lunes, 20 noviembre 2017
23:10
, última actualización
Desafío secesionista catalán

El juez ordena prisión bajo fianza para Carme Forcadell

Por el momento la expresidenta del Parlament no ha podido reunir al fianza exigida de 150.000 euros e ingresará en la cárcel madrileña de Alcalá-Meco. De los cinco restantes querellados, a cuatro se les impone una fianza de 25.000 euros con una semana de plazo y al quinto, Josep Joan Nuet, queda en libertad

09 nov 2017 / 21:55 h - Actualizado: 10 nov 2017 / 08:48 h.
  • Forcadell comparece ante el juez en el Supremo. / EFE
    Forcadell comparece ante el juez en el Supremo. / EFE

El juez del Supremo Pablo Llarena ha fijado una fianza de 150.000 euros a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, para que pueda evitar su ingreso en prisión, pero de momento no ha podido reunir al fianza exigida. Forcadell ingresará en la cárcel madrileña de Alcalá-Meco, el mismo centro donde permanecen las exconselleras del Govern Dolors Bassa (Trabajo) y Meritxell Borràs (Agricultura) desde que la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela lo acordara. La presidenta de la cámara autonómica, al cierre de esta edición, aún permanecía en las dependencias del Supremo. El juez tomó esa decisión a pesar de que la Fiscalía había pedido prisión incondicional para Forcadell.

Para los diputados y exmiembros de la Mesa Lluís Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet acordó fianzas de 25.000 euros y les da una semana de plazo para abonarlas. Los afectados han manifestado que no van a recurrir la sentencia. En el caso del exmiembro de la mesa Josep Joan Nuet, que votó en contra de la independencia, decretó libertad sin medidas cautelares. Para el resto sí decretó medidas como la prohibición de salir de España, la retirada del pasaporte y comparecencias semanales en el Juzgado.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena considera que las movilizaciones independentistas contenían un «violento germen» que amenazaba con «expandirse» y que los promotores de la independencia pretendían exhibirlas «como espoleta de explosión social». En el auto Llarena sostiene que «no está carente de fundamento» la tesis de la Fiscalía de que para lograr la independencia sus promotores «podrían haberse servido de esos puntuales focos violentos y de una movilización decidida y pacífica mucho mayor».

Renuncia ‘in extremis’

Forcadell y al menos tres exmiembros de la Mesa manifestaron, a última hora, ante el magistrado del Supremo que renuncian a la vía unilateral de independencia, informaron a Europa Press fuentes presentes en la declaración. Una abjuración que les puede haber librado de la prisión incondicional que sí padecen los presidentes de la ANC y Òmnium conocidos como los Jordis (Sánchez y Cuixart) y los cuatro miembros del Govern destituidos por el Gobierno central al convocar elecciones autonómicas en aplicación del artículo 155 de la Constitución que han permanecido en el país.

Llanera ofreció a los exmiembros de la Mesa del Parlament la oportunidad de ofrecer un último alegato. En este momento Forcadell matizó las consecuencias jurídicas que a su juicio tiene la declaración de independencia unilateral aprobada el 27 de octubre, y a la que se refirió como «simbólica». Así lo indicaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Según otras fuentes presentes en la declaración, Forcadell defendió que siempre ha permitido el debate sin prejuzgar el resultado ni controlar el contenido, con el fin de preservar el derecho a la actividad parlamentaria y el debate libre.

A su juicio, evitar un debate parlamentario habría sido un incumplimiento de la legalidad. Por ello, expuso que en todo momento cumplió con sus funciones como presidenta al defender la soberanía del Parlament y derechos fundamentales como la libertad de expresión y el derecho de iniciativa de los diputados.

En respuesta a las preguntas de los fiscales, la expresidenta del Parlament explicó que como presidenta no puede hacer un control de fondo de las iniciativas parlamentarias y no tiene reconocida ninguna libertad para impedir votaciones.

Sobre las resoluciones del Tribunal Constitucional, defendió que este órgano no puede actuar de forma previa como filtro o censura, sino que lo hace a posteriori.

Finalmente, y en relación a los incidentes ocurridos en Barcelona en relación al procés, Forcadell explicó que ella siempre ha defendido el pacifismo en todas las movilizaciones y proyectos políticos.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016