sábado, 15 diciembre 2018
10:12
, última actualización

González y Aznar reivindican juntos la Constitución

Los expresidentes del Gobierno, Felipe González y José María Aznar, han coincidido hoy en que la Constitución se puede reformar siempre y cuando se garantice la lealtad, respeto a las normas y objetivo claros con visión de futuro

20 sep 2018 / 23:31 h - Actualizado: 20 sep 2018 / 23:36 h.
  •  Los expresidentes del Gobierno Felipe González (i) y José María Aznar, junto a la presidenta de El País, Soledad Gallego-Díaz, durante un acto sobre el 40 aniversario de la Constitución organizado por El País y la Cadena SER. EFE/
    Los expresidentes del Gobierno Felipe González (i) y José María Aznar, junto a la presidenta de El País, Soledad Gallego-Díaz, durante un acto sobre el 40 aniversario de la Constitución organizado por El País y la Cadena SER. EFE/

El expresidente del Gobierno Felipe González ha reivindicado este jueves la necesidad de reformar la Constitución en un debate organizado por el diario ‘El País’ con su sucesor en la Moncloa, José María Aznar, quien ha asegurado que la “urgencia” ahora es restablecer el “orden constitucional” en Cataluña.

Los expresidentes --que suman 22 años como jefes del Ejecutivo-- han dialogado en un evento en el que se conmemoraba el cuarenta aniversario de la Constitución. Ambos han coincidido en la necesidad de introducir alguna reforma en la Carta Magna, aunque han alertado de que es “flexible” pero “no de plastilina”. “Conviene no abusar de ella para que no rechine”, ha apuntado González.

En el encuentro, moderado por la directora de ‘El País’, Soledad Gallego-Díaz, los expresidentes han coincidido en que una alteración de la Constitución puede ser positiva si se explican los motivos del cambio. Con todo, aunque para Aznar el debate es “necesario”, las circunstancias políticas actuales hacen que la reforma tenga “mas riesgos que bondades”.

“La lealtad constitucional comprende la posibilidad de la reforma. Lo que no significa y no se comprende es romper las reglas o dar un golpe de Estado. Tenemos un problema que se llama secesión, y es grave. Con las posiciones reformistas no tengo ningún problema, pero no se dan los mínimos acuerdos para cambiarla”, ha señalado Aznar.

En este sentido, el expresidente ‘popular’ ha asegurado que “las únicas propuestas” que escucha “son rupturistas o enloquecidas” en las que se dice que “en la Constitucion cabe todo”. “La primera urgencia es el restablecimiento del Estado de derecho”, ha aseverado.

Para González, por contra, el momento político que atraviesa España no es tan distinto del que se vivió hace 40 años, cuando se consiguió sacar adelante la actual Carta Magna. “Tampoco entonces se daban las condiciones”, le ha recordado a Aznar.

“Cualquier elemento que se plantee ahora en la Constitución tiene que tener en cuenta instrumentos, objetivos, ventajas y costes”, le ha espetado Aznar, para después añadir: “Los problemas que tenemos no los tenemos por defectos constitucionales, sino por defectos de acción política”.

Ha sido entonces cuando González ha apuntado a la necesidad de mantener un debate en el que se compare la Constitución española con la de otros países vecinos. “No tengo temor a debatir, pero sí a que el nivel del debate siga siendo demasiado a ras de suelo como para no ver el horizonte”, le ha respondido Aznar.

GUIÑOS A CATALUÑA

En la charla que han mantenido, Aznar y González se han referido de forma directa a la situación de Cataluña, y a la relación de la comunidad con la Carta Magna. “Es bueno recordar que en Girona (en el referéndum de la Constitución, en 1978) el 93% de la gente votó a favor”, ha asegurado el ex dirigente socialista.

“Era una votación en participación y aceptación bastante superior a alguna de las que ahora fácilmente se contempla. Hay algunas verdades que se han ido asentando en las que se nos ha calificado como al régimen del 78, del que me siento muy orgulloso”, ha continuado.

Además, González se ha referido de forma directa a los políticos independentistas, a los que ha avisado: “Ustedes están más cerca de perder autonomía que de ganar independencia.

Aznar, por su parte, ha puesto de manifiesto que “incluso los que cuestionan la vigencia de la Constitución” lo hacen “gracias” al actual sistema, “que permite que haya 95 diputados que se la quieran cargar”.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016