viernes, 19 abril 2019
15:49
, última actualización

La Guardia Civil descubre una agenda clave para el desarrollo del ‘procés’

Jové, el considerado ‘arquitecto’ del 1-O, definía en ella el papel de Mas, Rovira o Anna Gabriel

12 dic 2017 / 10:13 h - Actualizado: 12 dic 2017 / 10:15 h.
  • La secretaria general de ERC y número dos del partido por Barcelona en las elecciones del 21D, Marta Rovira (c), junto al ex secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonés (i), conversan con el presidente de Leitat Technological Center, Jordi William Carnes (d), durante la visita que han realizado a esta empresa de Terrassa con motivo de la campaña electoral del 21 D. EFE/Quique García
    La secretaria general de ERC y número dos del partido por Barcelona en las elecciones del 21D, Marta Rovira (c), junto al ex secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonés (i), conversan con el presidente de Leitat Technological Center, Jordi William Carnes (d), durante la visita que han realizado a esta empresa de Terrassa con motivo de la campaña electoral del 21 D. EFE/Quique García

Una agenda intervenida por la Guardia Civil en el registro que se llevó a cabo el 20 de septiembre en el domicilio de Josep Maria Jové, exsecretario general del Departamento de Vicepresidencia, Economía y Hacienda, revela el rol que desempeñaron Artur Mas, Marta Rovira, Anna Gabriel o el jurista Carles Viver, entre otros, en el comité estratégico del procés para conseguir la independencia de Cataluña.

El informe, fechado el 28 de noviembre se remitió al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona y en el mismo se hace referencia al «indicio 8», en alusión a la «agenda grande de color negro de tamaño medio con la inscripción Moleskine».

Las conclusiones de estas anotaciones fechadas entre el 12 de febrero de 2015 y el 11 de noviembre de 2016 mencionan «la hoja de ruta y el proceso hacia la independencia para alcanzar la República catalana»; «el referéndum de independencia»; «estructuras de Estado»; «leyes de desconexión» y «estrategia de desobediencia».

«Se trata de una agenda que arranca el 12.02.2015 con anotaciones sobre estrategias políticas de ERC, pactos con CiU y CUP, recoge lo que se denomina ideas de fuerza, hoja de ruta y programa», señala la Guardia Civil, que el 20 de septiembre también halló el documento Enfocats por el que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha pedido que se amplíe la investigación que afecta al comité de dirección del procés.

Además del presidente Carles Puigdemont, su vicepresidente Oriol Junqueras y otros altos cargos y dirigentes políticos, en el comité intervienen representantes de las entidades soberanistas ANC, Omnium y AMI.

La agenda resume debates internos sobre el control o no de los Mossos y la necesidad de crear estructuras de Estado como un Banco Central o una Hacienda y Seguridad Social propias. En cuatro fases, dos de ellas fuera de la Constitución, el Govern pretendía desarrollar sus Aduanas, el Catastro, el Ente Gestor Integral de Tributos, el régimen fiscal general y la regulación específica de los tributos.

En anotaciones de marzo de 2016 se refleja que la empresa T-Systems «sería responsable de desarrollar parte del sistema a partir de la Hacienda Andorrana y a través de una joint venture con Everis». «Era necesario –según el informe– trabajar con una plataforma SAP y dar cobertura legislativa. El objetivo era disponer de una base de datos final a partir de 162 fuentes de información: actividad, censos, bienes inmuebles, vehículos, entidades financieras».

«Romper con el poder»

En sus conclusiones, la Guardia Civil señala que ya en marzo de 2015 se habla abiertamente de república catalana, de independencia y de repercusión internacional. Al ser Jové ‘hombre de confianza’ del líder de ERC, se subraya en su agenda la visión de esta formación sobre diferentes aspectos como la negociación tras las elecciones del 27 de septiembre de 2015 que acabó con Carles Puigdemont investido como presidente tras la renuncia de Artur Mas.

«Es ERC quien quiere crear un nuevo Estado en el seno de Europa, algo que considera que es romper con el poder establecido», indica el instituto armado. Para ello, el 6 de julio de 2015 establecieron una hoja de ruta con cuatro fases: «preparación del Estado, reconocimiento del Estado a nivel internacional, estructuras de Estado y medidas sectoriales». El proceso tendría una duración de 18 meses y en el mismo juega un papel relevante Carles Viver, jurista que fue vicepresidente del Tribunal Constitucional.

En 2015 ERC consideraba «fundamental controlar áreas clave vinculadas al denominado procés aun a costa de ceder la presidencia a CDC», y ya se deja constancia de la «inquietud ante inhabilitaciones o multas». Por entonces también se considera relevante crear «una gran plataforma de debate ciudadano, utilizando para ello a Omnium Cultural y a la Asamblea Nacional Catalana, además de cerrar la estrategia con la CUP y tender puentes para que Catalunya Sí que es Pot y Barcelona en Comú participen en el proceso constituyente».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016