lunes, 25 septiembre 2017
13:43
, última actualización
Sevilla en 140 caracteres

«Eliminar veladores de ‘La Campana’ sería un error»

Hablamos con José Luis Suárez, alias ‘Comilón anónimo’, sobre su reciente popularidad como crítico gastronómico

23 dic 2016 / 19:17 h - Actualizado: 23 dic 2016 / 19:49 h.
  • ‘Comilón anónimo’ durante esta entrevista. / P.S.
    ‘Comilón anónimo’ durante esta entrevista. / P.S.

La gastronomía es otro de los temas que más peso tienen en las redes sociales de Andalucía. Nada más hay que entrar en hashtags como #TDSGastro para deleitarnos y abrirnos bien el apetito. Una tendencia que ha sacado a la luz numerosos críticos gastronómicos que usan las redes sociales como medio de información.

Pero no todos brillan. Para hacerlo, deben tener pasión y conocimiento del sector, ser atrevidos, perseverantes y manejar muy bien el entorno digital. Es el caso de José Luis Suárez, más conocido en la red como @Comilonanónimo. Con más de siete millares de seguidores es hoy día otro buen referente del mundo de la cocina... no hay evento gastronómico en Sevilla y provincia donde no sea invitado. Por algo será.

—¿Lo de comilón hace honor a que rebañas los platos y tienes buen saque?

—Muy buen saque de hecho. No hace falta ni fregar los platos luego.

—¿Cuándo surge el apodo de Comilón anónimo?

—El nombre surge a que soy bastante zampón, y el «anónimo» fue solo para darle un poco intriga y potenciar la marca personal. Comencé subiendo mis fotos y comentando bares que visitaba, mis sitios preferidos donde solía salir cada fin de semana. La motivación principal fue la insistencia de más de un amigo, que tras preguntarme cada vez que tenía que salir a donde iba o que sitio nuevo había probado, me incitó a dejarlo por escrito en Internet. Y aquí estamos.

—¿Qué aconsejas para «divertirse comiendo», tal y como reza en tu perfil?

—Twitter y las redes sociales son el nuevo boca a boca de toda la vida. Doy mi opinión desde mis experiencias y vivencias. En el fin de semana raro es el que no me escribe para preguntarme dónde ir. Mi consejo siempre es probar cosas nuevas, no cerrarte en lo que sabes que te gusta. La gastronomía es muy amplia, y por suerte en Sevilla estamos abriendo mucho la mente.

—Hay tuiteros que han pasado del anonimato al estrellato con libros de éxito publicados. ¿Veremos algún día una publicación gastronómica del Comilón anónimo?

—Tengo un proyecto en mente con un amigo periodista ya planteado. Sólo queda ponernos de acuerdo en la elaboración. Ojalá.

—¿Te cuesta escribir una crítica negativa sobre un local al que has sido invitado?

—No me cuesta escribir una crítica negativa cuando me invitan a un local por una sencilla razón, si algo no me ha gustado lo hablo primero en persona. Para estos casos tengo una norma: si he tenido una experiencia negativa la repito para corroborarlo. Todos podemos tener un mal día.

—De la red han salido ya muchos expertos gastronómicos. De todos ellos, ¿con quién te quedarías y por qué?

—Tengo varios referentes y por diferentes razones. Me quedo con la naturalidad y cercanía de Eva Cepero (@Flamencakitchen), la literatura de Javier Compás (@javiercompas), la capacidad de organizar eventos de Txema Marín (@TxemaMarin) y con uno de los mejores enólogos que conozco, Fran León (@_FranLeon). Nunca será para mí un referente el que engaña y juega sucio.

—Ahora que estamos en fechas navideñas, ¿dónde nos aconsejas para ir a comer por Sevilla?

—Lo malo de estas fechas son los menús. Encorsetados, simples y aburridos. Intenta ir a un local donde te dejen pedir a la carta y déjate guiar por los profesionales del lugar. Te digo tres bares muy diferentes entre sí pero de mi total agrado: Velouté, LaLola Gastrobar y Casa Ricardo.

—¿Existe buena cultura gastronómica?

—Cada vez va a más. Hace poco estuve debatiendo el tema de la cultura gastronómica de la ciudad, de si nos cerramos en algunos temas. Mi convencimiento se aproxima más a que los propios dueños de los locales y productos tienen que educar a sus clientes. Si tienes un café de calidad, fabricas cervezas artesanas o elaboras tu propio aceite, por ponerte ejemplos, una de tus preocupaciones debe ser formar el paladar. Y hay varias formas como catas, formaciones...

—A alguien que como tú para en muchos bares y restaurantes, ¿qué opinión le merece la intención del Ayuntamiento hispalense de eliminar veladores de la confitería La Campana?

—Sería una decisión errónea y con repercusión negativa para la confitería, que es un emblema del centro y de la propia ciudad. Yo miraría más para el Paseo de Colón, donde hay exceso de veladores y ocupación casi total de la vía pública.

—¿El Comilón anónimo termina las fiestas de Navidad con algunos kilos de más?

—¡Con varios! Pero a partir del 1... ¡Año nuevo, vida nueva!


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016