jueves, 27 julio 2017
11:57
, última actualización

Fenómenos paranormales y agresiones inexplicables en Sevilla

Cuando vimos las imágenes se puede observar como una mano invisible a varios minutos de haber abandonado la estancia gira nuestra cámara

14 may 2017 / 08:44 h - Actualizado: 14 may 2017 / 08:45 h.
  • Fenómenos paranormales y agresiones inexplicables en Sevilla
  • Fenómenos paranormales y agresiones inexplicables en Sevilla
  • Fenómenos paranormales y agresiones inexplicables en Sevilla

En muchas ocasiones los fenómenos paranormales se manifiestan de una forma particularmente violenta y terrible, no es normal encontrarse casos tan extremos pero en una larga y dilatada trayectoria en este terreno los investigadores dan con casos que ponen los pelos de punta y viven, con estupor, toda la secuencia de hechos inexplicables de un determinado lugar ya sean a través de la agresión paranormal, la manifestación en mitad de una carretera o el encantamiento de una casa...

Agresión del otro mundo en el Cerro del Águila

En las narraciones de lo paranormal a menudo nos encontramos con ese tipo de historias que siempre cabalgarán entre la leyenda y la realidad, entre la duda y la negación, en lo fraudulento y lo paranormal.

Los compañeros, y buenos amigos, de investigación, Lorenzo Cabeza y Carmen Bravo, relatan una investigación conjunta que realizamos en la sevillana barriada del Cerro del Águila.

«Al llegar nos reciben una familia encantadora compuesta por el matrimonio, dos hijas adolescentes y una pequeña de cinco añitos hija de la mayor de las hermanas; esta familia –en concreto la madre– nos relata como una sombra negra bastante grande se pasea a su gusto por la vivienda siendo el cuarto de la hija pequeña y el de dormitorio principal sus estancias preferidas, ellos suelen percibir los clásicos síntomas de fenómenos paranormales como son: olores a putrefacto, bajadas anormales de temperaturas de entre 8 y 15 grados en segundos y la pequeña de cinco añitos dice verlo pasar del cuarto de su tía hacia el cuarto de sus abuelos diciendo.

Nuestro Grupo G.P.S. después de la primera visita para conocer y tener una pequeña charla con la familia y que nos informaran de todo lo que ocurría en su hogar a los pocos días volvimos ya acompañados de nuestros compañeros de Voces del Misterio José Manuel García Bautista y David Flores para hacer una extensa investigación de campo e intentar obtener y recopilar todos los datos posible e intentar averiguar que era y que quería este ente o presencia oscura que merodeaba por su casa.

Una vez en el lugar empezamos hacer barridos de videos y fotografías intentando recoger algún fenómeno paranormal y seguimos con una sección bastante extensa de psicofonías haciendo bastantes preguntas y también haciendo lo que en este mundo se le conoce como psicofonías en blanco que consiste en dejar las grabadoras y demás aparatos capturadores de audios a grabar sin hacer ningún ruido o hacer ninguna pregunta.

Los resultados de esta investigación no tardaron en llegar, en la ronda de preguntas María del Carmen compañera de nuestro grupo G.P.S. y la encargada del audio se queda sola encerrada en el dormitorio principal y después de notar como la temperatura de la habitación había descendido varios grados en tres o cuatro segundos pregunta: «¿Los escalofríos que estoy sintiendo me los estas provocando tú?»... Dirigiéndose hacia este supuesto ser oscuro y una voz de hombre ronca le contesta un rotundo «SI», pocos minutos después –ya en la otra estancia que solían detectar la presencia– en el cuarto de la hija menor del matrimonio y también nuestra compañera, estando realizando en solitario una sesión de psicofonías en blanco, queda registrado como algo le hace un ruido que parece ser un gruñido del cual después de escucharlo cientos de veces no somos capaces de relacionar con ningún animal o ser de este mundo; tenemos que recordar que para esta investigación tanto la familia como su mascota no se encontraban en la vivienda, ya que le habíamos pedido que se marcharan para poder hacer la investigación sin que nada ni nadie externo nos pudiera contaminar los audios.

