miércoles, 14 noviembre 2018
22:10
, última actualización

El fantasma de la monja

La película “La monja” ha puesto de moda todo lo que son las apariciones y espectros de religiosas

14 oct 2018 / 11:25 h - Actualizado: 14 oct 2018 / 14:49 h.
  • El fantasma de la monja
  • El fantasma de la monja
  • El fantasma de la monja

La película “La monja” ha puesto de moda todo lo que son las apariciones y espectros de religiosas que han hecho de determinados lugares su hogar. No es producto de la ficción y en Sevilla tenemos una buena colección de casos –investigados- en los que una monja es la protagonista absoluta desde el más allá para lamento de los aterrados testigos.

Puede que sólo sea producto de la sugestión, un hecho confundido con la realidad o el delirio de alguien que quiso ver aquello que sólo existía en su imaginación.

Las religiosas espectrales del ‘Hogar Virgen de los Reyes’

Es uno de los lugares que más misterios y secretos guarda de Sevilla, se ubica en la calle Fray Isidoro de Sevilla en el popular barrio de La Macarena y en su interior dicen, los testigos, que se aparecen religiosas sacadas de otro tiempo.

Fruto de las experiencias que diferentes personas tuvieron en su interior, como el profesor de baile José David Flores, se realizó una investigación en la cual se captó una extraña psicofonía de un coro, en el silencio de la noche, u otras menos entendibles que nos indicaban que pudiera ser el escenario de un fenómeno paranormal.

Una experiencia se viene a sumar a todas ellas de la mano de Rafael de Alba, una persona seria que vivió algo que jamás podrá olvidar. En una reunión mantenida con el testigo nos comentaba: “Te comento, tenía yo una pareja que se llamaba Reme, ella trabajaba allí hace 18 años más o menos; el primer día que fui a recogerla al entrar me encontré con dos monjas, una joven y otra mayor, le pregunté donde descansaban las limpiadoras, para recoger a Reme, y la más joven me señaló una habitación que había al final del pasillo, le di las gracias y estaban allí donde me indicaron”.

A Rafael le resultó extraño algo: “pero me pareció raro que no me hablaran, cuando le conté a Reme lo de las monjas me dijo: “aquí no hay monjas” y le dije “anda ya, si las acabo de ver y me han dicho que estabas aquí con tus compañeras”. Entonces la pareja, en la época de Rafael, se asustó mucho y “le dije “bueno me señalo donde estabas, no te asustes” pero al poco tiempo pidió el cambio porque le daba miedo”.

El lugar se encuentra ubicado donde antaño estaba la denominada “huerta de los peligros” y en las cercanías de la piscina municipal “Virgen de los Reyes“, donde también informan que suceden fenómenos inexplicables... ¿Casualidad?

En el Hogar Virgen de los Reyes se comenzó una amplia tarea de investigación en el año 2007 que culminó con diferentes reportajes y obras escritas sobre el mismo teniendo todos los testigos como “víctimas del misterio” y asustados protagonistas de esta historia tan particular. De hecho hemos sido los únicos –mi persona junto a José David Flores y Jesús García- que hemos estado investigando allí con una autorización oficial.

En el Hogar Virgen de los Reyes se ve a una monja aparecerse que tiene un lugar elegido: la antigua capilla; hoy retirada de culto y lugar de talleres ocupacionales o eventos del Ayuntamiento de Sevilla, a través de su distrito.

Fue el profesor de baile José David Flores quién destapó esta “caja de Pandora” y salió a la luz un caso tan espectacular como aterrador: niños espectral, movimiento de objetos, apariciones a alumnos, monjas fantasmas y un sin fin de fenómenos extraños que se manifiestan en su interior.

Otro nuevo testimonio se viene a unir a todo este espectacular caso del que fuimos pioneros en su investigación. Se trata de Marisa, nuestra testigo, quién preocupada debía hablar y “contarte algo que me ha pasado y que no me acabo de creer”.

Así me dispuse a hablar con ella que me contó su apasionante historia: “yo era hija de las hermanas del Virgen de los Reyes, me crie allí y tengo unos recuerdos muy claros de aquellos años. No hace demasiado regresé a Sevilla y al cabo de los días quise acercarme allí, a ver el colegio.

