Local

200 alumnos protestan contra el Máster de Formación del Profesorado

Los alumnos exigen mejor gestión de los contenidos del curso por parte de los responsables e instituciones de los que depende el máster. El vicerrector de Ordenación Académica se compromete a mantener una reunión con los afectados, la próxima semana, para llegar a algún acuerdo.

el 18 mar 2010 / 19:28 h.

TAGS:

Unos 200 alumnos, de los 800 que se encuentran cursando en Sevilla el Máster de Formación del Profesorado de Educación Secundaria (MAES), se manifestaron ayer en la puerta del Rectorado de la Hispalense, para exigir que se modifique todo el planteamiento inicial del máster.
Un máster que, tras la puesta en marcha del Plan de Bolonia, sustituyó al Curso de Adaptación Pedagógica (CAP). Este postgrado comenzó en el mes de noviembre, tras numerosas moratorias impuestas por la Universidad y desde su inicio, los alumnos llevan denunciando la pésima gestión de los responsables e instituciones de los que depende el máster.

Bajo los gritos de "Dinero... ¿dónde está mi dinero?"-los alumnos han tenido que pagar 1.626 euros de matrícula, en relación a los 189 euros que costaba el CAP-, los futuros profesores de Secundaria exigían mayor transparencia por parte de la Administración, a la hora de dar las informaciones, al mismo tiempo que pedían, entre otras exigencias, un compromiso de garantía de calidad de los contenidos del curso, una solución para aquellos compañeros que por motivos laborales no pueden asistir a algunas de las asignaturas programadas con posterioridad a los plazos de la matrícula y una solución para saber qué órgano implicado en el máster-Rectorado, Consejerías de Educación e Innovación, Ciencia y Empresa, y el Ministerio de Educación- será quien termine regulando las prácticas.

Al final de la mañana, los manifestantes eran recibidos por el vicerrector de Ordenación Académica, Miguel Ángel Castro Arroyo, quien les entregaba un documento en el que reconocía "numerosas incidencias" en la puesta en marcha del máster, a la vez que les instaba a "trabajar uno a uno" en reuniones de "tipo ejecutivo" para alcanzar soluciones con la finalidad de que los alumnos puedan concluir el máster y que estos problemas no afecten a los que tendrán que matricularse en la segunda edición del mismo. "Se están cargando la formación de profesores. Esto no es la calidad que ellos prometieron ni la que está recogida en la memoria que firmaron", señaló Luis Guevara, uno de los alumnos afectados.

  • 1