sábado, 17 noviembre 2018
20:28
, última actualización
Economía

2012 será peor que 2011

España apenas crecerá un 0,7% este año y en 2012 y avanzará un 1,4% en 2013, pero será insuficiente para crear empleo.

el 10 nov 2011 / 09:35 h.

Ya lo advirtió el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn. "No maten al mensajero". Avisaba así del sombrío panorama que se presenta para el conjunto de la Eurozona en general y para España en particular antes de avanzar unas previsiones que abren las puertas de la economía comunitaria a una recesión "profunda y prolongada" tras constatar que "el crecimiento se ha detenido en Europa".

La Comisión Europea recortó ayer su previsión de crecimiento para la UE hasta el 1,6% del PIB en 2011 y el 0,6% en 2012 (frente al 1,8% y al 1,9%, respectivamente previstos en primavera). La Eurozona solo crecerá un 1,5% este año y un 0,5% el que viene (frente al 1,6% y el 1,8% estimados). Y, aunque el crecimiento volverá en 2013, será lento, del 1,5% en la UE y 1,3% en la Zona Euro.

"El crecimiento se ha detenido en Europa y podríamos conocer una nueva fase de recesión", alertó Rehn. "La probabilidad de un periodo más prolongado de estancamiento es alta. Y, teniendo en cuenta la inusualmente alta incertidumbre sobre decisiones políticas claves, no puede excluirse una recesión profunda y prolongada acompañada de constantes turbulencias en los mercados", agregó su director general, Marco Buti.

El parón económico afectará, además, a todos los grandes Estados miembros. El crecimiento en Alemania se desacelerará desde el 2,9% este año hasta el 0,8% en 2012; Francia pasará del 1,6% al 0,6%; Italia se mantendrá estancada con un avance de apenas el 0,5% este año y el 0,1% en 2012; y el Reino Unido apenas avanzará un 0,7% este año y un 0,6% el que viene.

¿Y España? ¿Qué le espera? La Comisión Europea ha recortado su crecimiento hasta el 0,7% del PIB tanto en 2011 como en 2012 (frente al 0,8% y el 1,5% calculado en primavera) debido al impacto de la crisis de deuda, la desaceleración económica mundial, los ajustes en el sector público y el proceso de desendeudamiento de familias y empresas.

El Ejecutivo comunitario pronostica que la economía española volverá a caer (un -0,1%) durante el último trimestre del año y se mantendrá prácticamente estancada en los primeros meses de 2012. El ritmo de crecimiento se acelerará a partir de 2013, año para el que Bruselas prevé un avance del 1,4%.

Aun así, la debilidad del crecimiento provocará que la creación de empleo se retrase hasta 2013, según la Comisión. "Está previsto que el empleo caiga más significativamente tanto en 2011 como en 2012", año en el que vaticina que seguirá aumentando la tasa de paro, aunque "se verá limitado por una disminución de la población activa por la salida considerable de trabajadores inmigrantes", reza el informe.

Pero ni siquiera en 2013 la tasa de desempleo se situará por debajo del 20% de la población activa. "La fuerte contracción económica y el todavía débil crecimiento durante la recuperación explican el aumento del paro", señala el Ejecutivo comunitario, que avisa también de un incremento del paro estructural. El nivel de desempleo se situará de media en el 20,9% tanto este año como el que viene y solo bajará hasta el 20,3% en 2013.

No solo eso. Bruselas vaticina que España incumplirá el objetivo impuesto por la UE de recortar el déficit público al 6% del PIB este año, alcanzando el 6,6%, y culpa a las comunidades autónomas de ese desfase. "Mientras que el Gobierno central va en la buena dirección para cumplir su objetivo, como se refleja en los datos de ejecución presupuestaria, se esperan desviaciones de los gobiernos regionales y del sistema de Seguridad Social", avisa. La Comisión aprovechó para lanzar otro mensaje. "Se necesitarían incluso más medidas correctivas para alcanzar el objetivo de déficit este año".

Para 2012 y 2013, espera un déficit español del 5,9% y del 5,3% respectivamente, en lugar del 4,4% y el 3% comprometido con Bruselas. No obstante, avisa de que las previsiones están elaboradas sin tener en cuenta el presupuesto de 2012, que el Gobierno no ha presentado por las elecciones del 20-N, ni las medidas adicionales que adopte el nuevo Ejecutivo.

La deuda pública aumentará desde el 69,6% del PIB en 2011 hasta el 78% en 2012. La única noticia en clave positiva hay que buscarla en los precios. El nivel de inflación se situará de media en el 3% este año pero caerá al 1,1% y al 1,3% en 2012 y 2013.

Por otro lado, entre los países rescatados, la economía griega se contraerá un 5,5% este año y un 2,8% el que viene; Portugal decrecerá un 1,9% en 2011 y un 3% en 2012; y solo Irlanda se salva de la recesión con un crecimiento del 1,1% este año y en 2012.

En estas condiciones, Olli Rehn explicó que, pese a que la creación de empleo progresa en algunos Estados, "no prevemos un retroceso real del paro en la UE en su conjunto". De hecho, Bruselas pronostica que la tasa de paro de la UE y de la Eurozona se mantendrá en torno al 10% de la población activa al menos hasta 2013. Con España a la cabeza.

  • 1