viernes, 21 septiembre 2018
08:58
, última actualización
Videojuegos

El rey de la jungla vuelve para Nintendo Switch

‘Donkey Kong Country: Tropical Freeze’ supone el estreno del personaje más mono de los videojuegos en Nintendo Switch con una frenética y divertida propuesta de plataformas de la mano de Retro Studios

22 may 2018 / 20:26 h - Actualizado: 22 may 2018 / 20:27 h.
  • ‘Donkey Kong Country: Tropical Freeze’ es la adaptación portátil del juego que salió en 2014 para Wii U.
    ‘Donkey Kong Country: Tropical Freeze’ es la adaptación portátil del juego que salió en 2014 para Wii U.
  • Cada personaje que acompaña a Donkey Kong tiene su propia ventaja.
    Cada personaje que acompaña a Donkey Kong tiene su propia ventaja.
  • El rey de la jungla vuelve para Nintendo Switch
  • Aparte de tener su propio modo de juego, Funky Kong ofrece en su tienda multitud de objetos para facilitar la partida.
    Aparte de tener su propio modo de juego, Funky Kong ofrece en su tienda multitud de objetos para facilitar la partida.

El calor del verano está a la vuelta de la esquina. Toca sacar el bañador y empezar a preparar las vacaciones para hacer frente a las altas temperaturas. Salvo Donkey Kong. Para uno de los personajes más famosos de Nintendo y el resto de su familia le toca saltar de un lado para otro en un juego que le dejará helado, todo lo contrario que para el jugador (el cual hace las delicias), en su primer título para Nintendo Switch.

Donkey Kong Country: Tropical Freeze es el juego lanzado en 2014 para Wii U pero adaptado a Nintendo Switch en el que el archipiélago donde reside la familia Kong se ve invadido por un grupo de animales de aspecto vikingo. La primera acción de los extraños será convocar un frío invernal que congele la isla principal y expulse a Donkey Kong y compañía. La tarea del jugador es la de acompañarles a lo largo de seis islas hasta su hogar.

A lo largo de más de cincuenta niveles el usuario debe hacer las acciones propias y vistas en esta franquicia de Nintendo: correr, saltar, rodar para eliminar enemigos, ir de una plataforma a otra, balancearse y acabar enfrentándose al jefe final de cada isla si quiere avanzar a la siguiente.

Viaje nostálgico por la jungla

El juego de Retro Studios puede etiquetarse de homenaje a la trilogía original de Donkey Kong Country vista en Super Nintendo allá por los años noventa por su jugabilidad. Recoger plátanos por doquier, recuperar las letras para formar la palabra KONG y obtener así una vida extra, recorridos frenéticos en vagoneta e incluso los niveles submarinos en los que en esta ocasión entra en juego la falta de oxígeno son algunas de las situaciones que los más nostálgicos volverán a vivir de forma portátil. No obstante se echa en falta opciones de antaño como montar en varios animales para recorrer las fases –en esta ocasión solamente y en contados momentos se hace lo propio a lomos del rinoceronte Rambi–, o usar diferentes tipos de barriles como el explosivo y el metálico. Solamente están el que permite desbloquear a un compañero y el típico para desplazarse por los aires.

El aspecto que más llama la atención y que disfruta el usuario es la amplia variedad de situaciones que se dan en escenarios igualmente variados. Recorrer la sabana y la jungla comparten protagonismo con explorar el fondo marino mientras se huye de un calamar gigante solo para acabar montado en una vagoneta e intentar salir de una mina. También hay momentos de solucionar pequeños puzzles, recolección de monedas y piezas de rompecabezas que, de conseguirlas todas en un mismo nivel se desbloquea una ilustración. Los desarrolladores juegan, nunca mejor dicho, bien con la cámara para vivir ocasiones en los que el juego no tiene lugar de forma lineal sino que por ejemplo hay que avanzar de frente. Todo esto siempre acompañado por la banda sonora de David Wise, autor de los primeros dos Donkey Kong Country, la cual precisamente recuerda a estos juegos de la saga.

Atendiendo al apartado visual, éste es una maravilla con escenarios muy coloridos sin importar si Donkey Kong está en el mar, en la selva, intentando sobrevivir a una avalancha de nieve o en el interior de un templo en ruinas. En este aspecto también hay que resaltar las animaciones que se han introducido en Tropical Freeze tanto en los monos protagonistas en función de la situación que estén viviendo como en los enemigos cuando por ejemplo son golpeados. Este detalle, por insignificante que parezca, acaban agradeciéndolo los más puristas y al mismo tiempo dan un toque de humor extra, el cual es característico en esta franquicia. Presente incluso en la cara sonriente de los tiburones que quieren meter en su menú a Donkey Kong.

