martes, 13 noviembre 2018
01:22
, última actualización

La Diada volverá a ser masiva

Se inscriben 400.000 personas y Cataluña se queda sin autobuses para los actos de Barcelona

09 sep 2018 / 18:55 h - Actualizado: 09 sep 2018 / 21:36 h.
  • Imagen de archivo de una masiva manifestación de la Diada / Efe
    Imagen de archivo de una masiva manifestación de la Diada / Efe

El clima en Cataluña se inflama días antes de la Diada, la fiesta nacional catalana del día 11, en la que los independentistas quieren volver a reunir una multitud de cientos de miles de personas para alimentar su desafío.

De momento han respondido cerca de 400.000 personas, que se han inscrito para participar en la manifestación mañana martes, informa la Assamblea Nacional Catalana (ANC), que organiza el acto junto a la otra organización independentista, Òmnium Cultural.

Según la ANC, el número de inscritos es «superior al de años anteriores», como también el número de autocares contratados, que ya ascienden a 1.300, para que ciudadanos de todas las comarcas de Cataluña asistan a la manifestación de Barcelona. De hecho, según las mismas fuentes, ya no queda ningún autocar disponible en Cataluña para el día 11, por lo que han empezado a difundir mensajes para compartir coches particulares.

La asociación soberanista, que ha repartido la Diagonal de Barcelona –donde está convocada la manifestación– en tramos destinados a cada comarca o colectivos, asegura que el ritmo de inscripciones se ha acelerado durante los últimos días y ya sobrepasa a los que se apuntaron el año pasado con esta misma antelación.

Además, ANC y Òmnium habían vendido hasta ayer 260.000 camisetas diseñadas para la Diada 2018, impresas con la emblemática montaña del Pedraforca, cifra que también supera las ventas de años anteriores.

En paralelo, el presidente catalán, Quim Torra, invitó este domingo a todos los catalanes a que la Diada sea «un clamor por la libertad». «La libertad no nos puede desunir como pueblo, nos tiene que unir», subrayó en la presentación de un libro en la XXVI Semana del Libro en Catalán.

Torra espera que el día 11 los catalanes lleven en el recuerdo «a los compañeros en el exilio, presos, y a los miles de catalanes investigados, procesados o que deberán pasar por los juzgados».

Torra participó ayer en la presentación del libro infantil Cuentos para ser libres, con 11 relatos sobre los derechos básicos de las personas y la actualidad política catalana. Uno de los autores de esta obra es el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en prisión preventiva. En una entrevista, asimismo, aseguró que cree en el diálogo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: «Pacto quiere decir transacción».

Además, El PdeCat quiere forzar la votación en el próximo Pleno del Congreso de una moción sobre los planes de diálogo anunciados por el Gobierno de Pedro Sánchez con el govern de la Generalitat la misma semana de la Diada, lo que puede iniciar un otoño caliente.

Igualmente, los actos institucionales del govern por la Diada que se celebran este lunes reivindican la libertad de los presos soberanistas en una marcha que irá del Parlament al palau de la Generalitat y que encabezarán los presidentes Quim Torra y Roger Torrent.

Cs y PP han anunciado que, como en años anteriores, no participarán en los actos por su desacuerdo con el formato, y el PSC tampoco lo hará por primera vez, tras alegar que solo representa a «la mitad» de los catalanes.

El cartel de la Diada también ha originado polémica: son las cuatro bandas rojas de la bandera catalana tapadas con cinta aislante, como metáfora sobre la falta de libertad de expresión que el govern considera que hay en Cataluña.

En vísperas de la Diada, el diputado de ERC Gabriel Rufián dijo que hay que intentar «pinchar según qué burbujas o discursos del independentismo mágico que todo el mundo conoce» y «decir la realidad».

En el programa Preguntes freqüents de TV3, Rufián aseguró anteanoche que frente a los que defienden la independencia de Cataluña hay «gente muy poderosa que tiene unas maquinarias mediáticas y de poder enormes y hemos de ser más».

El clima en Cataluña se inflama días antes de la Diada, la fiesta nacional catalana del día 11, en la que los independentistas quieren volver a reunir una multitud de cientos de miles de personas para alimentar su desafío .

De momento han respondido cerca de 400.000 personas, que se han inscrito para participar en la manifestación el próximo martes, informa la Assamblea Nacional Catalana (ANC), que organiza el acto junto a la otra organización independentista, Òmnium Cultural.

Según la ANC, el número de inscritos es «superior a la de años anteriores», como también el número de autocares contratados, que ya ascienden a 1.300, para que ciudadanos de todas las comarcas de Cataluña asistan a la manifestación de Barcelona. De hecho, según las mismas fuentes, ya no queda ningún autocar disponible en Cataluña para el día 11, por lo que han empezado a difundir mensajes para compartir coches particulares.

La asociación soberanista, que ha repartido la Diagonal de Barcelona –donde está convocada la manifestación– en tramos destinados a cada comarca o colectivos, asegura que el ritmo de inscripciones se ha acelerado durante los últimos días y ya sobrepasa a los que se apuntaron el año pasado con esta misma antelación.

Además, ANC y Òmnium habían vendido hasta ayer 260.000 camisetas diseñadas para la Diada 2018, impresas con la emblemática montaña del Pedraforca, cifra que también supera las ventas de años anteriores.

En paralelo, el presidente catalán, Quim Torra, invitó este domingo a todos los catalanes a que la Diada sea «un clamor por la libertad».

«La libertad no nos puede desunir como pueblo, nos tiene que unir», subrayó en la presentación de un libro en la XXVI Semana del Libro en Catalán.

Torra espera que el día 11 los catalanes lleven en el recuerdo «a los compañeros en el exilio, presos, y a los miles de catalanes investigados, procesados o que deberán pasar por los juzgados».

Torra ha participado hoy en la presentación del libro infantil Cuentos para ser libres, con 11 relatos sobre los derechos básicos de las personas y la actualidad política catalana. El libro ha sido promovido por la Asociación Catalana por los Derechos Civiles, creada por familiares de los líderes independentistas en la cárcel, y uno de los autores del libro es el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en prisión preventiva. En una entrevista, asimismo, aseguró que cree en el diálogo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: «Pacto quiere decir transacción».

Además, El Pdecat quiere forzar la votación en el próximo Pleno del Congreso de una moción sobre los planes de diálogo anunciados por el Gobierno de Pedro Sánchez con el govern de la Generalitat la misma semana de la Diada, lo que puede iniciar un otoño caliente.

Igualmente, los actos institucionales del govern por la Diada que se celebran este lunes reivindican la libertad de los presos soberanistas en una marcha que irá del Parlament al palau de la Generalitat y que encabezarán los presidentes Quim Torra y Roger Torrent.

Cs y PP han anunciado que, como en años anteriores, no participarán en los actos por su desacuerdo con el formato, y el PSC tampoco lo hará por primera vez, tras alegar que solo representa a «la mitad» de los catalanes.

El cartel de la Diada también ha originado polémica: son las cuatro bandas rojas de la bandera catalana tapadas con cinta aislante, como metáfora sobre la falta de libertad de expresión que el govern considera que hay en Cataluña.

VÍSPERAS CON EL REY

Entretanto, el Rey Felipe VI preside este lunes la apertura del año judicial, que volverá a estar marcado por la situación en Cataluña.

En el encuentro se escucharán también los discursos de la nueva fiscal general del Estado, María José Segarra, y del presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016