martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización

155.000 niños andaluces aprenden a comer sano en el colegio para evitar la obesidad

El 20,9 por ciento de menores de dos a 15 años tiene sobrepeso, un problema que afecta más a los escolares de clases desfavorecidas

el 28 may 2014 / 22:06 h.

El sobrepeso es un problema que se está disparando entre los más pequeños, un fenómeno que está alarmando a las autoridades sanitarias. Para frenar su avance se ha decidido acudir a los colegios y concienciar a los menores desde su más tierna infancia. Para ello, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, en colaboración con la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, ha puesto en marcha el programa Alimentación Saludable en la Escuela, que ya llega a más de 155.000 menores en Andalucía, de 948 centros educativos. De estos colegios, 149 están localizados en Zonas con Necesidades de Transformación Social, lo que representa casi la mitad del alumnado de estas barriadas. Y es que aunque parezca paradójico, la obesidad infantil es más prevalente en los grupos sociales más desfavorecidos y en los menores con problemas de discapacidad, según informó ayer en una nota la directora del Plan Integral de Obesidad Infantil Begoña Gil. Son, precisamente, los más pequeños de la familia el colectivo en el que se centra este año la conmemoración del Día Nacional de la Nutrición, una efeméride impulsada por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad) y que lleva por lema Comer sano es divertido, la obesidad infantil no. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, expresó que «desde Andalucía, nos sumamos a este día conmemorativo, ya que la obesidad infantil en nuestra comunidad autónoma es, al igual que en el resto de España, un problema de salud pública que preocupa en gran medida a profesionales sanitarios, administración sanitaria y sociedades científicas, ya que está en la base del aumento de las enfermedades crónicas en la etapa adulta». De hecho, los datos de la última Encuesta Andaluza de Salud son alarmantes: el 20,9 por ciento de menores de dos a 15 años tiene sobrepeso y el 17,7 por ciento tiene obesidad. A nivel nacional, los datos del estudio Aladino, de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, revelan que más de un 45 por ciento de menores de entre seis y nueve años sufre obesidad o sobrepeso. Concretamente, un 26,2 por ciento presenta sobrepeso y un 18,3 por ciento obesidad. Además de enseñar a comer a los más pequeños, la Junta, entre otros muchos programas para combatir el sobrepeso, también ha puesto en marcha un plan contra el sedentarismo, por estar asociado a la obesidad y es que el 18,2 por ciento de los menores no realiza actividad física.

  • 1