanudación con un plus de intensidad y Dani Casado flirteó con el gol antes de que el pánico y la intriga explotaran con el 0-4 definitivo de Toni, que cabalgó por el flanco diestro antes de firmar una vaselina picada que sorprendió a Isco, que clavó la mirada en el suelo en un gesto de incredulidad.

Ficha técnica:

Coria CF: Isco, Luis Sánchez, David Feito, Jony (Rubén Sánchez 45’), Jaime Otón (Pablo Domínguez 65’), Israel, Dani Casado, Matías (Idrissa Cissé 31’), Selu (Curro 45’), Manu Fidalgo (Juli 63’) y Jaime (David Alfonso 45’).

Estrella San Agustín CF: Llera, Enrique, Jaime, Alberto, Roca (Barry 83’), Fran Sánchez (Ballesteros 80’), Toni (Dani Juliá 75’), Lolo, Aranda (Manu Palma 56’), Álex Pérez y Sergio Rodríguez (Brian 78’).

Goles: 0-1 Toni (04’). 0-2 Roca (18’). 0-3 Toni (35’). 0-4 Toni (58’).

Árbitro: Casana Martínez (Córdoba). Amarilla a los locales Jaime Otón, Israel, Juli, Pablo Domínguez y Rubén Sánchez; y a los visitantes Fran Sánchez, Aranda y Manu Palma.

Incidencias: 500 espectadores en las gradas del Guadalquivir. Nutrida presencia de aficionados visitantes.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016