Llegue y estaba todo muy bonito, con los jardines y el ladrillo con muy buena presencia pese a los años pasados. Me quedé impresionada. Entré dentro y de repente vinieron hacia mí dos monjitas que me dijeron si me podían atender en algo.

Les expliqué que era hija del Hogar y que sólo me había pasado a verlo. La madre portera me tomó del brazo y la otra monjita me escoltaba y comenzaron a enseñarme el salón donde comíamos, las aulas de enseñanza. Me subieron a las habitaciones. Fueron muy amable y me dijeron que me pasara por allí para celebrar el día de La Milagrosa“.

Yo, sorprendido le dije: “¿Y cuándo fue eso?“. Ella me miró y me dijo: “hace menos de un año”. Mi sorpresa crecía y dejé que siguiera su relato, su experiencia.

“Entonces pasó el día de La Milagrosa y por unas cosas y otras no pude ir. Pero en Diciembre me dije ir a disculparme por no ir a su invitación. A llegar le recibió un guardia de seguridad o alguien de portería de allí y me dijo que donde iba. Yo le dije que a ver a las monjita y él me dijo que allí no había monjitas.

Le dije que sí que yo había estado con ellas hace unos meses y me enseñaron el colegio. Entonces el hombre al verme la cara me dijo que pasara, me enseñó el centro y todo estaba cambiado de como yo lo vi entonces, totalmente cambiado.

Sorprendida me dijo que esperara y llamó a una compañera, la chica salió y me dijo que las monjitas llevaban décadas sin estar allí y que lo que yo había visto era una cosa de la que no se solía hablar allí. Asustada les pedí que me lo contaran y me hablaron de las monjas que allí se aparecen y que lo que a mí me había pasado ya le ocurrió a otra persona y que allí, en el Hogar, se aparecen fantasmas”.

Marisa tenía la carne de gallina mientras me lo relataba que, unido a todo lo que sabemos de este centro, pues hacen una experiencia increíble más sucedida en su interior.

Si alguna vez visita el Hogar Virgen de los Reyes y le reciben dos monjitas sepa usted, amigo lector, que se encuentra ante la visión de lo quimérico, ante lo imposible, ante la esencia misma del misterio.

Fenómenos paranormales y fantasmas en el Hospital de San Lázaro

Cerca del popular barrio de Pino Montano, a la salida hacía la Sierra Norte de la provincia de Sevilla, al final de la avenida del doctor Fedriani, encontraremos el vetusto edificio del Hospital de San Lázaro, un lugar que también pone los pelos de punta.

En el interior de este edificio son muchos los relatos que se cuentan y que hay que saber separar la leyenda de la realidad. Es curioso por qué en su interior buena parte del equipo de trabajadores, sanitarios o de mantenimiento del mismo tienen una historia extraña que contar, desde una formación de aparecidos “como almas en pena” que debe recordarnos su anterior condición de leprosería con esta suerte de “Santa Compaña”, hasta la visión etérea de una señora vestida de negro y que desaparece para consternación de todos.

Entre pacientes y trabajadores forman una sólida red de testimonios que abogan por la realidad de los fenómenos paranormales en su interior. Uno de los supervisores de quirófanos -que ya no trabaja en dicho lugar- habla de la aparición de una monja en dicha zona, y tal vez entre exageración o realidad, ¿quién sabe?, comentaba que fue aquella monja espectral la causante del fallecimiento de tres personas...

En cierta ocasión un ATS del centro hospitalario quedó encerrado en una zona sin uso, entonces comenzó a sentir como algo frío se le acercaba y ante él se comenzó a forma la imagen fantasmagórica, etérea, de una aparecida que casi lo mata de la impresión.

El fantasma del Convento de Santa Clara

Uno de los espacios culturales más conocidos de Sevilla, adscrito al ICAS, es el Convento de Santa Clara en el entorno de la Alameda de Hércules. En torno a este magno edificio hay toda una fascinante.

Historia e historias paranormales.

El edificio se construyó junto a un viejo palacio propiedad del infante don Fadrique de Castilla, hijo del rey santo Fernando III. El conjunto del convento, su edificación, se desarrolló entre los siglos XVI y XVII, quedando integrado dentro del palacio de estilo mudéjar y del que sobrevive la muy simbólica Torre de Don Fabrique.

