miércoles, 14 noviembre 2018
22:39
, última actualización
Videojuegos

Parecidos razonables en los videojuegos

El presente artículo repasa algunos términos especializados en el sector de los videojuegos cuyo uso son habituales en la actualidad pero que pueden llevar a confusión incluso en los usuarios más experimentados

15 may 2018 / 23:35 h - Actualizado: 16 may 2018 / 00:03 h.
  • Los juegos de mundo abierto como ‘Red Dead Redemption 2’ tienen una historia que el jugador debe seguir para progresar.
    Los juegos de mundo abierto como ‘Red Dead Redemption 2’ tienen una historia que el jugador debe seguir para progresar.
  • ‘Pokemon GO’ es un ejemplo de realidad aumentada en los videojuegos.
    ‘Pokemon GO’ es un ejemplo de realidad aumentada en los videojuegos.
  • Los remakes como el próximo ‘Spyro the Dragon’ son juegos hechos de cero basados en otros ya lanzados.
    Los remakes como el próximo ‘Spyro the Dragon’ son juegos hechos de cero basados en otros ya lanzados.
  • ‘El viaje de Elisa’ es un serious game que aborda el Síndrome de Asperger.
    ‘El viaje de Elisa’ es un serious game que aborda el Síndrome de Asperger.

¿Entran todos los videojuegos educativos dentro de la gamificación? ¿Es lo mismo un remake que una remasterización? ¿Necesito realmente unas gafas de realidad virtual para vivir en un juego una experiencia con un grado mayor de inmersión? Responder a estar preguntar para algunos puede ser como llegar al final del videojuego más complicado, sin embargo la respuesta es más simple de lo que parece. Este artículo no trata sobre videojuegos en concreto, aunque sí que se mencionarán como ejemplo, sino de terminología especializada propia de un sector de entretenimiento igualmente especializado como es el de los videojuegos, que emplea conceptos que, pareciendo similares, son radicalmente diferentes.

Realidad virtual - Realidad Aumentada

El futuro y parte del presente de los videojuegos no está del todo claro en cuanto a realidades se refiere. La versión más conocida es la realidad virtual, la cual requiere de unas gafas especiales para vivir una experiencia aún más inmersiva que la innata de los videojuegos en la que el único elemento real del juego es el usuario. El resto, personajes, escenario y objetos, son partes del mundo digital, aunque el individuo tenga la sensación de que son reales. Es lo que ocurre con Robinson: The Journey, Until Dawn: Rush of Blood o Farpoint VR.

La cuestión es que no son necesarias unas gafas virtuales para vivir una experiencia inmersiva más allá de los videojuegos clásicos. Ahí es donde entra en juego, nunca mejor dicho, la realidad aumentada. Esto no es más que introducir en escenarios reales elementos virtuales sin necesidad de accesorios extra. Es lo que ocurre por ejemplo con el juego Pokemon GO. El usuario simplemente necesita de su smartphone y el sistema GPS que incorpora para que le vayan indicando por donde ir en un camino real mientras la pantalla del móvil le va mostrando criaturas inexistentes salvo en el mundo digital. Este tipo de tecnología también se está aplicando en sectores como la publicidad o culturales como museos para ampliar la información de las obras de arte.

Mundo abierto - Sandbox

En los últimos años parece haber una competición entre las desarrolladoras por ver quien crea el mayor escenario en un videojuego. Sin embargo, el hecho de mostrar un enorme lugar donde ocurre la acción no quiere decir que pertenezcan al mismo género. Un juego del mundo abierto contiene una historia principal y numerosas misiones secundarias que el usuario puede hacer cuando le plazcan, pero su realización es obligatoria si se quiere avanzar en la trama. Estas aventuras suelen tener además muchos coleccionables que recopilar ya que las compañías se preocupan de que el usuario esté lo suficientemente ocupado. De nada serviría estar en un basto escenario si no hay nada que hacer. A pesar de su inmensidad y de la sensación de libertad que ofrece, este tipo de ocio interactivo tiene un argumento que guía nuestros pasos de principio a fin. En este tipo de videojuegos destacan nombres propios como la saga Assassin’s Creed, Red Dead Redemption 2, Far Cry, Grand Theft Auto, Horizon Zero Dawn o The Witcher 3: Wild Hunt.

A diferencia del mundo abierto, los sandbox no tienen una historia ni un final propiamente dicho. El usuario es introducido en un mundo donde no hay unas reglas determinadas y cuyo final lo marca el propio usuario cuando se canse de jugar. Ni siquiera tiene unos pasos que seguir. Es el caso de Los Sims o Minecraft en los que cada uno decide qué es lo que quiere hacer, qué tipo de vida llevar con su personaje o qué construir en su escenario.

