miércoles, 22 mayo 2019
16:20
, última actualización

30 lugares de Sevilla donde pasar miedo (2ª. Parte)

Sevilla es una ciudad abierta, alegre, que vive en una eterna primavera, que por la idiosincrasia de su gente parece que no guarda ningún misterio...

16 dic 2018 / 06:01 h - Actualizado: 11 dic 2018 / 12:06 h.
  • 30 lugares de Sevilla donde pasar miedo (2ª. Parte)

Sevilla es una ciudad abierta, alegre, que vive en una eterna primavera, que por la idiosincrasia de su gente parece que no guarda ningún misterio... Sin embargo hay una cara desconocida, oculta, de ésta ciudad... Aquella que esconde, bajo el manto del silencio, los hechos más terroríficos y escalofriantes que han sucedido en ella.

Se le conoce como: edificios encantados, y engloban desde céntricas casas con siglos de antigüedad hasta modernos edificios enclavados en lugares sin tradición mistérica o historial lúgubre alguno...

Les propongo dar un paseo por la antología de los casos más importantes, del mundo de misterio, de la ciudad hispalense. Desde la visión del investigador, de aquel que vivió en primera persona las palabras y testimonios de los testigos, pisando el lugar, pasando horas de búsqueda e investigación en su interior, contemplando lo extraño o siendo parte de la esencia del misterio. Es la propuesta de ésta libro que, a buen seguro, le sorprenderá...

Son, pues, mis crónicas del misterio. La selección de mis casos favoritos, aquellos que todos deben saber de su existencia en la ciudad.

Más casos para el recuerdo

Expediente: Puerta Osario / Categoría: Fantasma / Código: 021

Los fantasmas de la Puerta del Osario: Extraños sucesos paranormales junto al viejo, e inexistente, cementerio de Sevilla.

Mi amigo Alberto Fernández sería el encargado de trasladarme al próximo escenario de investigación. Era el año 2009 y una amiga de la familia tenía en una casa una serie de problemas que sabía explicar. Sucesos muy relacionados con la infancia pero que estaban afectando a su realidad diaria en la actualidad. Con el espíritu de aventura y de ayuda acudimos al lugar a ser partícipes de lo imposible.

30 lugares de Sevilla donde pasar miedo (2ª. Parte)

Expediente: Jabugo / Categoría: Casa encantada / Código: 022

Los fantasmas de Tiro Pichón. Manifestaciones espectrales en el viejo pabellón real.

Perteneció a Sevilla en el siglo pasado y su presente sigue íntimamente relacionado a la ciudad hispalense. Los sucesos que ocurren en su interior van más allá de la comprensión humana. Una fría tarde de Noviembre de 2009 acudimos hacia una cita con el misterio, una cita en la que los investigadores iban a ser los investigados, una cita en la que Jordi Fernández, Sergio Moreno y yo mismo quedamos atónitos ante la experiencia que íbamos a vivir.

Expediente: Palomares / Categoría: Fantasma y casa encantada / Código: 023

Una ruta por el Misterio. Un viaje por los misterios y enigmas de la pequeña localidad sevillana de Palomares del Río.

Jesús Conejero es una de esas personas inquietas que siempre ha gustado de informar, y participar, de cuanto misterioso hay a su alrededor. A él se deben las primeras informaciones del caso “Viandas” así como otros muchos de esta ciudad que le deben mucho a su persona. En esta ocasión, en pleno año 2004 un caso masivo nos iba a relatar, el lugar: un pueblo llamado Palomares del Río.

30 lugares de Sevilla donde pasar miedo (2ª. Parte)

Expediente: Escuelas Pías / Categoría: Fantasmas / Código: 024

El parking maldito... El aparecido del edificio de Escuelas Pías.

Detrás de un moderno edificio pueden esconderse casos que, sin imaginarlo, pueden tener mucho que ver con su pasado. Un pasado de muertes y violencia que tiñen su presente y su futuro desde el otro lado... Jesús Camacho, Fátima Barragán y yo fuimos los asombrados investigadores de un caso en el que aún se producen manifestaciones más allá de la vida...

Expediente: Viapol / Categoría: Casa encantada / Código: 025

Los fantasmas de Viapol. Extraños fenómenos paranormales en el moderno edificio que alberga a los Juzgados de Sevilla.

