sábado, 17 noviembre 2018

David Ferrer y la mejor Copa Sevilla

El alicantino, que ha anunciado su retirada para 2019, coincidió en 2001 sobre el albero del Tenis Betis con Rafa Nadal, Verdasco, Feliciano y Marc López.

29 ago 2018 / 23:59 h - Actualizado: 30 ago 2018 / 00:18 h.
  • Ferrer, a hombros de Rafa Nadal, Feliciano López, Marc López, Roberto Bautista y Pablo Carreño en la eliminatoria de Copa Davis de Valencia. / Efe
    Ferrer, a hombros de Rafa Nadal, Feliciano López, Marc López, Roberto Bautista y Pablo Carreño en la eliminatoria de Copa Davis de Valencia. / Efe
  • Cuadro de la Copa Sevilla de 2001.
    Cuadro de la Copa Sevilla de 2001.

TAGS:

La Copa Sevilla dará el próximo fin de semana el pistoletazo de salida a su 56 edición, con un cuadro de preclasificados que apunta a uno de los de mayor nivel de su ya larga historia. Si se confirma la lista de entradas, no sólo estarán dos jugadores por debajo del puesto 90 del ranking ATP, Jaume Munar y Roberto Carballés, sino también otros jugadores que están muy cerca de dar el salto a los grandes torneos junto a veteranos ilustres que están entre los grandes del tenis, como Tommy Robredo o Nicolás Almagro. También una de las grandes esperanzas andaluzas, junto a Carballés, Alejandro Davidovich, campeón júnior de Wimbledon. Entre el futuro y el pasado más brillante se ha movido siempre este prestigioso y entrañable torneo, por el que han pasado los mejores.

Como muestra, y ahora que David Ferrer ha anunciado su retirada para 2019, queda el cuadro del año 2001, que hoy en día sería digno de uno de los mejores torneos del mundo. Entonces eran grandes promesas que habían despuntado en categorías inferiores, y que se acabaron convirtiendo en estrellas planetarias, jugadores que han dejado su impronta en la historia de este deporte. Justo diez años después de aquel torneo en el albero de El Porvenir, se juntarían de nuevo en Sevilla para ganar una Ensaladera de Plata en el estadio de La Cartuja, con victorias inolvidables de Rafael Nadal y David Ferrer ante Argentina.

Hace 17 años, Marc López, hoy día uno de los mejores doblistas del mundo, campeón de Roland Garros junto a Feliciano López, del Torneo de Maestros junto a Marcel Granollers y del oro olímpico de Río junto a Rafa Nadal, era el número uno de la Copa Sevilla. Ocupaba el puesto 130 del ranking ATP. Una de las wild cards fue para Rafael Nadal, que aún no tenía puntos ATP. Su victoria ante Israel Matos en primera ronda le dio los primeros y la semana siguiente aparecía en el puesto 1002 de la lista profesional. Otra invitación de la organización fue para Fernando Verdasco, 455 de la ATP, que cayó en primera ronda ante Quino Muñoz. El 259 del ranking era David Ferrer, que entonces contaba con 19 años. Era su primera temporada en el circuito challenger, y ya había conseguido un título, en Sopot (Polonia).

En el Tenis Betis, el alicantino no superó la primera ronda, cayendo ante el australiano Todd Larkham, por un doble 6-4. Éste alcanzaría la final, que ganó el italiano Stefano Galvani. El aussie no haría mucha carrera, todo lo contrario que Ferrer, que suma 27 títulos ATP, el tercer español con más torneos ganados tras Rafael Nadal y Manolo Orantes. En 2016 fue elegido por la ATP el mejor jugador de la historia sin un Grand Slam. Es el número 12 de la historia por número de victorias (726). Curiosamente, su actual entrenador, Paco Fogués, también disputó aquella Copa Sevilla, enfrentándose a Feliciano López, entonces 205 ATP. En el cuadro de dobles de esa Copa Sevilla formaron pareja Feliciano y Francis Roig, entrenador de Rafael Nadal, y que había ganado el torneo sevillano en 1987 y en 1996. Marc López formó tándem con Santi Ventura, quien formaría parte del equipo español ganador de la Davis en 2008 en Argentina, junto a Ferrer, Verdasco, Marcel Granollers y Feliciano López. David Ferrer se unió a Israel Matos, la primera víctima profesional de Rafael Nadal. Y también hubo pareja andaluza, la de Emilio Álvarez con Pepe Imaz, que en los últimos años ha ejercido de asesor de Novak Djokovic.

David Ferrer ya no volvería al challenger del Tenis Betis, pero sí Nadal, al año siguiente, con otro wild card. Ganó a Gorka Fraile en primera ronda y cayó en segunda con Joan Balcells, ganador de la primera Davis del equipo español en 2000 en Barcelona.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016