martes, 18 junio 2019

Javi Guerra y los otros récords de un Maratón de Sevilla ideal

El segoviano se proclama campeón de España con el mejor tiempo de un español en una maratón nacional. Gana el keniata Dickson Kipsang y la marroquí Boulaid bate el récord femenino de Marisa Barros. Alhassane Bangoura se hace también con el récord sevillano

25 feb 2018 / 11:21 h - Actualizado: 25 feb 2018 / 18:52 h.
  • Imagen de la prueba a su paso por la plaza de toros de La Maestranza. / Manuel Gómez
    Imagen de la prueba a su paso por la plaza de toros de La Maestranza. / Manuel Gómez

No cayó el récord principal del Maratón de Sevilla pero sí un abanico de nuevos registros que abrillantaron una jornada con unas condiciones perfectas para que los 13.000 atletas que se colocaron en la línea de salida de la Avenida Carlos III a las 8.30 horas cumplieran sus objetivos. Estupenda temperatura y lo mejor, viento nulo en todo el recorrido hasta la meta del estadio de La Cartuja, donde sobre le tartán se disputaron la victoria dos keniatas, Tuwei Dickson Kipsang, que se impuso con 2h.08.22, algo menos de un minuto superior al mejor tiempo de la prueba, establecido por su compatriota Titus Ekiru el año pasado en 2h.07.43. Completaron el podio y el triplete keniata Laban Kipkemboi Mutai (2h.8.23) y Kimtai Andrew Ben (2h.08.32).

El foco de la carrera, no obstante, estaba justo unos segundos por detrás, cuando la grada festejó a lo grande la llegada del segoviano Javi Guerra, que más allá de conquistar el título de campeón de España, para el que era claro favorito, conseguía una gran marca de 2h.08.36, aguantando el pulso a los africanos hasta los últimos kilómetros para convertirse en el español que más rápido ha corrido un maratón en suelo español, superando a Carles Castillejo, que hizo de libre hasta la media maratón, donde pasó, como tenía marcado, ligeramente por debajo de la hora y cuatro minutos. Castillejo corrió en Castellón en 2009 en 2h.10.09, el tiempo que batió Guerra, que tenía una mejor marca personal de 2h.09.33 de 2015 en Londres, la ciudad donde el año pasado ocupó el puesto 17 en el Campeonato del Mundo, donde fue 15º en 2013 en Moscú y 13º en 2015 en Pekín.

En Sevilla acabó arrodillado abrazado a su mujer nada más cruzar la meta, pese a la gran ampolla que tenía en su pie izquierdo, que no le impidió cumplir con su objetivo. Después de ser cuarto en Zurich en 2014, buscará el próximo verano en Berlín subir al podio del Campeonato de Europa.

Jesús España, en su última temporada como profesional, acabó octavo con 2h.13.24, mientras que el tercer español en meta fue el sevillano Alhassane Bangoura, que hizo un carrerón para batir el récord sevillano con 2h.16.48.

En la prueba femenina, la marroquí Kaoutar Boulaid, afincada en Santander, demostró pronto que era la gran favorita no sólo para ganar, sino para atacar el récord femenino, que contaba con 9 años de vida desde que la portuguesa Marisa Barros lo dejara en 2h:26.03 en 2009. Boulaid literalmente lo destrozó, marcando un tiempo de 2h.25.31. El podio al completo bajó la marca de Barros, porque segunda fue Shewe Hayumanot Alemayehu, etíope, en 2h.25.51 y tercera su compatriota Badane Bedatu Hirpa (2h.25.54), una atleta del año 99 que fue campeona del mundo júnior en 2015 de los 1.500 metros en Cali (Colombia), y que llegaba con una mejor marca de 2h.34.18, que ha reventado en Sevilla.

El título de campeona de España fue para la valenciana Marta Esteban, que llegó con algunos problemas musculares que le impidieron su segundo reto de bajar de las 2h.30. Acabó en 2h.31.24 en séptima posición, mientras que Clara Simal era segunda con mínima para el Europeo (2h.33.10).


Todos los vídeos de Semana Santa 2016