viernes, 15 febrero 2019
20:13
, última actualización

Quim Torra solicita a Rajoy «día y lugar» para encontrarse

Puigdemont y su sucesor escenifican su doble presidencia en Berlín. El presidente dijo estar «disponible» para conversar

15 may 2018 / 22:03 h - Actualizado: 15 may 2018 / 23:44 h.
  • Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se encontraron ayer en la Moncloa. / Efe
    Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se encontraron ayer en la Moncloa. / Efe
  • Quim Torra solicita a Rajoy «día y lugar» para encontrarse

El presidente catalán electo, Quim Torra, anunció ayer que tan pronto tome posesión del cargo enviará una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para pedirle que fije «día y lugar»para celebrar una reunión, en la que le exigirá poner fin al 155 y al control de las finanzas catalanas. Al día siguiente de haber sido investido president, Torra viajó a Berlín para reunirse con Puigdemont, a quien sigue considerando el presidente «legítimo» de Cataluña y que se prevé que lidere el llamado «Consejo de la República» desde el exterior.

Tras definirse como president de «custodia» y comprometerse nuevamente a intentar investir a Puigdemont cuando sea posible, Torra ofreció diálogo «sin condiciones previas» a Rajoy, a quien exigió no solo levantar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, sino también restituir a la Generalitat el control de sus propias finanzas, un aspecto que ha calificado de «clave».

Torra también advirtió de que, «si el Govern no tiene el control sobre sus finanzas, es una intervención por otros medios y no respeta la voluntad del pueblo de Cataluña» expresada el pasado 21D. Torra insistió en que no se trata solo de que se levante el 155, sino de que la Generalitat tenga «la libertad de disponer de todas sus finanzas». Tanto él como Puigdemont apostaron por un Govern «fuerte» en Cataluña, que ponga en marcha un «proceso constituyente» para elaborar un proyecto de «constitución catalana», y trataron de enfriar la idea de convocar elecciones en un futuro próximo. Está previsto que el Rey firme hoy el decreto de nombramiento del nuevo president. La firma de Rajoy y la posterior de Felipe VI son requisitos imprescindibles para que el decreto de nombramiento de Torra pueda ser publicado en el Boletín Oficial del Estado y en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña.

El ex president, Carles Puigdemont, señaló asimismo que «todos los gobiernos tienen el propósito de gobernar para todo el mundo» y que no debe «confundirse la legítima orientación política» de un líder determinado con un hipotético propósito de no gobernar para todos. «Tenemos un horizonte largo, pero hemos de estar atentos a los faros cortos de lo que está pasando en nuestro país, porque no podemos permitir esta degradación democrática», dijo.

El nombramiento tendrá efecto a partir de la toma de posesión, que debe tener lugar dentro de los cinco días posteriores y que incluso podría celebrarse hoy miércoles, dependiendo de cuándo se produzca esa publicación. Equipos de ambos gobiernos, de hecho, están negociando el formato del acto de toma de posesión. Torra ha avanzó que, para el acto, repetirá la fórmula de su predecesor, quien evitó toda referencia a la Constitución y al Rey. En su toma de posesión en 2016, cuando relevó a Artur Mas, Puigdemont respondió afirmativamente a la pregunta que le formuló la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell: «¿Promete cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament?»

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, dijo ayer que está «disponible» para hablar con el nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra, prometió escucharle «con mucha atención» y confió en que haga un «esfuerzo» para que el diálogo sea más fácil que con su antecesor, Carles Puigdemont. «Para hablar, estoy disponible», le dijo a Torra. Rajoy le contestó desde Sofía, tras reunirse con el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, y fue para recordarle que «jamás» se ha negado a hablar con el presidente de la Generalitat ni de ninguna comunidad autónoma, porque «es algo que no tendría ningún sentido». «Por supuesto que voy a recibir al presidente de la Generalitat si él me lo pide», recalcó, a la vez que señaló que el diálogo con Puigdemont «no fue fácil», por lo que espera un «esfuerzo» por parte de Torra en este sentido.

En cualquier caso, también le indicó que el presidente del Gobierno de España o el de cualquier país europeo «tienen que hablar dentro de la ley». «A partir de ahí, es positivo también que tengamos una reunión y yo le escucharé con mucha atención», subrayó.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016