jueves, 23 noviembre 2017
22:16
, última actualización
Desafío secesionista catalán

Interior decide agrupar a los exconsejeros en dos prisiones de Madrid

Los primeros trámites en Estremera y Alcalá Meco incluyen la retirada del teléfono móvil, la entrega de un kit de higiene personal y del folleto ‘La prisión paso a paso’

02 nov 2017 / 22:30 h - Actualizado: 02 nov 2017 / 22:43 h.
  • Fotografía de archivo (15/07/08) de las instalaciones de la cárcel de Estremera, donde han ingresado hoy el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los exconseller de Interior Joaquín Forn, de Presidencia Jordi Turull, de Asuntos Internacionales Raül Romeva, de Territorio Josep Rull, de Justicia Carles Mundó y de Empresa Santi Vila. EFE/Juanjo Martín Exmiembros del Govern ingresan en la carcel de Estremera.
    Fotografía de archivo (15/07/08) de las instalaciones de la cárcel de Estremera, donde han ingresado hoy el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los exconseller de Interior Joaquín Forn, de Presidencia Jordi Turull, de Asuntos Internacionales Raül Romeva, de Territorio Josep Rull, de Justicia Carles Mundó y de Empresa Santi Vila. EFE/Juanjo Martín Exmiembros del Govern ingresan en la carcel de Estremera.

El Ministerio del Interior ha decidido agrupar finalmente en las prisiones de Estremera y Alcalá Meco a los nueve exconsejeros del Govern catalán enviados este jueves a prisión por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, han informado a Europa Press fuentes de este Departamento.

Los siete consejeros, entre ellos el exvicepresidente Oriol Junqueras, serán trasladados a Estremera, mientras que las dos consejeras ingresarán en la cárcel de mujeres de Alcalá Meco.

Instituciones Penitenciarias ordenó en un principio que el exvicepresidente Oriol Junqueras y los otros ocho exconsejeros se repartieran en cinco prisiones madrileñas. Fuentes de Interior han explicado que la decisión se ha adoptado por «motivos organizativos» tras la autorización de la magistrada Lemela, y con la intención de facilitar la asistencia de las defensas.

De esta forma, las exconsejeras de Asuntos Sociales y Familia Dolors Bassa y de Agricultura, Ganadería y Pesca Meritxell Borrás seguirán en Alcalá Meco. Los otros consejeros, todos varones, harán lo propio en Estremera, el centro penitenciario más moderno de los que dispone la Comunidad de Madrid.

Fuentes de Interior han explicado que el cambio se ha decidido, previa autorización de la juez Lamela, teniendo en cuenta que en Estremera se dispone de sistemas de videoconferencias que podrían ser utilizados por las defensas de Oriol Junqueras y el resto de consejeros cesados en aplicación del artículo 155 de la Constitución y enviados a prisión.

PRIMEROS TRÁMITES EN PRISIÓN

Los centros penitenciarios de Estremera y Alcalá Meco requisarán al exvicepresidente del Govern catalán Oriol Junqueras y a los otros ocho exconsejeros los teléfonos móviles y el resto de pertenencias no autorizadas, al tiempo que le harán entrega de un kit para la higiene personal una vez que cumplan con los trámites de ingreso.

El reglamento penitenciario contempla que los funcionarios de prisiones procuren a cada interno «la máxima intimidad posible a fin de reducir los efectos negativos que pueden originar los primeros momentos en una prisión».

Tras la apertura del expediente de ingreso, cada reo recibe un kit de higiene personal y también el folleto ‘La prisión paso a paso’, que ofrece información útil y básica sobre diversos aspectos de los Centros Penitenciarios. Este folleto está disponible en español y varios idiomas, entre ellos el catalán.

Interior ha decidido Junqueras y el resto de exconsejeros ingresen en la prisión de Estremera, la más moderna de la Comunidad de Madrid, y que las dos exconsejeras hagan lo propio en la cárcel de mujeres de Alcalá Meco.

Cada uno de ellos será informado en las primeras horas de interno de sus derechos y obligaciones, así como de los procedimientos para hacerlos efectivos. Esta información se le da por escrito, e incluye información relativa al régimen del establecimiento, a las normas disciplinarias y también a los medios para formular peticiones, quejas y recursos.

A su llegada al centro penitenciario, cada interno es cacheado, retirándosele los enseres y objetos no autorizados, entre ellos el teléfono móvil, que se guardan en el centro previa entrega de un recibo. Estos enseres podrán ser retirados al salir en libertad o por un familiar que designe.

Entre los varios kits que reciben figura uno compuesto por un juego de sábanas y una manta, y otro compuesto por una bolsa con artículos de higiene personal. También se hace entrega de una tarjeta monedero con la que podrán pagar en el economato de la prisión. Tras ocupar una celda (que puede ser provisional o definitiva), el interno recibe la visita del médico en un plazo máximo de 24 horas.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016