Esta entidad sólo se ha sentido violenta con personas ajenas a la familia, esta mujer desesperada en su intento de saber que era o que quería lo que habitaba en su vivienda le pidió ayuda a una amiga sensitiva a ver si al estar en la vivienda podía sentir que era aquella sombra oscura y corrió la misma suerte que nuestro compañero David, un gran arañazo en la espalda.

Estando realizando la investigación nuestro compañero David me miró y me dijo: «¿Loren tienes hay la cámara de fotos?» a lo que yo le respondí que sí, y me contestó: «acompáñame». Fuimos al cuarto y me dijo al entrar que había sentido un fuerte escozor en la espalda que le mirara y cuando se descubrió la espalda me quedé helado: tres arañazos bajaban desde la parte alta de la espalda hasta casi su cintura. En el momento le hice la foto para que el pudiera verlo y recordé la que nos había enseñado la mujer de la vivienda de su amiga sensitiva que era cuatro arañazos enormes como hechos con una gran garra que le recorría toda la espalda desde el costado hasta casi la clavícula.

En esta vivienda, habiendo observado los resultados de nuestras investigaciones de audios y, observando que en una de las grabaciones que dejamos la cámara de vídeo encima de la mesita de noche en el cuarto de matrimonio y cuando vimos las imágenes se puede observar como una mano invisible a los varios minutos de haber abandonado la estancia gira nuestra cámara unos 160 grados y la pone enfocando otra parte completamente distinta a la que habíamos dejado nosotros.

Decidimos pasar el caso a nuestro compañero Jesús García el cual, con sus extensos conocimientos de psicología, esoterismo y energías está ayudando en estos momentos a esta familia, a la cual no dejamos de ponernos en contacto cada pocos días y los cuales nos han confirmado que los fenómenos han remitido bastante y de momento han dejado de notar esa presencia oscura, aunque el caso sigue abierto a espera de volver hacer otra investigación de campo y poder confirmar que verdaderamente este ser ha dejado de molestar a esta buena familia».

Y es que lo paranormal muchas veces puede anidar en nuestro domicilio máxime, como en este caso, cuando el desencadenante puede ser una mala sesión de ouija.

La inquietante aparición de Barranco Hondo

Le hablamos ahora de una oscura visión en Castilblanco de los Arroyos...

A menudo solemos estar en un ritmo de vida que parece que es este el que rige nuestro destino, vivimos en un mundo con prisas en el que el ser humano parece ser un autómata con todo su tiempo predeterminado: tiempo para amar, tiempo para trabajar, tiempo para dormir...

En muchas ocasiones lo que sucede a nuestro alrededor pasa inadvertido y en otras simplemente, ante su imposibilidad, lo llamamos leyenda urbana.

Cuando hablamos de una leyenda urbana lo hacemos pensando en un hecho, en una historia, impresionante pero que no tiene un testigo definido, parece que siempre ha sucedido a un amigo de un amigo o un amigo de un familiar, o un familiar lejano... Sin embargo hay veces que esa misma historia puede suceder a personas cercanas, de nuestro entorno y entonces el relato cobra fuerza y veracidad.

Es lo que le ocurrió a nuestra testigo, a Verónica Whitaker, profesora de inglés, 30 años, afincada en Sevilla. Regresaba de trabajar en su vehículo cuando circulaba por la C-433, a la altura del kilómetro 24 en las proximidades del Barranco Hondo en la localidad sevillana de Castilblanco de los Arroyos. «Regresaba del trabajo cuando me encontré con una figura en la carretera, era algo fuero de lo normal para mí. Tuve que reducir la velocidad de mi vehículo y me dio tiempo de ver cómo era una mujer que vestía una túnica negra, tenía los brazos extendidos y parecía estar en mitad de la carretera sin moverse... Tuve que esquivarla y pasar por un lado de ella, al mirar por el retrovisor ya no estaba», y prosigue su relato: «Tengo claro que vestía una túnica negra muy larga y que de los brazos colgaba algo, otros trozos de tela, tenía el cuerpo muy elegante, muy fino»... «Sentí miedo y también escalofríos, me produjo un sentimiento de miedo, en mitad de la noche y encontrarte a alguien así en mitad de la carretera impresiona».

