Local

10.000 millones en la cuerda floja

Los recortes de Bruselas amenazan las ayudas ‘de transición' para las regiones que dejan de ser Objetivo 1 en el marco 2014-2020.

el 22 sep 2012 / 19:20 h.

TAGS:

A perro flaco todo son pulgas, dice el refrán. El pasado miércoles, por vez primera de forma oficial y tras un sinfín de rumores, la presidencia chipriota de la UE puso a circular un documento que amenaza con recortar el próximo presupuesto comunitario y afectar a las políticas de cohesión. Andalucía podría perder todos los fondos europeos en 2014. Contaba con recibir 9.951 millones de euros en el marco 2014-2020, clave en el momento de remontar la crisis. Son dos tercios de las ayudas cobradas en el último cheque europeo y era el porcentaje garantizado como "red de seguridad" para regiones como Andalucía, para las que Bruselas había garantizado un estatus especial. Las ayudas que están más en la cuerda floja son aquellas de transición, previstas para las regiones que dejan de ser Objetivo 1 en el próximo marco comunitario y suben un escalón, convirtiéndose en regiones de competitividad.


Andalucía está entre esas que abandonan el furgón de cola, su renta per capita ya superó el 75% de la media comunitaria. Lo mismo que Castilla-La Mancha y Galicia. Hasta ahora, tenía garantizada una "red de seguridad" que blindaba que este tipo de regiones, con rentas entre el 75 y el 90% del PIB de la UE, iban a seguir contando con dos tercios de las ayudas que hasta ahora mismo habían venido recibiendo.

Ese fondo, que permitía abandonar las ayudas europeas a través de un cómodo carril de desaceleración, peligra. Mañana lunes está convocada una reunión clave de los ministros de Asuntos Exteriores de la UE y una cumbre los días 22 y 23 de noviembre debe sobre el papel abordar el próximo Presupuesto comunitario. Se prevé un tijererazo del 5% y aunque el documento oficial asegura que tratarán de salvarse las políticas de cohesión, en estos momentos no hay nada claro y se han encendido las alarmas, admite el secretario general de Economía de la Junta de Andalucía, Gaspar Llanes. Los datos que maneja el Gobierno andaluz apuntan a un presupuesto de más un billón de euros para el próximo marco comunitario 2014-2020. Las políticas de cohesión coparían 379.000 millones de euros, casi 12.000 millones más que en el actual presupuesto.

Desde la Junta de Andalucía advierten de que aún nada es oficial. Sobre el papel la primera intención es preservar las políticas regionales y se limita a apuntar la necesidad de "un esfuerzo de reducción". Sin embargo, hay intención declarada de "reconsiderar" las políticas de cohesión y se "ha apuntado directamente" a las llamadas regiones de transición. "Ahora mismo existe ese riesgo", admitió el alto cargo de la consejería de Economía, que indicó que el Gobierno andaluz confía en que no llegue a materializarse. El Ejecutivo de José Antonio Griñán, que mantiene la alerta y sigue detalladamente todo lo que ocurre a través de su oficina en Bruselas, señala que ahora mismo toca negociar a los Estados y que en este punto "existe una coincidencia total entre las posiciones de España y Andalucía". Llanes ensalzó la labor del director general de Fondos Europeos del Ministerio de Hacienda. "Confiamos en su capacidad negociadora", añadió el secretario general de Economía, que no obstante admitió que la Junta está "muy atenta" y no descarta volver a relanzar la ofensiva política que Andalucía armó desde su Parlamento en enero de 2011, cuando se empezaron a perfilar las próximas perspectivas comunitarias. En aquel momento se cerró un consenso unánime de todos los grupos políticos de la Cámara a favor de que Andalucía recibiera ayudas de forma transitoria y no tuviera que abandonar la solidaridad europea de forma abrupta y en plena crisis. Griñán se desplazó a Bruselas y se reunió con el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso. El fondo de ayudas transitorias estaba asumido como una partida garantizada hasta 2020. "Parecía que estaba cerrado y ahora se ha abierto", admiten desde la Junta, que no oculta la presión que esto añade en la recta final de la negociación, en plena crisis y cuando la única receta que plantea una Europa claramente dirigida por la Alemania de Angela Merkel es austeridad y recortes. Si la fórmula que ahora suena se hace efectiva, "Andalucía sufre un alto riesgo de perder todo lo conseguido con la política comunitaria", alerta el secretario general de Economía de la Junta, que señala que las ayudas de la UE suponen un 2% del PIB regional y el 8,5% del Presupuesto andaluz. Hasta ahora el Gobierno autonómico contaba con que los fondos que llegarían a partir de 2014 sería dos tercios de los 14.927 millones de euros recibido en concepto de políticas de cohesión en el último cheque europeo. El impacto presupuestariopuede ser mortal para una de las regiones que presenta uno de los mayores índices de paro de las regiones europeas. Y todo en pleno shock económico.


  • 1