Hoy es un entorno cultural pero también un lugar donde se manifiesta lo imposible. En este tiempo he tenido la oportunidad de investigar en diferentes ocasiones sucesos que me han descrito los testigos y que no dejan de ser tan inexplicables como impresionantes. Así los primeros testimonios se registran a principios de 2005 cuando un vigilante pudo observar como en la parte de la balconada del patio trasero paseaba una monja, en una visión claramente quimérica. Rescatando dicho suceso de mis archivos podía leer (textualmente): “fue sobre las dos y media de la tarde, iba al otro ala, dejé a mi izquierda las escaleras y pasé al patio, seguí andando y algo vi moverse en la planta de arriba, miré y vi a una religiosa vestida de blanco, me llamó mucho la atención, que quedé embobado, nada, era imposible. Me tuve que salir fuera a la calle y cuando llegué a casa mi mujer me lo notó en la cara, me dijo: “¿has visto un fantasma?”, y le dije que “algo así”, fue aterrador”.

En 2013 tuve la oportunidad de grabar en el edificio junto a mi compañero José Antonio Colinet, director de Kronos para 20 Tv. Debía hacer mi habitual intervención hablando de misterios a la vez que realizábamos el magazine y se cubría una interesante exposición fotográfica. Mientras procedíamos a la grabación muchas personas nos reconocían, por aquello de la televisión, y nos comentaban: “¿vais a hablar del fantasma que hay aquí?” y aquello no hizo más que abundar en nuestra curiosidad y escuchar con atención como las personas que nos preguntaban habían escuchado habla de la aparición de una monja fantasma en su interior.

Sor Úrsula, el fantasma del Parlamento de Andalucía

La primera vez que escuché hablar del fantasma que mora por los pasillos del magno edificio del Parlamento de Andalucía fue siendo joven, entre las páginas del periódico “Diario 16”, y firmando dicho artículo todo un insigne del periodismo en Sevilla como es Francisco Correal.

Lo que narraba en aquel artículo, no sin cierta sorna, no dejaba de ser sorprendente: en aquel lugar se aparecía el espíritu de una religiosa que tenía atemorizados a vigilantes de seguridad, limpiadoras, personal administrativo y de servicio e incluso a los diputados andaluces dando nombres de personas que hablaban sobre el fantasma.

Así, movido por la curiosidad comienzo a investigar lo que se iba a constituir como uno de los casos paranormales más importantes de Sevilla pues afectaba a uno de sus edificios más emblemáticos.

Fallecida en una de las epidemias de peste en Sevilla, pasaban los años y, a modo de parca, sor Úrsula seguía merodeando en el edificio, desde el más allá se resistía a abandonar aquel que había sido su hogar, y fruto de sus desvelos, por años; se aparecía en pasillos y enfermería, en compañeras religiosas o a pacientes, y el tintineo de sus llaves era temido por aquellos a los que se aparecía pues a la mañana siguiente ese infortunado habría pasado a mejor vida...

Así el edificio conoció enfermo que tuvieron su particular encuentro con sor Úrsula y no vivieron para contarlo.

Se hizo popular el edificio de estar encantado y cuando comenzaron las obras de acondicionamiento del mismo a comienzo de la década de los 90 los trabajadores decían lo mismo: veían a una monja pasear por la galería alta o por los pasillos, sabiendo que allí no había nadie.

Al abrir el edificio fueron los vigilantes de seguridad los que comienzan a vivir su particular calvario. Puertas y ventanas que se abren y cierran (aún hoy día), pisadas que proceden de la nada, descensos bruscos de temperatura, o la terrible visión de una monja etérea que pasea por lo que antaño, siglos atrás, fue su hogar.

Grabando un programa de “Sevilla Oculta” para 20 Tv en el edificio nos contaron, al equipo de técnicos y a mí como dos diputadas -de dos grupos políticos diferentes- habían podido ver a sor Úrsula el pasado invierno, pero sus apariciones van más allá y a los que visitan la biblioteca magnífica del edificio también gusta de aterrorizar.

Quizás haya que aplicar aquella máxima de “mejor creerlo que no verlo”, atrás queda el Parlamento de Andalucía con su fantasma, y a buen seguro no será la última vez que tengamos noticias suyas sin que sepamos aún la razón por la que se manifiesta en su interior.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016