sábado, 19 agosto 2017
09:27
, última actualización

Aznar: «Nunca he tenido mejor foto que la de las Azores»

«Yo, por el interés nacional, voy a las Azores y a la Patagonia. Donde haga falta», insiste

06 abr 2017 / 08:49 h - Actualizado: 06 abr 2017 / 08:52 h.
  • Fotografía facilitada por Telecinco que muestra al expresidente del Gobierno José María Aznar (d) que ha participado en el programa "Mi casa es la tuya", presentado por Bertín Osborne (i) y que emitirá esta noche dicha cadena
    Fotografía facilitada por Telecinco que muestra al expresidente del Gobierno José María Aznar (d) que ha participado en el programa "Mi casa es la tuya", presentado por Bertín Osborne (i) y que emitirá esta noche dicha cadena

El expresidente del Gobierno José María Aznar asegura que, por el interés de España, iría «a las Azores y a la Patagonia» y se muestra orgulloso de haber participado en la cumbre que tuvo lugar en el archipiélago portugués: «Nunca he tenido mejor foto que la de las Azores».

Aznar ha defendido su participación en esa cumbre previa a la guerra de Irak en el programa «Mi casa es la tuya», presentado por Bertín Osborne en Telecinco y en el que ha comentado otras cuestiones como su relación con el actual jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que explica que es «normal» y que nunca ha sido «especialmente intensa» como para salir juntos a cenar.

Respecto a la cumbre de las Azores explica que en esa foto participó junto al entonces presidente de Estados Unidos, George W.Bush; el que fuera primer ministro británico, Tony Blair; y quien era en ese momento jefe del gobierno portugués, José Manuel Durao Barroso.

Asegura que él iría «cien veces, cien mil veces, si el interés nacional de España está en juego» y resalta que en esa foto aparece junto a sus aliados: «con mi vecino Portugal, con el aliado más fuerte, Estados Unidos, y con un gran país como el Reino Unido».

Esa imagen considera que era la expresión fundamental de la política atlántica, que cree que representa la libertad, la democracia y la tolerancia.

«Yo, por el interés nacional, voy a las Azores y a la Patagonia. Donde haga falta», insiste antes de subrayar: «Que había armas que luego no aparecieron, eso es cosa distinta».

Aznar explica que decidir una intervención como en Irak es difícil, pero se plantea si es mejor no intervenir por ejemplo en Siria con todo lo que está ocurriendo allí.

«Las decisiones cuestan, pero a veces son absolutamente inevitables, y la seguridad y la libertad tienen su precio», añade antes de lamentar el «error fatal» adoptado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de abandonar Irak y la forma en que se hizo.

Aznar reconoce que el 11M fue el peor día de su vida y niega que su Gobierno mintiera sobre los datos que tenía en torno a su autoría, ya que tanto los servicios de inteligencia como las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado decían que había sido obra de ETA.

Lo que cree que ocurrió es que ciertos grupos creyeron que era su momento para ganar las elecciones, acusaron al Gobierno de mentir «cuando estábamos transmitiendo en directo -dice- la información que teníamos», rodearon la sede del PP y empezaron a inventar bulos.

Aznar lamenta que España haya tenido que pagar un precio alto por esa actitud: «¿Y todo lo que hemos pasado después, incluida la crisis brutal?», se pregunta.

Al hilo de ello, cita a Winston Churchill cuando aseguró que todas las grandes naciones son ingratas para comentar que «España es una gran nación que a lo mejor no toma su decisión mejor en un momento determinado»

Aznar habla de su relación con el actual presidente del Gobierno y comenta que eligió a Rajoy como su sucesor porque creía que era quien reunía más ventajas que inconvenientes.

«Y ahí está», añade. Al plantearle si está contento con esa decisión, responde que él siempre había confiado en el actual presidente y explica que «unas cosas de las que se hacen» le parecen bien y otros no tanto.

Señala que su relación personal es «normal» y que nunca ha sido «especialmente intensa».

Y apostilla: «Le he hecho de todo, hasta sucesor, pero nunca hemos tenido esa relación personal, no. Nunca hemos sido una pareja que salga a cenar. Ha sido otro tipo de relación».

Una de las secciones del programa consiste en la preparación de un plato entre el presentador y su invitado, y Aznar bromea sobre las cualidades que demostró Rajoy cuando fue entrevistado por Osborne.

Éste comenta que cuando recibió al actual jefe del Ejecutivo, llevó una empanada que había cocinado su esposa, Elvira Fernández, y Aznar le pregunta: «Entonces, Rajoy ¿qué hizo? ¿Cortar la empanada? Eso tiene mucho mérito».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016