martes, 18 junio 2019
15:52
, última actualización

El veto de Ciudadanos a Vox obstaculiza los pactos de la derecha

Ciudadanos asegura que su socio preferente es el PP pero admite la posibilidad de pactar “excepcionalmente” con los socialistas en determinados territorios

04 jun 2019 / 09:40 h - Actualizado: 04 jun 2019 / 09:46 h.
  • El líder de Vox, Santiago Abascal. / EFE
    El líder de Vox, Santiago Abascal. / EFE

La decisión de la dirección nacional de Ciudadanos de no sentarse en mesas de negociación con Vox ha puesto el freno a los posibles pactos de la derecha en las comunidades autónomas y los ayuntamientos, que no serán posibles si ninguna de las dos formaciones cede en sus planteamientos.

Ciudadanos, además, asegura que su socio preferente es el PP pero admite la posibilidad de pactar "excepcionalmente" con los socialistas en determinados territorios si se avienen a sus propuestas.

El PSOE ha celebrado que Ciudadanos, que puede ser la llave en numerosas comunidades y ciudades, acepte retirar el cordón sanitario al PSOE.

Y la dirección del PSOE, por otro lado, ha confirmado que se desmarca de las negociaciones de la candidata socialista en Navarra, María Chivite, para formar Gobierno en esta comunidad porque la llave de la gobernabilidad estaría en manos de Bildu, y ese partido es la "línea roja" para Ferraz.

Por su parte, el PP inicia este martes las negociaciones con Ciudadanos para posibles pactos postelectorales con una reunión de carácter regional en Aragón, y también con Vox con un encuentro en el Congreso a las cinco de la tarde.

A doce días de la constitución de los ayuntamientos, los partidos encaran esta semana que debería ser decisiva para avanzar en los pactos locales, sin prejuicio de que se muevan también las negociaciones autonómicas y las que necesita hacer Pedro Sánchez para su investidura.

Precisamente, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha entregado esta tarde al Rey la lista de portavoces parlamentarios que acudirán a la ronda de consultas con Felipe VI, y lo ha hecho después de que el Supremo haya decidido denegar a Jordi Sánchez su petición de salir de prisión para acudir a dicha ronda en nombre de JxCat.

Mientras la negociación nacional está aparentemente parada a la espera del inicio de las consultas, las territoriales se han visto hoy marcadas por la decisión tomada por unanimidad por la Ejecutiva de Ciudadanos.

Veto de Ciudadanos a negociar con Vox

El partido naranja ha decidido que no se sentará a negociar acuerdos de gobierno con Vox en ninguna mesa "a tres" como plantea el PP, y rechaza también llegar a pactos de gobierno tripartitos.

El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, ha explicado que Cs buscará acuerdos de manera "preferente" con el PP y "excepcionalmente" con el PSOE siempre y cuando asuman sus pretensiones programáticas.

Vox, por su parte, ha advertido de que para que haya acuerdos tendrán que ser firmados por los tres partidos.

"Seremos razonables y flexibles, pero no vamos a admitir que nos enseñen un documento como si se tratara de un trágala", ha advertido el líder de Vox, Santiago Abascal, quien ha recalcado que su partido no quiere "una foto con Rivera ni con ningún representante de Ciudadanos", sino "hacer política" y que quienes les han votado se sientan representados.

Ha sido el PP, por boca de su secretario general, Teodoro García Egea, quien esta mañana ha anunciado que llamaría formalmente a Cs y Vox para una mesa a tres, pero no parece que por el momento se vaya a producir, a la vista de las posición expresada por Villegas.

En el PP, además, están convencidos de que los pactos de los tres partidos saldrán adelante a pesar de estas retincencias que hoy han mostrado públicamente tanto Vox como Ciudadanos.

Así lo han transmitido el líder del partido, Pablo Casado, y el secretario general, Teodoro García Egea, en una reunión con los presidentes y secretarios provinciales del partido, ante quienes se han mostrado optimistas sobre las posibilidades de llegar a acuerdos.

Y mientras por la derecha el diálogo parece frenarse, desde el PSOE celebraban la disposición de Ciudadanos a pactar y retirar el cordón sanitario a los socialistas, como ha apuntado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Calvo ha confirmado lo que ya había dicho Ferraz por la mañana al desmarcarse de las negociaciones de Chivite en Navarra, al insistir en que su partido no llegará a acuerdos con Bildu.

Todo en una jornada en la que el candidato socialista a presidir el gobierno canario, Ángel Víctor Torres, ha anunciado que su partido negociará a partir del miércoles un gobierno "estable" con las cuatro fuerzas políticas que le han manifestado su voluntad de propiciar un cambio en las islas gobernadas hasta ahora con Coalición Canaria.

De esta forma, el candidato socialista hablará con PP, Podemos, Nueva Canarias y la Agrupación Socialista Gomera (ASG).


Todos los vídeos de Semana Santa 2016