sábado, 16 febrero 2019
20:02
, última actualización
Local

23 mujeres se personan contra el peluquero que las grababa

Entre las afectadas, que fueron filmadas en el baño, hay menores.

el 12 jul 2010 / 18:23 h.

TAGS:

Al menos 23 mujeres, incluidas varias menores de edad, se han personado como acusación particular contra un peluquero imputado por un juzgado sevillano por instalar supuestamente una cámara de vídeo en el cuarto de baño de su establecimiento, que se encuentra ubicado en la avenida de Miraflores, y grabar así a sus clientes sin el consentimiento de ninguna de ellas.

En este sentido, fuentes del caso informaron a Europa Press de que ayer acudieron a declarar ante el Juzgado de Instrucción número 1 la mitad de estas mujeres, entre ellas dos menores de edad que estuvieron representadas por sus madres, mientras que en la jornada de hoy está previsto que preste declaración el resto de las afectadas.

Según explicaron las mismas fuente, en su declaración ante la magistrada Elvira Alberola Mateos, las afectadas ratificaron lo dicho anteriormente en sede policial, señalando que “desconocían la existencia” de la cámara de vídeo y que, “por tanto, no dieron su consentimiento para ser grabadas” al peluquero.

Todas las clientes que se han personado como acusación particular contra el imputado, solicitaron ayer ante la juez ser indemnizadas por estos hechos, ya que algunas de ellas han precisado incluso algún tipo de tratamiento psicológico a raíz de conocer que fueron captadas por una videocámara en el cuarto de baño de este establecimiento. De hecho, muchas de ellas están “muy afectadas”, ya que eran clientes habituales del comercio desde hacía muchos años.

Los hechos fueron denunciados en septiembre de 2009 cuando una trabajadora de la peluquería descubrió esta videocámara oculta entre una serie de botes que estaban en el cuarto de baño, por lo que decidió ponerlo en conocimiento de la Policía. De esta manera, los investigadores obtuvieron una orden judicial para proceder a la entrada y registro de la peluquería, encontrando en el ordenador del propietario del establecimiento imágenes grabadas por la videocámara colocada en el cuarto de baño del local.

La Policía también halló algunas de estas imágenes en el propio domicilio del imputado, añadiendo que algunas de ellas incluso “contaban con comentarios” sobre las personas que habían sido grabadas en el cuarto de baño de la peluquería. Hasta 20 de las afectadas están siendo representadas por la asociación de Mujeres Víctimas de Agresiones Sexuales (Amuvi).

El peluquero fue detenido por la Policía por estos hechos. Según explicó en su declaración, había decidido colocar las cámaras para controlar los supuestos robos de productos por parte de sus empleadas.

  • 1