Gamificación - Serious games

En los últimos años el videojuego ha traspasado la frontera del entretenimiento para acercarse a otras ramas de la sociedad. En un intento de definir estas nuevas facetas del ocio interactivo surgen términos que llaman a confusión. Por un lado está la gamificación que no es más que utilizar elementos propios del videojuego, como los puntos, el sistema de ranking, los niveles, los logros o los avatares, para facilitar el aprendizaje. Tal es así que no estamos hablando de un juego propiamente dicho sino de partes específicas. Dentro de esta categoría entrarían aplicaciones como Classcraft donde se premia o penaliza el comportamiento, el juego de preguntas y respuestas con puntuaciones Kahoot o CodeCombat, que enseña a programar de una manera amena.

Videojuegos completos son en cambio los serious games, los cuales son juegos desarrollados con una finalidad diferente a la del entretenimiento como puede ser hacer las veces de editorial informativo o newsgames, promocionar los valores de una marca (advergames), simular aspectos de la realidad para aprender sobre ellos e incluso concienciar al jugador sobre temas de problemática social como la inmigración, la violencia de género o la discapacidad física y mental. A diferencia de la gamificación, este tipo de entretenimiento necesita de conocimiento en programación para poder crear el juego, los cuales suelen ser de una duración mayor, como es el caso de Contra viento y marea en el que se explica el drama de los refugiados, A Normal Lost Phone, el cual hace lo propio con la homofobia o El viaje de Elisa para abordar el Síndrome de Asperger.

Remake - remasterización

Finalmente, los últimos términos se refieren a dos formas actuales de hacer negocio con los videojuegos. Por un lado, remake hace referencia a una reconstrucción de un juego ya lanzado que, aunque pueda parecer similar al original, su aspecto visual, jugabilidad y, en definitiva, todas sus facetas han sido rediseñadas desde cero. Ejemplos de remake se encuentran en títulos recientes como Crash Bandicoot N. Sane Trilogy (2017) el cual muestra con la calidad gráfica actual la trilogía que en su día se lanzó para PS One en los años noventa, o Shadow of the Colossus, lanzado hace uno meses y ha hecho lo propio con su homólogo de 2005 para PS2. El futuro de los remakes pasa por la recién anunciada trilogía de Spyro the Dragon o Final Fantasy VII. En ambos, la historia y los personajes serán los mismos entre versiones pero todo lo demás será completamente diferente.

Muy diferente también a lo que es una remasterización propiamente dicha. Este tipo de videojuegos y técnica que emplean no pocas compañías para incrementar los ingresos de un título no es más que coger un videojuego que ya está a la venta y mejorar ligeramente su calidad gráfica y aspectos visuales para poder lanzarlo en una consola más actual. Es pasar un juego por chapa y pintura para que luzca mejor aunque siga siendo el mismo. Algunos ejemplos de remasterizaciones se encuentran en aventuras como Assassin’s Creed Rogue, Dark Souls, Gravity Rush o The Last of Us. Como curiosidad, este tipo de videojuegos ‘modernizados’ suelen llevar la coletilla de Remastered acompañando a su nombre.

Por último y como extra, tampoco hay que confundir remasterización ni remake con reboot. Este tercer concepto no es más que un videojuego nuevo que borra la historia vista hasta el momento de una saga para contar un origen completamente diferente. El mejor ejemplo en la historia de los videojuego está en Tomb Raider (2013). Con esta entrega, Square Enix hizo borrón y cuenta nueva a la historia que hasta el momento había contado de Lara Croft para mostrar el comienzo origen del personaje. De hecho incluso la jugabilidad propia de la franquicia o su concepto básico de juego de niveles y puzzles cambió para dar paso a una entrega de acción. Otros reboots se pueden encontrar en las sagas de DMC: Devil May Cry, mostrando a su protagonista más joven y alejado de los sucesos vistos en los cuatro títulos anteriores o Prince of Persia, con un personaje e historia completamente diferentes a sus predecesores vistos en la trilogía Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo.

Si este artículo ha sido un reboot o cambio en la forma en que el usuario tenía en mente estos conceptos es una cuestión personal pero es de esperar que, a partir de ahora, cuando el jugador esté delante de su juego favorito, éste tenga claro de qué tipo de ocio interactivo está disfrutando.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016