domingo, 25 agosto 2019
19:26
, última actualización

El importante legado de Ventura Galera, arquitecto municipal del Ayuntamiento de Carmona

El arqueólogo Alejandro Jiménez asegura que los trabajos de Ventura, fallecido el pasado mes de febrero en un accidente de tráfico, “son impresionantes, casi visionarios”

23 jul 2019 / 13:32 h - Actualizado: 23 jul 2019 / 13:36 h.
  • El importante legado de Ventura Galera, arquitecto municipal del Ayuntamiento de Carmona

“Personas como Ventura Galera no hay dos, era una persona y un profesional excepcional, muy comprometido con todo lo que hacía y que creía fervientemente en su trabajo y en sus ideas. Hubiera brillado en cualquier administración y la suerte es que Carmona pudiera contar con él durante tanto tiempo”. Así se expresa el arqueólogo Alejandro Jiménez Hernández, doctor en Historia y compañero de Ventura, arquitecto municipal del Ayuntamiento de Carmona, quien falleció el pasado mes de febrero en un accidente de tráfico.

Alejandro Jiménez impartió recientemente una conferencia denominada “Arquitectura, urbanismo y patrimonio como compromiso social: el legado y las tareas pendientes que nos deja Ventura”, en el marco de la XVII edición de los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona y en la que participó el alcalde de la localidad, Juan Ávila Gutiérrez.

Ventura Galera era un arquitecto comprometido contra la especulación y la gentrificación. Socio fundador en 1993 y coordinador varios años de la ONG Arquitectura y Compromiso Social, se implicó en esta organización más de de dos décadas, hasta su disolución en 2018. Vecino de la calle Feria y muy querido, se formó en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, profesión que compartía con su esposa Esther y con su hijo, estudiante de 23 años en Sevilla.

Estuvo muy vinculado a la defensa patrimonial de la Casa Palacio del Pumarejo, de su rehabilitación y revitalización y se posicionó rotundamente contra la Torre Cajasol y con la plataforma #Tumbalá intentó impedir la construcción del rascacielos, obligando a las administraciones a trabajar mejor el proyecto.

“Sus trabajos son impresionantes, casi visionarios. He trabajado con él codo con codo para hacer realidad cada uno de los proyectos que ponía en marcha y, aunque a veces no llegara a comprender realmente la razón profunda de las decisiones que tomaba, siempre había una razón para todo. Cuando empezamos a elaborar el Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico de Carmona él insistía en la necesidad de mantener el tejido y la diversidad social del conjunto histórico, una lucha que afecta a la composición de las personas y que no se puede dibujar ni medir. Su legado ha sido muy importante para la ciudad”, explica el arqueólogo.

Tanto es así, que el Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla (COAS) ha entregado recientemente al Ayuntamiento de Carmona un premio especial por su Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico de la localidad, dentro de sus galardones ‘Arquitectura y Sociedad’. El jurado constituido por el colegio sevillano de arquitectos ha reconocido que este plan y las medidas que se recogen en el mismo se han convertido en un referente para toda la provincia de Sevilla.

El objetivo principal de este plan es el de dotar al conjunto histórico de Carmona y su entorno de un planeamiento urbanístico especial de protección de manera integral y acorde con la legislación en materia patrimonial. Con este premio, el COAS ha querido reconocer también la labor desarrollada en la redacción y el impulso de este plan por parte de Ventura Galera.

El alcalde de Carmona ha querido ensalzar también la figura del arquitecto municipal y ha asegurado que era una persona de consenso, afable y extrovertida, destacando de él su carácter dialogante y resolutivo, puesto que “estaba dispuesto a solucionar cualquier problema desde ese ámbito de cercanía que lo caracterizaba. Era un gran profesional y amigo al que nunca olvidaremos”.

Otro de los proyectos que impulsó Ventura Galera fue el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Carmona, que se empezó a redactar en 1991 “y que ni siquiera Ventura, con lo persistente que era, pudo terminarlo porque hoy en día, hacer un PGOU, es una aventura suicida, un problema estructural de la propia legislación”, explica Alejandro Jiménez.

A este respecto, Juan Ávila manifiesta que el PGOU se inició hace muchos años y estaba en su fase final. “Todo el proceso de confección salió de Ventura y de su equipo y es una apuesta que tenemos la obligación de concluir. Queremos que el plan general de Carmona sea una realidad, que Ventura hizo posible con su trabajo incansable”, expone.

Con la muerte de Ventura quedaron muchos proyectos pendientes: “Le quedó lo mejor por hacer. Me queda la sensación de esos años que nos hemos perdido, porque él estaba viviendo una etapa enriquecedora de madurez personal y profesional. Después de la crisis económica tan importante por la que ha atravesado nuestro país, se podía gestionar el urbanismo de manera diferente. Llevábamos mucho tiempo sembrando y era hora de recogerlo. Todos hemos sufrido una gran pérdida”, concluye Alejandro Jiménez.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016