sábado, 22 septiembre 2018
23:46
, última actualización

España acoge a los 29 linces ibéricos evacuados por el incendio del Algarve

La situación se estabiliza en el Algarve, donde las llamas siguen activas

09 ago 2018 / 19:40 h - Actualizado: 09 ago 2018 / 19:44 h.
  • España acoge a los 29 linces ibéricos evacuados por el incendio del Algarve

El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) --dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica-- se ha hecho cargo de los 29 ejemplares de linces ibéricos que han tenido que ser evacuados del Algarve, al sur de Portugal, por el incendio que está activo desde el pasado 3 de agosto.

La OAPN, que gestiona dos de los cuatro centros de cría de la especia que hay en la Península Ibérica, mostró su disposición para acoger a los felinos del Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico, que tuvo que ser desalojado este miércoles por las llamas.

En principio, los linces fueron evacuados a una población cercana, a la espera de si el incendio había afectado a las instalaciones. Horas más tarde, cuando los efectivos comprobaron que este había afectado a la infraestructura, fueron trasladados a otros centros de cría.

El incendio del Algarve (sur de Portugal), desatado el pasado viernes, se ha estabilizado hoy al disminuir la intensidad de los frentes del fuego, que alcanza un perímetro de 100 kilómetros y continúa generando preocupación entre los residentes de la zona.

Tras una complicada noche en los municipios de Monchique y Silves, los más afectados por las llamas, los bomberos luchan ahora contra puntos calientes que “ya no se pueden calificar como frentes”, expuso hoy en rueda de prensa la portavoz de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC) lusa, Patrícia Gaspar.

La intensidad y avance del incendio ha disminuido, en gran parte, por el descenso de las temperaturas, que rondan los 24 grados de máxima en la zona, aunque los vientos registrados en el lugar han hecho que el perímetro del fuego alcance hasta los 100 kilómetros.

Ante la situación, más de 1.400 bomberos, con 466 vehículos y quince aviones, intentan hoy consolidar la zona y vigilar las posibles reactivaciones, que se temen especialmente durante la tarde.

Y es que las últimas horas del día han sido las más complicadas estos días en Monchique y Silves, donde el miércoles se produjeron escenas de pánico entre los residentes por el rápido avance de las llamas, que llegaron a extenderse dos kilómetros cada hora.

Las autoridades no descartan que ese escenario pueda repetirse hoy, pues el viento volverá a ser “el principal adversario” de los bomberos, según Gaspar.

La portavoz explicó que se prevén vientos de hasta 25 kilómetros por hora, aunque podrá haber algunas rachas de hasta el doble.

A causa de las llamas, en Monchique y Silves tuvieron que cortarse algunos tramos de carretera.

También se incrementó el número de vecinos evacuados de forma preventiva, que ascendieron a 299 durante la noche, la mayoría de los cuales ya ha regresado a sus casas.

Según el último balance oficial, hay 36 heridos, todos leves salvo una mujer de 72 años con quemaduras graves que tuvo que ser trasladada a Lisboa.

Los últimos datos apuntan a que las llamas han consumido más de 20.000 hectáreas y han destruido las primeras viviendas, aunque se desconoce aún su número exacto.

“Estamos concentrados en el combate al incendio, no es tiempo ahora para balances”, dijo hoy en rueda de prensa el secretario de Estado para la Presidencia del Consejo de Ministros, Tiago Antunes, quien compareció al término de un encuentro ordinario del Gabinete.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016