La dificultad de investigar en un edificio oficial radica en los permisos que el investigador debe recibir para efectuar toda experiencia con el debido margen de legalidad. En muchas ocasiones las peticiones de permisos jamás son atendidas, en otras son denegadas y en muy pocos casos son admitidas... El siguiente expediente se corresponde –evidentemente- con uno de esos tres supuestos aunque –permítanme- no esté autorizado a desvelarlo. Es el último gran caso que ha dado la ciudad hispalense para “Sevilla encantada”.

Expediente: Casco antiguo / Categoría: Fantasma / Código: 026

El fantasma del edificio del Distrito Casco Antiguo en Sevilla. El “Teatro Alameda” esconde un secreto del más allá.

En muchas ocasiones el misterio se presenta de improviso y en un edificio oficial que lejos de contar con el hermetismo de los que en su interior trabajan te encuentras con el apoyo y la facilidad para acceder a los testimonios e aquellos que sufrieron en sus carnes el pánico de lo ignoto.

Expediente: Santiponce / Categoría: Casa encantada / Código: 027

Encuentros más allá de la vida en el Monasterio de San Isidoro del Campo. Por primera vez un grupo de investigadores de lo paranormal entraban en este edificio oficial a realizar una investigación que sería histórica.


Acceder a un edificio público que es parte del Patrimonio de la ciudad de Santiponce y de Sevilla no es tarea fácil pero en, esta ocasión, el azar quiso que se nos franquearan oficialmente las puertas del emblemático Monasterio de San Isidoro del Campo y pudiéramos investigar los sorprendentes hechos que en su interior sucedían.

Expediente: Teatro Quintero / Categoría: Fantasma / Código: 028

Fenómenos extraños en el cine Pathé, hoy Teatro Quintero. En la antigua “Casa Cuna” se aparecería un fantasma infantil tan inquietante como enternecedor.

A finales del año 2015 mi buen amigo Gervasio Iglesias, cineasta y productor, me invitó personalmente a investigar en un lugar que siempre había tenido fama de estar encantado y que nadie había investigado. Quizás por ello el caso aún era más intrigante amén de por su ubicación y lo que antes estuvo edificado allí y en sus cercanías.

30 lugares de Sevilla donde pasar miedo (2ª. Parte)

Expediente: Cerro del Águila / Categoría: Fantasma / Código: 029

Fantasmas en el Centro Cívico “Cerro del Águila”. Profesores y alumnos testimonian terribles experiencias paranormales en este edificio.

Cuando los alumnos –personas adultas- de los talleres municipales de una popular barriada de Sevilla te piden ayuda desesperadamente y tienen en su monitor a un garante lo que allí sucede el investigador, el periodista, no puede menos que, movido por la curiosidad, comprobar si realmente los sucesos son como los narran. Es lo que sucedió en el Cerro del Águila con los alumnos del taller de Parapsicología y unos extraños sucesos sin explicación.

Expediente: Alameda / Categoría: Casa encantada / Código: 030

Los fantasmas de la ‘Casa de los Secretos’. Apariciones y fenómenos paranormales en una viaja casa histórica de Sevilla.

Podría tildarse como el último gran caso que la ciudad de Sevilla ha visto investigar –otros muchos, sin dudas, saldrán-. En un histórico edificio sevillano vino a suceder una serie de fenómenos extraños que se relacionaban directamente con la muerte de un familiar, a partir de ese momento el edificio quedó encantado...

En pleno centro de Sevilla, en pleno casco histórico de la ciudad, muy cerca del entorno de la Alameda de Hércules y la calle Calatrava se alza un edificio en el que se están produciendo misteriosos fenómenos en su interior. Hechos que desafían la lógica y que hace que sus inquilinos hayan contemplado su realidad diaria con inquietud.

Son los archivos originales, los archivos que constituían parte de la memoria de investigación tal y como las redacté en su día y que eran completados con un amplio dossier fotográfico, con los archivos sonoros de las grabaciones a testigos o experiencias psicofónicas, de los archivos de video con el intento de grabar lo paranormal, lo que llamamos MISTERIO.

Informes en los que desde la objetividad que se trata de dar desde la óptica de la tercera persona constituyen toda una guía de lo más granado que se debe conocer de nuestra “La Sevilla encantada”, de la Sevilla más paranormal, de la Sevilla más atípica, de la Sevilla menos convencional, de la Sevilla más secreta y misteriosa.

