viernes, 24 noviembre 2017
20:03
, última actualización
Desafío secesionista catalán

Borbolla llama “cerdos” a los independentistas por dejar “indefensos” a ciudadanos decentes

El expresidente de la Junta de Andalucía está dispuesto a demostrar que «todo lo que le enseñan en los libros es mentira»

08 nov 2017 / 10:32 h - Actualizado: 08 nov 2017 / 10:45 h.
  • El expresidente de la Junta José Rodríguez de la Borbolla en un Comité Director. / Europa Press
    El expresidente de la Junta José Rodríguez de la Borbolla en un Comité Director. / Europa Press

El expresidente de la Junta de Andalucía José Rodríguez de la Borbolla ha llamado “cerdos” a los independentistas catalanes, a quienes ha definido como una “banda de asaltantes de Estado” por utilizar “torticeramente su posición institucional” para “humillar” y dejar “indefensos” a ciudadanos “decentes” al “violar la norma” que debe proteger a todos, en referencia a la Constitución.

En una entrevista en Onda Luz, recogida por Europa Press, Borbolla se ha mostrado “dolido, humillado, desazonado y enfadado por la humillación y la violencia que están ejerciendo desde Cataluña esa banda de asaltantes de Estado contra todos los españoles” y ha defendido que existe violencia en su actuación al “quitarle a uno los derechos utilizando torticeramente su posición institucional contra una sociedad entera y dividiendo a la sociedad catalana y española, y humillándonos a todos”.

El dirigente socialista ha detallado que esta “humillación” por parte del independentismo catalán consiste en que “uno, ciudadano decente y que cumple con sus obligaciones, se siente de pronto desprotegido, sin el paraguas de la norma que le debe proteger, y hacen que te sientas débil, miserable porque ellos violan la norma que te tiene que proteger”. “Son unos cerdos”, ha subrayado.

“NIÑATOS JUGANDO A LAS CASITAS CON ESPAÑA”

En este sentido, ha asegurado que tiene la sensación de que los dirigentes independentistas han actuado como “niñatos” montando “un follón jugando a las casitas con España” cuando “todo esto es mucho más serio”. A su juicio, “esta cuadrilla de responsables públicos catalanes han malversado las instituciones, son conspiradores de sala de estar que han pensado que con los medios de comunicación, las redes sociales, tres o cuatro influencias y la ayudita de alguna superpotencia por ahí escondida, podían cambiar las cosas, pero no han tenido en cuenta que se enfrentaban al Estado”.

En su opinión, los responsables políticos del proceso independentista, en alusión al expresidente Carles Puigdemont y al exvicepresidente Oriol Junqueras, deberían dirigirse a los catalanes para decirles que “todo lo dicho es mentira y una ensoñación” tras haber protagonizado una “charada” y una “charlotada” que ha comparado como el “espectáculo del bombero torero”.

Borbolla se ha mostrado incluso dispuesto a desplazarse a Cataluña a explicar “la realidad española a todos los catalanes que me pongan por delante” y a demostrarles que “todo lo que le han enseñado en los libros es mentira”. “Ellos tienen a su favor los sentimientos, la prisa, la precipitación de los acontecimientos, las mentiras, la falsificación de la historia y la violación de la legalidad, pero nosotros tenemos de nuestro lado la razón, la verdad histórica, la España constitucional, la democracia, la sociedad internacional, la mayoría de los españoles, Europa, los mercados y la realidad económica, además de tiempo”, ha resumido.

“NO ACEPTAR QUE LA VIOLACIÓN DE LA DEMOCRACIA TENGA RECOMPENSA”

En su opinión, la salida a la situación actual en Cataluña necesita en primer lugar “tiempo porque está la cosa muy enconada y se ha ido demasiado lejos” y en ningún caso “se puede empezar desde los sentimientos, las mentiras, las emociones, los insultos y la ruptura, sino desde el consenso mínimo sobre un terreno de juego”. “Lo contrario no lo podemos aceptar, por qué tenemos que aceptar que la violación de la decencia y de la democracia tenga recompensa”, se ha preguntado.

Sobre la posición del PSOE, Borbolla ha apreciado que “al final” haya “valorado razonablemente las cosas” y haya reconocido que “no estamos ante un juego táctico, a corto plazo, sino que se está jugando el país y la Constitución”, aunque ha lamentado que “el ‘no es no’ haya pasado a la historia tarde” porque, en su opinión, se podría haber llegado “a algún tipo de acuerdo sobre reforma del Estado” con PP y Ciudadanos en diciembre de 2015 “y ahora dos años después la cosa está mucho más difícil y enconada y la sociedad española mucho más dividida”.

“LA ‘NACIÓN DE NACIONES’ NO SERVIRÍA DE NADA”

Ha defendido que la reforma de la Constitución debe ser “la conclusión de un proceso de acuerdo” entre todos los partidos “sin poner el carro delante de los bueyes” y ha cuestionado el concepto de “nación de naciones” que plantea Pedro Sánchez. “Además de no ser verdad, eso no iba a servir para nada. *Piensan que accediendo a que algún territorio pudiera ser considerado como una nación en términos culturales eso iba a calmar algo el ambiente?”, se ha cuestionado.

En relación al PSC, Borbolla ha destacado que Miquel Iceta “está consiguiendo algo que parecía prácticamente imposible teniendo en cuenta de donde venía el PSC, consolidar una posición respetuosa al mismo tiempo con las peculiaridades de Cataluña y la integración en un Estado de Derecho de ordenación territorial muy federalizada”. “Está costando, aunque tiene algún desfleque de vez en cuando, pero Iceta es una persona que mide al medio y largo plazo, que es lo que hace falta en política”, ha añadido.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016