lunes, 20 agosto 2018
00:21
, última actualización

Un mes de empleo y sueldo para la guardia civil que se negó a usar un chaleco antibalas masculino

El caso se remonta a 2016, cuando tres mujeres guardias civiles aseguran que fueron obligadas por el coronel jefe a usar chalecos antibalas no adaptados

08 ago 2018 / 09:44 h - Actualizado: 08 ago 2018 / 09:55 h.
  • Varios hombres y mujeres agentes de la Guardia Civil. / EFE
    Varios hombres y mujeres agentes de la Guardia Civil. / EFE

Una cabo primero de la Guardia Civil ha sido sancionada con un mes de empleo y sueldo tras reclamar para ella y dos compañeras un chaleco antibalas adaptado a su anatomía cuando participaban en un ejercicio de tiro en octubre de 2016, informa la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

El caso se remonta a 2016, cuando esta cabo primero, junto a dos compañeras de la Guardia Civil, aseguran que fueron obligadas por el coronel jefe de la Comandancia de Cantabria a usar chalecos antibalas no adaptados a la complexión femenina. «¿Cómo se sentiría con un tanga?», espetó entonces Villacorta a su superior.

Estas palabras supusieron la apertura de un expediente en el que se solicitaba una sanción de tres meses sin empleo y sueldo, que finalmente ha quedado reducida a un mes de multa, según ha asegurado la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC).

En un comunicado, la asociación critica la sanción a la guardia Pilar Villacorta y la que han recibido otros dos agentes, Juan Couce y Alberto Alegría, los tres miembros de la AUGC, al considerar que han sido castigados por «ejercer el legítimo derecho de asociación profesional, para defender y velar por los derechos de los guardias civiles».

Couce y Alegría han sido sancionados también con un mes de empleo y sueldo, en el primer caso por poner en conocimiento de superiores diversas irregularidades llevadas a cabo por un oficial y, en el segundo, por unas declaraciones a la prensa en la que denunciaba irregularidades en el cuerpo.

Según explica la AUGC, la Dirección General de la Guardia Civil les abrió sendos expedientes disciplinarios y ahora su director, Félix Azón, los ha resuelto con las respectivas sanciones.

La agente Villacorta fue responsable de la Secretaría de la Mujer y vocal del Consejo de la Guardia Civil hasta enero de 2017.

Según explicó en una rueda de prensa en 2016 Villacorta, el oficial que supervisaba el ejercicio de tiro autorizó a tres agentes a que lo realizaran sin ponerse el chaleco antibalas estándar, porque no había ninguno de su talla ni que se adaptara a su anatomía.

Tras terminar el ejercicio, según su relato, el coronel jefe acudió a la galería de tiro y ordenó que las tres volvieran para «enseñarles» a colocarse el chaleco.

La agente manifestó que pusieron a las agentes mujeres en fila para enseñarles cómo colocarse el chaleco, con la presencia del coronel, dos tenientes y dos guardias.

La AUGC confía en que el Gobierno de Pedro Sánchez «rectifique y no permita este atropello», a través de los recursos de alzada que los servicios jurídicos de la asociación presentarán ante el Ministerio de Defensa.

Según destaca, los recursos son resueltos por la titular del Ministerio, Margarita Robles, que podría concluir los expedientes sin responsabilidad.

No obstante, desde la asociación advierten de que los expedientes y las sanciones «no van a domesticarlos» ni conseguirán «hacerles callar».

La agrupación de guardias civiles asegura que seguirá manteniéndose «beligerante y luchadora como motor del cambio» en el Cuerpo hasta alcanzar una necesaria y demandada «segunda generación de derechos para los guardias civiles».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016