Cofradías

150 años creyendo al ver los signos de la Pasión

La estación de penitencia de hoy es especial para María Malo porque encarnará a la Verónica.

el 01 abr 2010 / 18:39 h.

Estas dos hermanas encarnarán a la Verónica y la Fe.

Cuentan los evangelios que cuando Cristo iba con la Cruz al hombro durante el Víacrucis de la calle de la Amargura, una mujer le tendió un velo para que se enjuagara el sudor y la sangre. En la tela, conocida como el paño de la Verónica, quedaron milagrosamente impregnadas las facciones de Jesús. Sin tener una teoría fundada acerca del por qué, pero sí el cuándo, Montserrat integró esta figura en su cortejo. Fue en 1859. A partir de ahí, una hermana de la corporación, por orden de antigüedad, representa a la Verónica -verdadera imagen- cada Semana Santa portando el paño.

Hoy, Viernes Santo, este personaje de la Pasión cumple 150 años procesionando en la cofradía y será María Malo quien lo encarne. "Cuando llegué a la hermandad hace ya algunos años me explicaron el papel de cada uno de sus miembros. También el de la Verónica y me gustó. Llevaba años solicitando el puesto y por fin ya ha sido. Mi madre me quiso engañar diciendo que no cuando volvía de recoger la papeleta de sitio, pero no pudo. Yo sabía que tenía que tocar", explica.

Será una salida diferente para María. Asegura que sentirá "los mismos nervios" que si fuera de nazarena. Aunque "también será especial al coincidir con el aniversario de la introducción de la Verónica hace más de siglo y medio, y eso me ilusiona más aún".

Y tan especial. Por lo pronto, el primer cambio será que irá con la cara descubierta. "El momento de la salida es el más complicado, todo el mundo mirándote y haciéndote fotos. Supone un gran esfuerzo ir manteniendo la compostura durante el recorrido sosteniendo el paño abierto para enseñar la cara de Cristo reflejada en él".

Junto a ella habrá otra hermana que también vivirá una experiencia nueva. Se trata de María Isabel Corral, que representa a la Fe. "No tenía preferencias por encarnarla, pero muchas mujeres de mi familia se han vestido de esta imagen alegórica". La figura se incorporó en 1865, y ya sólo le quedan cinco años para los 150. Dicen que llegarán a la capilla, rezarán y se vestirán. María de mujer hebrea y María Isabel de ángel con una cruz en la mano y un velo en los ojos.

El mayor logro ya lo han conseguido, el que les asignen cada papel. Ahora sólo queda salir a la calle y representar "lo más alto" una de las tradiciones de Montserrat.


  • 1