miércoles, 14 noviembre 2018
09:24
, última actualización

La Economía Circular crece en Sevilla

La empresa sevillana Kaura se compromete con los Ministerios de Economía y de Medio Ambiente en estrictos procesos de respeto medioambiental

03 sep 2018 / 16:54 h - Actualizado: 03 sep 2018 / 17:02 h.
  • La Economía Circular crece en Sevilla

La empresa sevillana Kaura Coproducts, el Ministerio de Economía y Empresa, y el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, han firmado el decálogo que la compromete en su apuesta por una producción que reduce el uso de recursos, favorece la producción sostenible, y va más allá del beneficio económico, mirando a la ciudadanía de su entorno.

El llamado Pacto por la Economía Circular lo han firmado hasta el momento 249 empresas españolas, de ellas 11 en Sevilla. Kaura es la primera andaluza de su sector en sumarse a este acuerdo, que nace impulsado por la Unión Europea, en concreto a través de la Estrategia Europea de Crecimiento 2020, y la Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de recursos. La empresa, con sede central en Salteras (dispone de otras en Extremadura y Murcia), recicla cada año 150.000 toneladas de materia orgánica, para convertirla en harinas con uso final en la alimentación animal o en bio carburantes.

La labor netamente medioambiental de Kaura le permite asumir de manera completa el decálogo de la economía circular impulsado desde el Gobierno español. De forma resumida, se trata de de sustituir la economía lineal basada en extraer, producir, consumir y tirar, en una circular en la que vuelven al proceso productivo los materiales que contienen los residuos para producir nuevos productos o materias primas. En este planteamiento, la reducción, la reutilización o el reciclaje son procesos esenciales.

El decálogo incluye estos compromisos:

1. Avanzar en la reducción del uso de recursos naturales no renovables, reutilizando en el ciclo de producción los materiales contenidos en los residuos como materias primas secundarias siempre y cuando quede garantizada la salud de las personas y la protección del medio ambiente.

2. Impulsar el análisis del ciclo de vida de los productos y la incorporación de criterios de ecodiseño, reduciendo la introducción de sustancias nocivas en su fabricación, facilitando la reparabilidad de los bienes producidos, prolongando su vida útil y posibilitando su valorización al final de ésta.

3. Favorecer la aplicación efectiva del principio de jerarquía de los residuos, promoviendo la prevención de su generación, fomentando la reutilización, fortaleciendo el reciclado y favoreciendo su trazabilidad.

4. Promover pautas que incrementen la innovación y la eficiencia global de los procesos productivos, mediante la adopción de medidas como la implantación de sistemas de gestión ambiental.

5. Promover formas innovadoras de consumo sostenible, que incluyan productos y servicios sostenibles, así como el uso de infraestructuras y servicios digitales

6. Promover un modelo de consumo responsable, basado en la transparencia de la información sobre las características de los bienes y servicios, su duración y eficiencia energética, mediante el empleo de medidas como el uso de la ecoetiqueta.

7. Facilitar y promover la creación de los cauces adecuados para facilitar el intercambio de información y la coordinación con las administraciones, la comunidad científica y tecnológica y los agentes económicos y sociales, de manera que se creen sinergias que favorezcan la transición.

8. Difundir la importancia de avanzar desde la economía lineal hacia una economía circular, fomentando la transparencia de los procesos, la concienciación y sensibilización de la ciudadanía.

9. Fomentar el uso de indicadores comunes, transparentes y accesibles que permitan conocer el grado de implantación de la economía circular.

10. Promover la incorporación de indicadores del impacto social y ambiental derivados del funcionamiento de las empresas, para poder evaluar más allá de los beneficios económicos que se generen en las mismas, como consecuencia de su compromiso con la economía circular.

Kaura Coproducts mantiene actualmente una plantilla de más de 70 empleados, y genera alrededor de 200 empleos indirectos. La actividad de su marca RenFeed está destinada a la fabricación de la materia prima con la que se elaboran piensos para mascotas y para la acuicultura.

Además, cuenta con la marca RenBio, que se centra en la retirada y reciclaje de animales. Con ello, tiene un papel fundamental por la eliminación de riesgos sanitarios, pero también en el medioambiente, porque los productos resultantes de la revalorización de estos residuos sirven para biodiésel y para la coincineración en cementeras, contribuyendo en ambos casos a disminuir las emisiones de CO2 y con ello el efecto invernadero que produce el calentamiento global y el consiguiente cambio climático. Renpork y Renfat completan el abanico de marcas de los productos elaborados por la factoría.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016