lunes, 22 julio 2019
22:42
, última actualización

«Mis seguidores son como una familia más»

Cerca de medio millón de personas siguen en redes sociales a este humorista sevillano de tan solo 24 años

22 ene 2016 / 21:16 h - Actualizado: 23 ene 2016 / 17:27 h.
  • Juan Amodeo se hace un ‘selfie’ con sus seguidores en uno de sus espectáculos. / El Correo
    Juan Amodeo se hace un ‘selfie’ con sus seguidores en uno de sus espectáculos. / El Correo

La primera vez que descubrí a Juan Amodeo (@Amodeo13) fue a través de Whatsapp. En un grupo de esta red de mensajería compartieron un vídeo suyo donde realizaba una crítica seria sobre el Betis. Por aquel entonces usaba Facebook como única herramienta social y atesoraba no muchos seguidores hasta que un día subió un vídeo «indignado porque en un programa de Cuatro le dijeron a la artista Melody que siendo de Dos Hermanas era extraño que supiera hablar tan bien. Di mi opinión y todo se volvió viral».

Cuenta Amodeo que «yo usaba mi Facebook para subir fotos con mi novia y en pocos días pasé de 300 amigos a 2.000. A partir de ahí la gente comenzó a pedirme que subiera vídeos y comentara cosas de actualidad». No lo conocía pero decidí ponerme en contacto con él para asesorarle sin compromiso alguno. Vi en él un talento por pulir en redes. Nos reunimos, le di mis humildes consejos digitales y acto seguido sin pensármelo dos veces le propuse que actuara con un monólogo en la Gala de Premios Blogosur a los Mejores Blogueros y Tuiteros de Sevilla, evento que fue televisado por El Correo TV. A partir de ahí su crecimiento en la red fue asombroso.

«Tras la Gala y los consejos para que me expandiera en otras redes comencé a subir vídeos en Instagram». Hoy, este joven estudiante de tan solo 24 años posee una legión de seguidores en sus Redes Sociales: Más de 430.000 en Instagram, más de 90.000 en Facebook (entre página y perfil), por no seguir... «Mis seguidores, al fin y al cabo, son una familia más», asegura. Cada día, sin descanso, sube algún vídeo de humor con grandes dosis de actuación que logran miles de likes (me gusta) y se comparten por centenares de usuarios.

Pero, ¿cómo se llega a esto? ¿Casualidad? ¿Suerte? La suerte en la vida hay que buscarla y Juan Amodeo ha luchado desde muy chico por cumplir su sueño: «Desde muy niño he querido ser humorista y actor. En las fiestas navideñas siempre actuaba contando chistes para la familia, siendo muy pequeño. A nadie le gustaba porque los contaba muy largos», aclara jocosamente. Desde julio de 2015 «decidí subir vídeos diariamente en Instagram porque veía que ahí es donde tenía más gancho. Hacer reír en 15 segundos (tiempo máximo que permite Instagram) es muy duro, pero me di cuenta que lo que tenía que hacer era actuar más, que era lo que a mí más me gustaba. En un principio, no tenía nadie con quien grabar, entonces se me ocurrió disfrazarme con una peluca para hacer de dos personajes distintos. Y gustó muchísimo».

Con esa constancia de trabajo un mes después sumaba 20.000 seguidores más y los bolos y actuaciones se le multiplicaban en salas de toda Andalucía. «Fue cuando me di cuenta de que algo estaba pasando... en las discotecas era una auténtica pasada comprobar que decenas de personas te reconocían y querían hacerse una foto contigo. No daba crédito, y mis amigos ni te cuento (risas)”.

Todo ese fenómeno fue creciendo y reconoce que «todavía me hace muchísima ilusión que me pidan fotos». De hecho, ha llegado tarde a la entrevista poniéndome como excusa que le han parado por la calle varias chicos/as para pedirle unas fotos. La pregunta era obligada ¿Se te ha subido la fama a la cabeza? «Para nada, lo único es que ahora tengo más presión... de querer siempre hacer un vídeo mejor, que la gente se ría más... contra más popularidad más crece mi ilusión». Y los amigos, ¿han cambiado contigo? «Sabes de qué me he dado cuenta... que tengo menos amigos. Porque los que están han sido los que han estado siempre. Cada vez que subes un escalón más alto te vas quedando con menos gente y al final se quedan los de verdad. También te encuentras con supuestos nuevos amigos que lo que buscan es hacerse fotos contigo para ganar ellos notoriedad en la red. Y a mí eso me duele», afirma con sorprendente sinceridad.

Mi curiosidad me lleva a preguntarle si piensa con tiempo los vídeos antes de publicarlo o es fruto de la espontaneidad. «No sé ahora mismo el vídeo que voy a subir mañana, el 90% de las veces son improvisación del mismo día. El resto son algunos vídeos que tengo enlatados. O por ejemplo, en unas semanas salgo de viaje con mi novia a Roma y lo que haré es dejar preparados vídeos para que alguien los suba, en este caso será mi representante...». ¿Representante?... (Sonrío con asombro)... (Risas)... «Mi representante es mi mejor amigo desde que éramos pequeños. No soy una persona que me guste negociar el dinero y le pedí el favor».

Algo inteligente puesto que Juan Amodeo tiene ya cerrada una gira de actuaciones hasta finales de mayo por toda España, numerosos compromisos publicitarios con marcas y hasta contrato con una reconocida cadena hotelera. Un joven sencillo, humilde, familiar, tímido en las distancias cortas, que acumula una media de 4.000 seguidores diarios, pero que tiene un sueño muy claro: llegar a la televisión. «¿Sabes por qué? Porque mi abuela dice que no voy a ser famoso hasta que salga en la tele o bien en un periódico serio...», comenta con cierta guasa.

Lo primero ya lo ha conseguido, lo segundo no me cabe duda que lo logrará muy pronto.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016