miércoles, 18 julio 2018
00:33
, última actualización

Barcelona recibe a los imigrantes del Open Arms

En Madrid Marlaska estudia medios no cruentos pero seguros para sustituir concertinas

04 jul 2018 / 22:13 h - Actualizado: 04 jul 2018 / 23:03 h.
  • El personal de Cruz Roja recibe y comienza a atender a los inmigrantes del barco de Proactiva Open Arms. / Efe
    El personal de Cruz Roja recibe y comienza a atender a los inmigrantes del barco de Proactiva Open Arms. / Efe

La acogida este miércoles en Barcelona de los 60 inmigrantes rescatados por el barco de la ONG Proactiva Open Arms frente a Libia el 30 de junio se ha convertido en una apelación para que la UE abra puertos y rescate a los náufragos que intentan llegar a Europa cruzando el Mediterráneo.

El director y fundador de Proactiva Open Arms, Òscar Camps, cargó contra «los países que actúan como porteros de discoteca», en alusión a Malta e Italia, y dijo que su ONG se dedica a rescatar a «personas», pues «en el mar no hay inmigrantes, hay navegantes o náufragos». Tras arribar su barco Open Arms, después de cuatro días de travesía con 60 inmigrantes a bordo, Camps se preguntó: «¿Somos los únicos que cumplimos la ley? ¿No estamos en la UE?».

Camps agradeció al Ejecutivo de Pedro Sánchez la «agilidad» en autorizar el desembarco de los inmigrantes en Barcelona, donde el Gobierno, la Generalitat, el Ayuntamiento y la Cruz Roja les dispensaron un acogida humanitaria, aunque recordó que ésta es «una obligación» de todos los Estados miembros. En parecidos términos se expresó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (Barcelona en Comú).

También los cuatro eurodiputados que viajaban en el otro barco de Proactiva Open Arms, el velero Astral –Miguel Urbán (Podemos); Ana Miranda (BNG); Javi López (PSOE) y la italiana de Rifondazione Comunista-Potere al Popolo, Eleonora Forenza– pidieron una nueva política migratoria de la UE.

Por otra parte, El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, destacó en Madrid que está a la espera de un informe para sustituir las concertinas de las fronteras de Ceuta y Melilla a través de un medio «no cruento» pero con las «mismas garantías de seguridad».

Lo dijo durante su primera comparecencia en el Congreso para informar sobre sus políticas, donde aseguró que no puede creer que en 2018 no haya algún medio igual de seguro pero menos cruento.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016