lunes, 16 septiembre 2019

Variantes para el puzzle

La baja confirmada de Andrés Guardado para las próximas semanas, así como la duda de Javi García para visitar al Málaga, obligan a Quique Setién a tirar de algunos canteranos para completar la zona ancha

13 dic 2017 / 07:00 h - Actualizado: 13 dic 2017 / 18:00 h.
  • Camarasa y Fabián, que apuntan a titulares ante el Málaga, durante un entrenamiento del plantel verdiblanco. / Jesús Barrera
    Camarasa y Fabián, que apuntan a titulares ante el Málaga, durante un entrenamiento del plantel verdiblanco. / Jesús Barrera

La recta final de 2017 no está siendo nada fácil para el Real Betis. A la crisis de resultados que atraviesa el equipo de Setién se unen las bajas de dos los pilares en el centro del campo: Javi García y Andrés Guardado.

El ex del Zenit, que lleva varias semanas fuera del equipo, aún no se ha recuperado de la lumbalgia que padece y aunque no está descartado para jugar el lunes ante el Málaga, tiene muy complicado llegar a tiempo para el duelo que su equipo disputará esta jornada en el estadio de La Rosaleda. Guardado, por su parte, ha causado baja tras confirmarse la rotura de grado I-II que sufre en el aductor de la pierna derecha. Dos ausencias significativas para el técnico cántabro, que tendrá que rehacer la zona ancha con lo que le queda disponible: Camarasa, Fabián, Narváez y Julio Gracia, además de Boudebouz, que también ha participado últimamente en las posiciones del centro del campo. De hecho, lo más normal sería que Fabián y Camarasa aparecieran en el doble pivote para que el francoargelino jugase por detrás de Sergio León, como sucedió en el último duelo liguero frente al Atlético de Madrid. Otra opción que baraja Setién es la de incluir a Julio Gracia, que ya ha debutado con el primer equipo, precisamente para sustitur a Guardado tras su lesión en el partido disputado ante los del Cholo Simeone, para que acompañe a Fabián o Camarasa, aunque ésta parece la menos probable de todas las posibilidades dada la inexperiencia del jugador procedente del segundo equipo.

Y es que a pesar de las numerosas opciones con las que cuenta el entrenador, sustituir a Javi García y Andrés Guardado no es nada sencillo. El mexicano ha jugado dieciseis de los diecisiete partidos oficiales que hasta la fecha ha disputado su equipo. De hecho, Guardado jugó los 90 minutos de partido en cuatro (Celta de Vigo, Deportivo de La Coruña, Levante y Alavés) de los seis encuentros en los que el Betis logró la victoria. Frente al Real Madrid, aunque no jugó desde el inicio, también contribuyó a la victoria del equipo saliendo desde el banquillo. Solo hay una victoria del Betis en la que el mediocentro no participó: el 1-2 frente al Cádiz en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa disputado en el Ramón de Carranza.

Con Javi García se da una situación similar a lo que ocurre con Guardado. El pivote aporta un equilibrio vital al esquema de Setién. Tanto es así que el de Mula ha jugado los noventa minutos en todas las victorias que acumula su equipo en la presente campaña: las cinco logradas en la Liga y la conseguida en la Copa frente al Cádiz de Álvaro Cervera. De hecho, en dos de las derrotas más sonadas de los verdiblancos en lo que va de competición (3-6 y 3-5 ante Valencia y Cádiz, respectivamente), Javi García no fue alineado, aunque sí que estuvo sobre el campo durante la goleada de Ipurua (5-0).

El técnico y los mimbres

Quique Setién se ha mostrado consciente de la problemática que generan estas bajas, aunque se le ve optimista con las posibles soluciones que encuentra dentro de su plantilla: «Hay materia para confiar en lo que estamos haciendo, a pesar de que hemos tenido bajas importantes de larga duración y hemos perdido algunos jugadores importantísimos como Feddal, Javi García, Sanabria y ahora Guardado», señaló en declaraciones a la cadena Cope el pasado lunes.

Con todo, hoy debe ser el día en el que Quique Setién vaya enlazando piezas de un puzzle que debe terminar antes del próximo lunes. Y es que aunque el técnico santanderino decida esperar a que Javi García se pruebe, no hay mucho margen y el plan B tiene que quedar definido de cara a un duelo trascendental en el que no sólo el Betis se juega algo más que tres puntos. La reacción del Málaga en las últimas jornadas convierte este duelo en un partido trampa para los verdiblancos.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016