miércoles, 21 agosto 2019
10:09
, última actualización

La Fiscalía se opone a excarcelar a los dos detenidos por los atentados de Cataluña

En su informe recoge los argumento que el juez esgrimió para mandar a Mohammed Houli Chemlal y Driss Oukabir a prisión

30 ago 2017 / 14:02 h - Actualizado: 30 ago 2017 / 14:07 h.
  • La Fiscalía se opone a excarcelar a los dos detenidos por los atentados de Cataluña

La Fiscalía se ha opuesto a excarcelar a los dos detenidos por los atentados de Cataluña a los que el juez envió a prisión: Mohammed Houli Chemlal, el único superviviente a la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona) y Driss Oukabir, hermano de uno de los abatidos en Cambrils.

Las defensas de ambos recurrieron su ingreso en prisión ante el magistrado Fernando Andreu, encargado de investigar los atentados, pero la Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha opuesto hoy a su libertad en un informe en el que, según han informado fuentes jurídicas, recoge los argumentos que el juez esgrimió a la hora de mandarles a la cárcel el pasado día 22.

Houli Chemlal, de 21 años, fue detenido en la noche del jueves, poco después de los atentados de Las Ramblas de Barcelona y Cambrils (Tarragona), en el hospital, donde había ingresado el miércoles tras la explosión accidental del chalé donde los yihadistas preparaban los explosivos para atentar.

Tanto ante los Mossos d’Esquadra como ante el juez, este detenido reconoció que la célula yihadista planeaba atentar contra monumentos e iglesias de Barcelona, entre ellos la Sagrada Familia.

En cuanto a Driss Oukabir, se le detuvo también ese día por ser la persona a cuyo nombre se alquiló la furgoneta usada por los terroristas en el atentado de Las Ramblas de Barcelona, que dejó un balance de 16 víctimas mortales y un centenar de heridos.

Oukabir, de 28 años y origen marroquí, hermano de uno de los terroristas abatidos en Cambrils, reconoció ante el juez que alquiló la furgoneta, pero que lo hizo pensando que era para hacer una mudanza y se desvinculó de la célula yihadista.

En un primer momento dijo a los Mossos que su hermano pequeño Moussa (el que murió en Cambrils) podría haberle robado su documentación para alquilar las furgonetas, pero luego afirmó al juez que esa primera versión la sostuvo por miedo.

Además, negó tener conocimiento alguno de que el imán de Ripoll (Girona), Abdelbaki Es Satty, muerto en la casa de Alcanar, estuviera adoctrinando a jóvenes del pueblo.

Driss Oukabir y Mohammed Houli Chemlal, a su llegada a la Audiencia Nacional. / EFE


Todos los vídeos de Semana Santa 2016