La profesora, al llegar al pueblo, consultó con otros vecinos acerca de su oscura visión... Sabía que estaba ante algo anormal y lejos de denunciarlo al cuartel de la Guardia Civil decidió investigar otros encuentros en aquel mismo lugar con otros vecinos del pueblo. Se encontró con una sorpresa: otros vecinos habían tenido el mismo encuentro en el mismo punto kilométrico donde se encontró a aquella misteriosa aparición.

«En concreto otra vecina del pueblo tuvo un encuentro con la misma mujer vestida de negro en el mismo lugar donde yo sorteé a aquella aparición»... «Lo que más me llamó la atención es que estuviera allí, en medio de la carretera, con los brazos extendidos y vestida de negro...». Repetía la profesora aún impresionada por la visión y experiencia vivida.

Tratando de sacar una lectura positiva al respecto Verónica piensa que, tal vez, se tratará de una aparición de carretera que la trataba de advertir, por ejemplo, del mal estado de los neumáticos... Sin querer pensar en el más allá o en la muerte.

Puntos donde se producen este tipo de apariciones en la provincia de Sevilla hay conocidos por su fenomenología, quizás el más famoso el de la Cuesta de las Doblas en la localidad de Sanlúcar la Mayor donde es famosa la aparición de la chica de rojo o chica de la curva, entronizada más con una leyenda urbana pero con tal cantidad documentada de casos que ya se puede hasta dudar que tantas personas estén equivocadas. Otro punto importante en la localidad de Palomares del Río donde también se aparece un misterioso personajes en una curva de cierta peligrosidad, lo mismo que en la localidad de Utrera... ¿Simples apariciones? ¿Leyendas urbanas? A veces la realidad supera a la ficción y este caso parece estar llamado a ello.

La testigo, Verónica Whitaker, sintió un profundo sentimiento de miedo al ver aquella mujer de túnica negra en medio de la carretera con sus brazos alzados... Tras sortearla y mirar por el retrovisor había desaparecido...

La ‘Casa del Aire’, la última casa encantada

En Arahal encontramos la denominada como Casa del Aire, una casa con muchos atractivos y una inquietante historia paranormal...

En Sevillapedia nos dan una descripción bastante detallada de este edificio: «La arquitectura doméstica en el XVIII adquirió en la Campiña una dimensión extraordinaria, al reflejar el resurgir de la economía agraria de nuestros pueblos. Esta casa con sus numerosos vanos al exterior, su gran despliegue espacial y la buena solución arquitectónica con la que combinaba el señorío y la de labranza, las tres fachadas y la planta prácticamente triangular del solar, es un ejemplo claro de la calidad, flexibilidad y funcionalidad de esta arquitectura barroca no siempre bien valorada.

La reciente restauración ha permitido recuperar la vida intensa del edificio, con sus originales contraventanas y parte de los pavimentos añadidos en el XIX y XX. La casa tuvo una portada principal a la plaza que pronto fue sustituida para utilizarse como fachada mirador o palco. La fachada de la calle Veracruz se adapta al quiebro de la calle, creando una sucesión de vanos y un ritmo de extraordinaria elegancia que enlaza con la cercana capilla de la Veracruz, sin duda proyectadas para complementarse mutuamente, formando uno de los conjuntos más armónicos y sencillos del urbanismo barroco andaluz.

En el patio principal conserva un excelente panel de azulejos, exponente del gusto estético en torno a la Exposición Iberoamérica de Sevilla, en donde se mezcla la tradición costumbrista con el lenguaje de las vanguardias internacionales firmado por Juan Miguel Sánchez y fechado en 1927».

Un vecino, Víctor J. Ogalla no apunta los primeros indicios sobre este nuevo edificio maldito.

En su interior se dan otra serie de sucesos misteriosos. Cuenta la historia más trágica que allí murió en el siglo XVIII una niña, desde entonces se aparece en la vieja casa, por sus pasillos, dejando sentir su fría y mortecina presencia: puertas que se abren y se cierra, luces que se encienden solas, ruidos sin explicación..., incluso una misteriosa aparición o cara espectral en un espejo.

Hechos insólitos, inexplicables, carentes de lógica, algunos vividos en directo y primera persona por los investigadores, situaciones que van más allá de lo racional y que nos viene a decir que convivimos con algo que está de la frontera del conocimiento, con la esencia viva del misterio.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016