miércoles, 21 agosto 2019
07:25
, última actualización

Podemos se niega a negociar con el PSOE y su «hombre de negro»

El PSOE recalca a Podemos que la negociación debe incluir a C’s y Errejón se niega a invitarles a la mesa a cuatro

07 mar 2016 / 20:56 h - Actualizado: 07 mar 2016 / 21:14 h.
  • Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.
    Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Podemos espera que al PSOE «se le quite el miedo» antes del próximo miércoles para que se sume a la mesa a cuatro con los demás partidos de izquierda, y por ello, seguirá insistiendo en que se una sin su «hombre de negro», en referencia a Ciudadanos. Así se ha manifestado el secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, durante una conferencia de prensa celebrada en la sede de esta formación en Madrid.

Para el dirigente de Podemos, también diputado por Sevilla, la presencia de los socialistas es clave en la mesa de los partidos de izquierda, teniendo en cuenta los numerosos puntos en común de los programas.

El dirigente de Podemos ha manifestado que tras el «rotundo no» que el Congreso ha dado a la opción que hasta la fecha ha explorado el PSOE, la del acuerdo con Ciudadanos, los socialistas deben rastrear la otra «posibilidad abierta», la de la mesa a cuatro.

«Pedimos al PSOE que vuelva a sentarse en la Mesa a 4, que estaba funcionando bien y era un camino con el respaldo de 11 millones de votantes», ha añadido Pascual antes de destacar el trabajo de interlocución que su formación ha llevado a cabo durante toda la tarde hoy para contactar con Compromís y Unidad Popular y hacer realidad la «Mesa a 4» del miércoles que viene.

Sin embargo, ha destacado que Ciudadanos no tiene cabida en las negociaciones de los partidos de izquierda por cuanto no hay coincidencias en sus programas electorales, especialmente en los ámbitos económicos o laboral. Pero, sobre todo, en esas reuniones estarían representados 161 escaños, lo que abre una vía que, en opinión de Pascual.

En defensa de la mesa a cuatro, Pascual ha explicado que este foro de negociación abierto hace unas semanas «trabajaba con fluidez y con sintonía en materia económica», de ahí la apuesta de Podemos por retomar dicha Mesa.

Por ello, Podemos insistirá en la necesidad de que se reúna la mesa de los partidos de izquierda, también el PSOE. «Y si no está, buscaremos propuestas para que se siente», ha puntualizado Pascual, quien ha añadido que ésta es la vía que garantiza «un Gobierno de cambio y no un cambio de Gobierno».

El secretario de Organización de Podemos, además, ha querido dejar claro que la presencia de los socialistas en este foro de negociación resulta esencial, hasta el extremo de que si no acuden, no se podría constituir. «No habría mimbres para un Gobierno de cambio si no están los 90 diputados del PSOE», ha señalado.

Reunión a la que el PSOE ha dicho, por medio de un comunicado, que acudirá en función de los compromisos pactados con Ciudadanos.

EL PSOE DICE «NO SIN RIVERA»

El PSOE ha respondido este lunes a Podemos que la reunión a la que le han convocado con IU y Compromís para el próximo miércoles debe incluir también a Ciudadanos porque las dos formaciones han acordado trabajar conjuntamente, una aclaración que no ha hecho cambiar de opinión al partido morado, que ha insistido en que los únicos invitados a negociar con los demás partidos de izquierda son los socialistas.

Fuentes socialistas han explicado que ha sido el portavoz de Podemos en el Congreso, Iñigo Errejón, quien se ha puesto en contacto con su homólogo del PSOE, Antonio Hernando, para convocar a los negociadores socialistas a la cita del miércoles, prevista para las diez de la mañana.

Hernando le ha comunicado que el pasado sábado el PSOE y Ciudadanos adquirieron el compromiso de «asistir siempre conjuntamente a todas las reuniones que se celebren a partir de ahora para poder formar cuanto antes un nuevo gobierno» y que ambas formaciones se ratificaron en el acuerdo que sellaron el pasado día 24 y que logró el «respaldo de 131 votos» tras el debate de investidura.

Desde el PSOE, señalan que la respuesta de Errejón ha sido que la invitación para verse con IU-Unidad Popular y Compromís era «únicamente individual para el PSOE», porque la idea es resucitar aquella mesa a cuatro que nació, bajo el auspicio IU, el 22 de febrero y que quedó en suspenso dos días después cuando Podemos la abandonó tras sellar su acuerdo el PSOE y C’s.

EL ULTIMO EN SENTARSE Y EL PRIMERO EN LEVANTARSE

«El PSOE lamenta que Podemos fuera el último partido en sentarse a negociar y el primero en abandonar la mesa de diálogo antes del debate de investidura y lamenta la oportunidad perdida en las dos votaciones de investidura para tener ya un gobierno de cambio», han respondido los socialistas.

En cualquier caso, el partido de Pedro Sánchez ha aprovechado para reiterar que su deseo, «compartido con Ciudadanos», es «ampliar y sumar nuevos apoyos» al acuerdo «reformista y de progreso que puede poner punto y final a la etapa de Mariano Rajoy y el PP en La Moncloa». En este sentido, los socialistas esperan que «el resto de fuerzas políticas Podemos, Compromís, IU o PNV quieran sumarse con sus aportaciones al acuerdo y a la mayoría de cambio».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016