lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización
Economía

19 millones para crear una ‘ciudad’ que sea sostenible y ahorre energía

Endesa lidera SmartCity, un proyecto pionero en un urbanismo más ecológico

el 27 sep 2009 / 19:41 h.

La integración de las fuentes de energía renovable en la red de abastecimiento ciudadano ya es una realidad gracias al proyecto en el que participan once empresas y lidera la compañía Endesa:SmartCity, un proyecto pionero en urbanismo sostenible en el que se invertirá 31 millones de euros, 19 de los cuales provendrán del Fondo Tecnológico. Se desarrollará en Málaga -concretamente en la zona de la playa de la Misericordia- y permitirá el ahorro de un 20% del consumo energético, lo que representa evitar la emisión de 6.000 toneladas anuales de dióxido de carbono.

Del proyecto, que trata de dar una respuesta integral a los desafíos medioambientales involucrando al consumidor, se beneficiarán 300 clientes industriales, 900 de servicios y 11.000 clientes domésticos durante cuatro años.

¿Cómo se conseguirá esto? Pues las fuentes de energía renovable se integrarán de forma óptima en la red, acercando la generación al consumo a través de la instalación de paneles fotovoltaicos en edificios públicos, el uso de microgeneración eléctrica en algunos hoteles o instalación de sistemas microeólicos en la zona.

Existirán sistemas de almacenamiento energético en baterías, de manera que parte de la energía podrá ser consumida después en la climatización de edificios, el alumbrado público y el transporte eléctrico. Se potenciará también el uso de coches eléctricos, con la instalación de postes de recarga y el envío de una pequeña flota de vehículos.

Todos los clientes que participarán en el proyecto contarán con nuevos contadores inteligentes para facilitar un consumo más sostenible. Además, la instalación de sistemas inteligentes y de sistemas avanzados de telecomunicaciones y telecontrol permitirá actuar en tiempo real y de forma automática sobre la red de distribución, haciendo posible una nueva gestión de la energía y potenciando la calidad del servicio.

Después, se recogerán los datos de consumo y de eficiencia para extraer conclusiones y exportar la experiencia a nuevas zonas urbanas, de manera que se pueda ir cambiando el modelo energético actual hacia un modelo más sostenible.

Este proyecto, que se convertirá en un referente mundial en el desarrollo de tecnologías energéticas de vanguardia, se enmarca dentro del PLAN 20-20-20, diseñado por la UE, que establece objetivos para el año 2020 de aumento de la eficiencia energética en un 20%, reducción de las emisiones de CO2 en un 20% y aumento de las fuentes de energía renovables hasta un 20% en el mix energético.

  • 1