La rejugabilidad es un factor que también es de agradecer. Concluir la historia no supone el final del juego. Queda la posibilidad de ir a por todos los coleccionables de cada nivel, acción que si se consigue permite desbloquear niveles especiales. A esto hay que sumarle las rutas especiales y salidas alternativas de nivel así como el modo contrarreloj que, como su nombre indica, consistirá en completar cada fase en un tiempo récord. Vamos que hay Donkey Kong para rato.

Una familia mona y unida

Por otro lado, como no podía ser de otra manera, Donkey Kong no está sólo en esta aventura glacial, le acompañarán tres miembros de su familia que, aunque no se puedan controlar directamente, cada uno contará con una habilidad especial para facilitar las cosas. De esta forma Diddy con su mochila propulsora permite mantenernos en el aire durante unos segundos. Dixie por su parte hace girar su coleta como si fuera un helicóptero para elevarse un poco en pleno salto, mientras que Cranky usa su bastón para saltar más alto y rebotar.

El último miembro en colaborar con el jugador es Funky Kong. En la tienda que regenta es donde se puede dar uso a las monedas que se han ido recopilando a lo largo de los niveles comprando objetos que servirán para hacer más fáciles el avance por esas plataformas que más se nos atraganten. A disposición de todos están globos para recuperar vidas, evitar que caigamos al vacío u obtener oxígeno ilimitado en las fases submarinas. También es posible adquirir un escudo para evitar golpes cuando se esté montado en barriles, vagonetas o cohetes, una poción de invencibilidad, corazones extra así como barriles de miembros de la familia Kong para empezar los niveles con el compañero deseado en vez de tener que esperar a encontrarle. Sin embargo el mejor aliado será el loro Squawks, el cual avisará al jugador cuando esté cerca de un coleccionable. Ésta, sin embargo, no es la única contribución que hace Funky Kong en la aventura.

Novedades para Switch

En ocasiones esta versión para Nintendo Switch hace las delicias de aquellos que buscan un desafío con los juegos de plataformas. Aunque hay una forma de ahorrarse el mal trago. La principal novedad que incorpora respecto al juego visto en Wii U es el modo extra protagonizado por Funky Kong. Con este personaje el juego es un paseo. Por lo pronto el riesgo a caer al vacío prácticamente desaparece ya que Funky puede realizar salto doble e incluso mantenerse en el aire durante unos segundos gracias a su tabla de surf. Asimismo el jugador puede realizar ataques ilimitados tanto en tierra como debajo del agua por no olvidar de poder disfrutar de oxígeno infinito cuando esté buceando.

Con Funky Kong además la vida asciende hasta cinco corazones frente a los dos que solamente es posible con Donkey Kong además de gozar de invulnerabilidad en ciertos momentos como cuando pisa plataformas con pinchos. Dicho esto, puede parecer que Tropical Freeze para Nintendo Switch es de una dificultad extrema, nada más lejos de la realidad. Si bien es cierto que algunos niveles pueden llegar a ser exasperantes y harán perder bastantes vidas hasta que se le coja el truco, no hay nada que no se pueda conseguir con paciencia por lo que el jugador puede empezar directamente por el modo normal, siendo los primeros niveles un excelente tutorial para aquellos que lleven años sin jugar a ningún título de esta franquicia y prepararse para lo que se avecina en el resto de islas que forman el archipiélago de Donkey Kong.

La segunda novedad que se incorpora para Nintendo Switch está relacionada con su apartado visual. El juego corre a 60 frames por segundo y tiene una resolución de 720p si se juega con la portátil, la cual asciende hasta 1080p haciendo lo propio desde la pantalla de la televisión. Finalmente cabe la posibilidad de disfrutar de esta aventura con otro jugador en el modo cooperativo usando los dos Joy-Con.

Conclusiones

Donkey Kong Country: Tropical Freeze es un gran juego de plataformas y el mejor estreno que podía tener este personaje en Nintendo Switch. Si al jugador le gusta este género de videojuegos tiene una cita obligada con esta propuesta que mezcla un apartado gráfico y visual actual con la jugabilidad de antaño y que hizo de Donkey Kong un referente en este sector de entretenimiento. En definitiva, la excusa perfecta para hacer el mono este verano.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016