miércoles, 23 agosto 2017
19:21
, última actualización
Laboral

Los trabajadores de Eulen van a la huelga tras rechazar el acuerdo

Critican la «arrogancia» de De la Serna y acusan al Gobierno de buscar crear caos en El Prat

13 ago 2017 / 20:34 h - Actualizado: 14 ago 2017 / 09:06 h.
  • Efectivos de la Guardia Civil trabajan en las puertas de embarque del aeropuerto de Barcelona-El Prat . / Efe
    Efectivos de la Guardia Civil trabajan en las puertas de embarque del aeropuerto de Barcelona-El Prat . / Efe

La huelga sigue adelante. Así lo decidió este domingo la asamblea de trabajadores de seguridad de Eulen en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que han rechazado por 150 votos en contra frente a 36 síes y un voto en blanco la propuesta salida de la mediación de la Generalitat de Cataluña entre representantes de los empleados, la empresa y Aena para poner fin al conflicto laboral.

Así lo han decidido los participantes en el cónclave celebrado este domingo 13 de agosto en el Casal Cívic Delta del Llobregat, en El Prat de Llobregat (Barcelona), que ha comenzado a las 11.00 y ha terminado sobre las 18.00 horas.

La plantilla ha rechazado así el plus de 200 euros mensuales en 12 pagas al año que salió de la mediación encabezada por la Conselleria de Trabajo, por lo que se mantiene la convocatoria de la huelga indefinida que comenzará este lunes.

El abogado de los trabajadores, Leopoldo Quintero, ha asegurado que la asamblea de este domingo ha estado marcada por «una arrogancia absolutamente incompatible con los principios básicos del derecho» por parte del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien ha acusado de amenazar a los huelguistas con un laudo.

En declaraciones a los medios al salir de la asamblea, ha criticado que al ministro «no le corresponde hacer en absoluto hacer ese tipo de declaraciones» porque no es árbitro del conflicto. Quintero también ha arremetido contra los servicios mínimos del 90 por ciento fijados por la Delegación del Gobierno en Cataluña, que ha tachado de abusiva, y ha defendido que se han cumplido «escrupulosamente».

«Mientras no se quiebren los servicios mínimos no se puede ir al arbitraje obligatorio», ha continuado, y ha señalado que la ley que recoge esta medida fue aprobada antes de las elecciones democráticas de 1977, por lo que la ha tildado de franquista.

Sobre la presencia más efectivos de la Guardia Civil en El Prat, ha relatado que el Gobierno lo ha justificado no porque vayan a sustituir a los trabajadores en huelga –lo que sería ilegal, ha dicho– sino para «reforzar la seguridad».

«Han pretendido crear una escena de problema de orden público con la presunción de que serían los propios usuarios quien se enfrentarían con los trabajadores», ha aseverado, aunque ha celebrado que no se haya producido tal situación.

Por su parte, el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha contado que la convivencia de los trabajadores de Eulen con el Instituto Armado es mala porque los agentes, ha afirmado, «presionan» a los empleados, y ha garantizado que los servicios mínimos previstos para la huelga total de 24 horas se van a cumplir.

Purificación Infante, también miembro del comité de huelga, ha declarado que «veo que ahora tienen mucha preocupación por tumbar una huelga, que es un derecho constitucional que tenemos». Infante ha indicado «tanto a la Generalitat, como al ministro, como a todos los políticos, al señor Rajoy y a quién le pertenezca» que la situación de los trabajadores de Eulen no es nueva y que se tendría que haber solventado hace años, ha dicho.

«Esto hace muchísimo tiempo que se tendría que haber solucionado y aquí la palabra la tienen los trabajadores», ha finalizado.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016