domingo, 15 septiembre 2019
23:15
, última actualización

Miles de taxistas echan un áspero pulso en Madrid a Uber y Cabify

El sector protesta contra la competencia a su juicio, «desleal de estas plataformas en una jornada que ha despoblado de taxis las calles de ciudades como la capital y Barcelona

30 may 2017 / 14:18 h - Actualizado: 30 may 2017 / 14:23 h.
  • -Efectivos de la Policia Nacional en la Carrera de San Jerónimo en la confluencia con la fuente de Neptuno donde hoy se han manifestado taxistas llegados de diversos puntos del país. / EFE
    -Efectivos de la Policia Nacional en la Carrera de San Jerónimo en la confluencia con la fuente de Neptuno donde hoy se han manifestado taxistas llegados de diversos puntos del país. / EFE

Miles de taxistas procedentes de toda España -10.000, según los organizadores- se han manifestado hoy en Madrid contra la competencia, a su juicio «desleal», de plataformas como Uber o Cabify en una jornada de protestas que ha despoblado de taxis las calles de las principales ciudades.

Los taxistas, que secundan de forma mayoritaria paros de doce horas en Madrid (entre las 6 y las 18 horas) y de veinticuatro horas en Barcelona, han entregado a los grupos parlamentarios un documento con sus propuestas.

La manifestación se ha iniciado en la glorieta de Atocha y ha terminado en la plaza de Neptuno, aunque los representantes del colectivo de taxistas se han acercado hasta el Congreso para reunirse con responsables de varios grupos.

La marcha de protesta, acentuada por el ruido de las tracas y el sonar de las bocinas, ha sido calificada de «jornada sin precedentes» por el presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos de España, Julio Sanz.

Sanz ha explicado a Efe a pie de manifestación que este camino emprendido por el taxi «no tiene retorno».

Si la Administración no responde, ha dicho, «vamos a ir a por todas por no tener en cuenta» a un colectivo de más de 100.000 personas.

Sanz ha pedido «medidas concretas y de aplicación inmediata» y ha reiterado que la Administración «tiene que posicionarse, o por un servicio público u otro privado en manos de tres o cuatro grandes empresas».

El presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi de Madrid y de la Federación Española del Taxi (Fedetaxi), Miguel Ángel Leal, ha dicho a Efe que el paro «ha sido total» en toda España y ha calificado de «masivo» el seguimiento de la manifestación.

Durante la marcha, se podían leer pancartas con lemas como «Stop VTC» o «Contra el desamparo del servicio público».

La jornada de protesta ha despoblado las paradas de taxis, lo que se ha notado, sobre todo, en aeropuertos y estaciones de tren.

En Madrid, los taxis han desaparecido de las terminales T-1 y T-2 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Los usuarios que llegan a las paradas de taxis están siendo aconsejados por personal del aeropuerto para que se dirijan al Metro o al tren de Cercanías.

A pesar de la huelga, los taxistas de Madrid sí ofrecen servicios mínimos para personas con movilidad reducida, que podrán solicitarlos por teléfono.

En Barcelona, donde el paro es de veinticuatro horas, los pasajeros que aterrizan en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat se han visto obligados a buscar un medio de transporte alternativo, lo que se ha traducido en largas colas para comprar billetes de Metro y coger el Aerobús.

El servicio de autobuses que conecta las dos terminales con el centro de la ciudad ha sido la opción preferida.

Los responsables del Aerobús han aumentado la frecuencia de paso de los vehículos, pero a algunas horas ha sido insuficiente para absorber la demanda.

En la Comunidad Valenciana, los taxistas han convocado un paro de dos horas entre las 12.00 y las 14.00 horas, periodo durante el que los taxis han permanecido en las paradas.

En Valladolid, medio centenar de taxistas se han concentrado ante la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Según Roberto Merino, presidente de la Federación de Taxistas, el paro ha llegado al 50 %.

El documento que Fedetaxi ha entregado a los grupos parlamentarios, «Propuestas a favor del Servicio Público del Taxi en España», recoge un decálogo de peticiones.

Los taxistas solicitan la puesta en marcha de una plataforma digital, en línea con las que utilizan Uber o Cabify, pero «a nivel estatal» y «de carácter público».

El objetivo, según Fedetaxi, es reforzar «la calidad y competitividad» de este servicio público para favorecer a los usuarios.

Los taxistas también reclaman planes de ayuda al abandono de la profesión con financiación mixta «público-privada» que compensen económicamente a los taxistas «que aúnen prejubilación y cese en la actividad».

Uber ha remitido a sus usuarios un correo en el que defiende su modelo de negocio y les pide disculpas de antemano por las dificultades que tendrán hoy para conseguir un coche debido a las protestas de los taxistas.

Cabify ha hecho público un comunicado en el que asegura que respeta el derecho a la huelga de los taxistas pero subraya que intentará operar con normalidad durante todo el día.

Las dos plataformas han insistido en la legalidad de los servicios que prestan.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016