viernes, 22 febrero 2019
14:37
, última actualización

PP, Ciudadanos, Vox y Alfonso Guerra cargan contra el relator de Sánchez

La oposición anima a acudir a la concentración de este domingo en la madrileña Plaza de Colón en defensa de la "nación". Alfonso Guerra por su parte califica de ‘desatino’ la propuesta de Sánchez y pide que Torra "no merece más que la burla"

07 feb 2019 / 08:07 h - Actualizado: 07 feb 2019 / 12:54 h.
  • PP, Ciudadanos, Vox y Alfonso Guerra cargan contra el relator de Sánchez

El Partido Popular y Ciudadanos (Cs) están utilizando las redes sociales para animar a acudir a la concentración de este domingo en la madrileña Plaza de Colón en defensa de la "nación" con eslóganes en los que piden "elecciones ya" o la dimisión del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

"Todos unidos por España para exigir a Sánchez que dimita y convoque elecciones de manera inmediata", ha escrito el PP en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, que ha recogido Europa Press, ante una convocatoria con la que quieren expresar la "repulsa" a la decisión de Pedro Sánchez de aceptar un "relator" en la mesa de partidos sobre Cataluña.

Además, el PP acompaña ese mensaje con una imagen de la bandera de España y el mensaje: "Por España, #Yovoy; ¡¡Sánchez dimisión!!". Asimismo, ha publicado un vídeo protagonizado por el propio líder de la formación en el que, desde la misma plaza de Colón y con la bandera enseña nacional de fondo, llama a sumarse a la concentración del próximo domingo "en favor de la España constitucional" y del futuro del país "frente a aquellos que quieren romperla y del Gobierno rehén de los separatistas".

"El próximo domingo 10 a las 12.00 de la mañana te esperamos aquí en la plaza de Colón de Madrid para concentrarnos en favor de la España constitucional, del futuro de nuestra nación frente a aquellos que quieren romperla y frente al Gobierno rehén de los separatistas que negocian nuestra libertad, nuestra legalidad y nuestra convivencia a cambio de permanecer en el poder", dice Iglesias en el vídeo, de apenas 35 segundos de duración.

Fuentes de la dirección nacional del PP han explicado a Europa Press que Pablo Casado quiere pactar el lema de la concentración con otros partidos y han añadido que el partido ha excluido sus siglas de ese eslogan que está utilizando en redes sociales animando a participar.

También Cs ha fijado un tuit en su cuenta oficial llamando a esa convocatoria del domingo. "¡Por nuestra Constitución y nuestra nación! Domingo, 10 de febrero 12:00h Plaza de Colón (Madrid) ¡Te esperamos!". El partido naranja lo acompaña con una imagen de Albert Rivera y una señal de tráfico con el mensaje 'Elecciones ya" y la etiqueta "STOPSánchez10F".

Casado, que considera que Sánchez ha cruzado "todas las líneas rojas" y está "deslegitimado" para seguir gobernando, ha defendido que los constitucionalistas vayan juntos ante la "felonía" del presidente del Gobierno de aceptar la figura de un relator.

De la misma manera, Rivera ha defendido un "frente cívico contra Sánchez". "Si Sánchez no nos quiere escuchar en las instituciones, nos tendrá que escuchar en la calle", ha afirmado ante los medios de comunicación.

«No va a haber siglas de partidos»

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha explicado a los periodistas en el Congreso que la formación naranja está organizando la concentración del próximo domingo con el PP, pero que "no es una manifestación de partidos" y, por tanto, "no va a haber siglas de partidos".

"Es para que todos los españoles que están preocupados por la situación y que coinciden en que Sánchez es un peligro para España se manifiesten pidiendo elecciones", ha afirmado Villegas cuando le han preguntado si le preocupa la participación de Vox, añadiendo que "por supuesto que se sumarán otros partidos que están preocupados" por la actitud del Gobierno ante el independentismo catalán.

En parecidos términos se expresó unas horas antes el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, al señalar que debe ser una concentración "coordinada" y en la que las fuerzas que comparten su apoyo a la unidad de España "vayan de la mano". Se trata, ha dicho, de que cualquier ciudadano que acuda "tenga la comodidad de no sentirse utilizado por unas siglas".

