domingo, 21 julio 2019
20:03
, última actualización

Tensa espera de los taxistas de toda España por su reunión con Fomento

En el encuentro, que tendrá lugar a partir de las 12.00 horas, el gremio demanda la «paralización temporal a escala nacional» de la emisión de nuevas licencias de VTC y que el Ejecutivo transfiera las competencias en este ámbito a las comunidades autónomas

30 jul 2018 / 11:06 h - Actualizado: 30 jul 2018 / 11:48 h.
  • Una asamblea informativa de taxistas en la estación de Santa Justa de Sevilla. / Jesús Barrera
    Una asamblea informativa de taxistas en la estación de Santa Justa de Sevilla. / Jesús Barrera
  • Unos veinte taxis parados en la estación de Chamartín este lunes. EFE
    Unos veinte taxis parados en la estación de Chamartín este lunes. EFE
  •  Un grupo de taxis realiza una pitada a su paso por el ministerio de Industria y Competitividad en Madrid. / EFE
    Un grupo de taxis realiza una pitada a su paso por el ministerio de Industria y Competitividad en Madrid. / EFE

El Ministerio de Fomento ha convocado a las principales organizaciones de taxistas a una reunión este lunes con el fin de atajar la huelga que el gremio secunda en Barcelona y Madrid, y que se está extendiendo a otras ciudades, para demandar medidas que limiten a las empresas de vehículo de alquiler con conductor (VTC), como las firmas Uber y Cabify.

La reunión, programada para las 12.00 horas, estará dirigida por el secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes del Ministerio, Pedro Saura, y a ella están convocadas las principales asociaciones de taxistas como Fedetaxi, Antaxi y Elite, según informó Fomento.

Las distintas asociaciones y colectivos del gremio acordaron, en una asamblea celebrada en la tarde del domingo, la posición común con la que acudirán a la reunión en el Ministerio.

En concreto, convinieron pedir la «paralización temporal a escala nacional» de la emisión de nuevas licencias de VTC y que el Gobierno transfiera las competencias en este ámbito a las comunidades autónomas.

Tras en encuentro con los taxistas, el Departamento que dirige José Luis Abalos tiene previsto reunirse con Unauto, la patronal de VTC, en la mañana del martes, 31 de julio.

Además, ha convocado para la tarde del miércoles, 1 de agosto, la Conferencia Nacional de Transportes, en la que el propio ministro se reunirá con los responsables del ramo de las distintas comunidades autónomas.

En el marco de este foro, Abalos precisamente tiene previsto proponer el traspaso a los gobiernos regionales de la competencia para la concesión de licencias de VTC, una de las medidas que reclaman los taxistas.

Se trata además de una iniciativa que el ministro ya anunció a comienzos de mes, en su primera comparecencia en el Congreso.

De esta forma, las comunidades tendrán la potestad por ley de dar estas licencias que en la práctica ya otorgan, si bien es por delegación de la Administración central, que es quien legalmente tiene potestad para ello.

Con estos encuentros, el Gobierno «apuesta por el diálogo» para solventar la «situación generada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, al aprobar un reglamento sin tener competencia para ello», según indicaron a Europa Press en fuentes de Fomento.

El Departamento que dirige Abalos busca así atajar el conflicto abierto en el sector del taxi y las huelgas convocadas por el gremio que arrancaron esta semana en Barcelona, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña decidiera mantener en suspenso el reglamento aprobado por el Ayuntamiento de la Ciudad Condal para restringir la concesión de licencias VTC.

Este hecho provocó protestas y una convocatoria de huelga indefinida en Barcelona, a la que ya se han sumado los taxistas de Madrid y que se está empezando a extender por otras grandes ciudades.

Sigue la huelga a la espera de la reunión

Los taxistas de las principales ciudades españolas mantienen hoy la huelga y las movilizaciones contra la proliferación de licencias VTC (vehículos de alquiler con conductor), a la espera de la reunión que mantendrán en el Ministerio de Fomento.

En Madrid, los taxistas dejaron sin servicio al aeropuerto de la capital y las estaciones de tren, donde solo transportan y de forma gratuita a ancianos, enfermos, embarazadas o personas con movilidad reducida.

Las primeras horas de la mañana transcurrieron sin incidentes en la capital y los taxistas comunicaban con carteles en español y en inglés a los viajeros que llegan tanto al aeropuerto como a las estaciones de tren una manera alternativa para trasladarse por la ciudad.

Por otra parte, en Barcelona, ciudad donde comenzaron las protestas la semana pasada, unos 1.500 taxistas mantienen colapsado el centro de la ciudad e impiden la circulación en el Paseo de Gracia, una de las principales arterias de la ciudad.

Las mayores asociaciones y federaciones del sector del taxi se reúnen hoy en el Ministerio de Fomento y «en función de los resultados habrá más movilizaciones y mantendremos la convocatoria de huelga», afirmó el secretario del Sindicato del Taxi de Catalunya (STAC), Antoni Cervós.

José Miguel Fúnez, responsable de comunicación de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, explicó que aguardan con «grandes expectativas» esa reunión, pero advirtió de que si no atienden sus reivindicaciones la huelga se convertirá en indefinida.

Las protestas, que comenzaron en Barcelona, se extendieron a Madrid y a otras ciudades españolas como Málaga, Sevilla, Zaragoza, Valencia, Alicante, Mallorca o Bilbao, que registran estos meses uno de los mayores niveles de ocupación anual por el turismo veraniego.

Los taxistas piden que la regulación de las VTC, que operan a través de plataformas como Cabify o Uber, pasen del Gobierno español a las comunidades autónomas (regiones) y los municipios, que son los que abordan los problemas de circulación, movilidad y medio ambiente.

Demandan también que, como marca la ley, los vehículos VTC regresen a sus bases cuando acaban un servicio y no se queden circulando o aparcados a la espera de captar nuevos clientes, y que no haya más de una licencia VTC por cada treinta taxis, proporción que, en su opinión no se respeta.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, pidió hoy a los taxistas que no utilicen la presión a los turistas en el conflicto que tienen planteado porque «vivimos del turismo» y «afecta a la actividad económica».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016