Han sido mis particulares crónicas del misterio, mis particulares 30 casos favoritos del misterio de una ciudad eterna que guarda pacientemente a que los osados investigadores sigan descubriendo sus secretos más ocultos... Y créanme: en estos momentos hay un buen montón de nuevos casos que ya están desvelados... Pero eso es otra historia que pronto les contaré.

Mi amiga Alicia Montesdeoca escribió una vez un texto con el que les dejo y que define lo que es el misterio:

“El misterio es aquello que nos llama para ser descubierto; es lo que nos impulsa a perseguir entelequias, entelequias que permiten descubrir posibilidades de nuevas creaciones y que nos empujan a navegar entre el mundo por descubrir y el mundo colonizado por la racionalidad humana. El misterio es un sendero sagrado que hay que respetar y de cuya naturaleza no es posible apropiarse.

El misterio no es fuente para el afán de poder, ni para la vanidad, ni para la soberbia, ni tan siquiera para las certezas. Adentrarnos en el misterio no nos asegura ningún camino, sólo nos da la oportunidad de contar con estímulo para buscar, fuerza para emprender, aliciente para vivir. El misterio es la inspiración, la promesa, la esperanza que en el horizonte nos muestra una dirección para la búsqueda. A partir de ahí, todo queda en nuestras manos. Como única herramienta nuestra intuición que nos indica cuáles son nuestras posibilidades de acertar, sabiendo que se camina por un espacio y un tiempo a crear y modelar.

Sí, es una fuente de inspiración cuyo caudal nutre e ilumina el andar humano. En nosotros está el utilizar esa fuente o acudir a esa fuente, sabiendo que hemos de estar alerta sobre las cualidades de nuestro cántaro, para que no tenga ninguna grieta por la que se pierda o se envenene el contenido de la experiencia. El riesgo de ir en busca del misterio está en la pretensión de creer en el poder de atraparlo e interpretarlo.

También es una fuente para el conocimiento. Su aprovechamiento sólo está condicionado por la capacidad del ser humano para asumir lo que se despliega delante de él como realidad, y para discernir, a su tiempo, lo que es ganga. En el caso del ser humano, la ganga la producen los condicionantes que él mismo pone a la realidad que descubre. Entre los condicionantes más importantes están el creer que es libre y objetivo.

El misterio se nutre, asimismo, de esa acción humana que lo persigue para desvelarlo. Cuanto más se ahonde en él, más parece crecer. Cuánto más creamos que nos acercamos a su código, más complejidad desenvuelve. El misterio es el manantial inagotable que parece crecer en la misma medida que lo hace la experiencia y el conocimiento humano.

Lo importante es tener presente que esa puerta del misterio está permanentemente abierta, y que hay que saber compaginar el contacto con todo lo que el misterio sugiere para construir el mundo de tres dimensiones, que es en el que el ser humano materializa su realidad, aceptando que esa realidad materializada no es la realidad absoluta, sino la que es posible atrapar en las actuales circunstancias.

Cuando nos tropezamos con la resolución de algún misterio, éste viene acompañado de circunstancias no esperadas y sincrónicas que nos sorprenden y nos llenan de júbilo. De pronto la nueva realidad desplegada nos envuelve y nos emborracha, generando un nuevo cambio de perspectiva. La nueva comprensión nos polariza y nos da fuerza para tomar nuevas decisiones y “tirarnos al vacío” confiados en que ahora sí que hemos llegado al conocimiento

La nueva visión puede tener preguntas sin responder, pero confiamos que el nuevo modelo de conocimiento las responda. Volvemos a recuperar la creencia de protagonismo que durará un tiempo, hasta que la nueva visión se consolide con la experiencia y el velo de la ilusión se desgarre por el peso de las nuevas preguntas que nos llevan, de nuevo, al sendero de lo misterioso.

Ese puede ser el juego de la vida y los seres humanos en ese juego pueden parecer unos niños que aspiran a ser dioses, sintiendo que sus descubrimientos son capaces de solucionar todos sus dilemas; protegerles en el futuro de la insensatez; borrar las posibilidades de riesgo; asegurarle la eternidad, etc. Cuando nos situamos en ese pódium, no vislumbramos que el juego no ha acabado, y que sólo es que el misterio se toma “un respiro” mientras pasa nuestro momento de deslumbramiento y volvemos a reincorporarnos al juego eterno”.

Recuerden algo: allá donde habita el misterio habitan las ilusiones y esperanzas de aquellos que aún tienen sueños de niños... Yo soy uno de ellos...


Todos los vídeos de Semana Santa 2016