Autorización de la Delegación del Gobierno

El PP quiere sumar a más de 20.000 personas en Colón y así lo ha manifestado en la solicitud de autorización que ha dirigido este miércoles a la Delegación del Gobierno. Aparte de Albert Rivera y Santiago Abascal, Casado también ha hablado con Coalición Canaria (CC), Unión del Pueblo Navarro (UPN), Partido Aragonés (PAR) y Foro Asturias para que se sumen a esta convocatoria en Colón, según fuentes 'populares'.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha dado luz verde esta tarde a esa concentración comunicada para expresar la "repulsa" y el "rechazo" a la decisión del presidente del Gobierno de España de aceptar un "relator" en la mesa de partidos sobre Cataluña.

La petición del PP, que se celebrará entre las 11 y las 14 horas, ha llegado vía urgente esta mañana a la Delegación del Gobierno. Diez minutos después ha llegado una solicitud similar de Ciudadanos (Cs), por lo que les han indicado que ese espacio y horario ya había sido reservado para la del PP, han informado a Europa Press fuentes del departamento gubernativo.

Alfonso Guerra: «Es un desatino»

El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra ha calificado hoy de "desatino" la propuesta de crear la figura de un relator para mediar con el Gobierno catalán, ha opinado que tal propuesta equivale equiparar a España con países como Yemen o Burkina Faso y ha apelado "a mantener la dignidad de una nación".

Ha presentado hoy en el Congreso su libro "La España en la que creo", que ha escrito "en defensa de la Constitución" en un momento en el que cree que, frente a la "panoplia de zapadores" de la Carta Magna, los firmes partidarios de la libertad, la democracia y el progreso "se encuentran amilanados, asustados e incapaces" de defenderla.

"Nunca, nunca necesitamos un relator", ha sostenido y ha reiterado que aprobar unos presupuestos generales para el Estado "es vital" para un país, pero "mantener la dignidad" de una nación "es una prioridad".

Guerra ha criticado que se justifique o defienda la figura de un relator argumentando que es "solo una persona que tome nota de lo que se dice" en una reunión ya dicha encomienda, ha ironizado, puede realizarla "una grabadora" o "un funcionario".

Asimismo, se ha referido a las 21 condiciones que entregó el presidente de Cataluña, Quim Torra, al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en diciembre como "el último esperpento", así como "un obsceno chantaje" con el que quienes quieren imponer la autodeterminación piden "inmunidad", y por tanto, no aplicar la Constitución para cometer "fechorías".

A renglón seguido, Guerra ha considerado que "esa abominable lista de cosas" que pide Torra "no merece más que la burla".

Además, ve un "circo trágico" que Torra incluso haya pedido en dicho documento que el Gobierno "frene el deterioro" de la imagen de España en el mundo con la crisis catalana, cuando el mismo se ha dedicado a "incendiar la democracia", una cuestión, ha añadido, que "escapa" de la política para entrar en el terreno del "psicoanálisis".

Por este motivo, ha apelado a la responsabilidad de los partidos "constitucionales y demócratas" frente a modos de actuar de partidos populistas y nacionalistas que recuerdan a los años 30 con el la finalidad de que reaccionen "antes de que fuera demasiado tarde".

Ha citado Guerra la crisis, la corrupción o la precariedad laboral, entre las cuestiones que originado que en los últimos muchos ciudadanos se hayan sentido "atraídos" con propuestas "simplistas y demagógicas" con las que creen que encontrarán "una solución a sus problemas".

Sobre las posiciones críticas con la Constitución, ha afirmado que los partidos "tienen derecho a expresarlas", pero que no por ello "llevan razón" y ha mantenido que la reforma más urgente de la Carta Magna es la de "impedir la inmersión lingüística" en Cataluña, cuestión que ve como el "pilar absoluto de la estrategia soberanista".

Durante su intervención, el exvicepresidente del Gobierno ha realizado una enardecida defensa, no tanto del propio texto, sino de los valores de la Carta Magna -democracia, igualdad, solidaridad o convivencia, ha enumerado- frente a partidos de extrema derecha o populistas y ha instado, además, a los partidos de izquierda "a desprenderse del síndrome del franquismo".

Ante de la intervención de Guerra, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha ensalzado la aportación del libro de Guerra "en tiempos cargados de aproximaciones apriorísticas" y "gestos líquidos" que "pronto" se convertirán en lo "gaseoso".


Todos los vídeos de Semana Santa 2016