Local

25 años sin el Trovador de Sevilla

Familiares y amigos reconocen el legado artístico y humano de Paco Palacios El Pali en el aniversario de su fallecimiento.

el 08 jun 2013 / 23:20 h.

TAGS:

Pali. El Pali, firmando discos en El Corte Inglés. Sus sevillanas aún siguen sonando en ferias, romerías y verbenas populares 25 años después de su muerte. El inconfundible arte de Francisco de Asís Palacios Ortega (Sevilla, 1928-1988), Paco Palacios El Pali para todos, forma ya parte del patrimonio artístico de Sevilla. Tanto que aquella misma ciudad a la que tanto cantó y piropeó en sus conocidísimas letras le recordará el próximo día 21 coincidiendo con el aniversario de su triste fallecimiento. Familiares, amigos y seguidores del artista del Arenal se han encargado de organizar los actos. Quienes tuvieron la dicha de conocerlo destacan “su figura humana” por encima del solista y prolífico compositor de sevillanas. Amigo de sus amigos, enamorado de Sevilla y de sus tradiciones, El Pali supo conectar desde un primer momento con el pueblo a través de unas composiciones que eran (y son) auténticas semblanzas costumbristas en las que afloraba la sabiduría popular del momento, el sentir de la ciudadanía y los personajes de la calle, esos grandes desconocidos a los que El Pali puso nombre y apellido para que lo conocieran generaciones futuras. Paco El Campanero (responsable del tañido de la Giralda), Vicente del Canasto (conocido vendedor de almendras del Arenal) o el fandanguillero El Bizco Amate, son algunos a los que dedicó canciones este Trovador de Sevilla.   El carácter extrovertido de El Pali le llevaba a cantar en la boda de un amigo (1969). El carácter extrovertido de El Pali le llevaba a cantar en la boda de un amigo (1969).   Aficionado desde muy joven al cante flamenco, no tuvo suerte en esta disciplina. Por el contrario, en la década de 1970 grabó su primer disco de sevillanas, género en el que se convirtió en un mito como cantautor solista, al aportar un nuevo compás más ralentizado que le imprimió un estilo personalísimo. Así, aportó al mundo de las sevillanas una gran diversidad de temas, impulsando, entre otros, el subgénero de las sevillanas cofrades, con letras como la de Capataces en el cielo, Monte-Sión o la dedicada a la Virgen de la Amargura, entre otras.   Durante El Rocío con amigos y familiares. Durante El Rocío con amigos y familiares. También fue pionero en el tema de la denuncia y los festivales benéficos. En el primer caso criticó el estado ruinoso de la Casa de la Moneda –lugar donde nació– y defendió la soberanía española de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla en el norte del África. “Fue el primer cantautor protesta, y de los primeros en subirse al escenario en favor de colectivos necesitados”, reconoce su sobrino nieto José Antonio Palacios Ibáñez. Pero lo que nunca faltó en las letras de sus 20 discos y en otras tantas canciones que han perdurado gracias a la tradición oral –se estima que llegó a componer más de 300 obras– fue el nombre de Sevilla. Temas como Sevilla tuvo una niña o Vámonos para la Feria... se han convertido en himnos oficiosos de las celebraciones folclóricas de la ciudad. Sin embargo, su capacidad creativa también encontró inspiración en municipios cercanos a la capital. Es el caso de Tomares y su “Mocita de Tomares, coge la barca...” Por este motivo, el Ayuntamiento tomareño se ha sumado a este homenaje de familiares y amigos que comenzará el viernes 21 (20.30 horas) con una ofrenda floral a los azulejos de la que fuera su casa en el número 18 de la calle Tomás de Ibarra. En esta primera convocatoria está previsto que actúe el coro rociero Corales, que, además de interpretar temas destacados del Pali, estrenará una sevillana por el 25 aniversario de su fallecimiento. Todo ello regado por una copa de manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, lugar donde reposan los restos mortales del artista. Cantando con Paco Gandía, Miguel de la Isla, Pepe Gutiérrez y El Gran Simón en la Feria de Sevilla. Cantando con Paco Gandía, Miguel de la Isla, Pepe Gutiérrez y El Gran Simón en la Feria de Sevilla. Dos días después, el domingo 23, llegará el colofón a estas bodas de plata con la celebración de una misa (13 horas) que oficiará el sacerdote Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp en la parroquia de Santa María de las Flores de la barriada de Pío XII. De nuevo, durante la eucaristía, el coro parroquial entonará varias sevillanas del homenajeado. Ya por la tarde, a las 20.30 horas, el pueblo de Tomares reconocerá su memoria con la inauguración de una rotonda en la zona de La Cartuja, en la que se descubrirá también un azulejo con la letra de la famosa sevillana tomareña. Pendiente queda –a juicio de familiares y amigos– el reconocimiento oficial de la ciudad de Sevilla a El Pali, cuyo timbre de voz y estilo sentó cátedra en el mundo de las sevillanas corraleras en las que “siempre antepuso la alegría y la tradición del pueblo”. En este sentido, quienes admiran su legado siguen reclamando al Ayuntamiento el título de Hijo Predilecto o Medalla de la Ciudad a Título Póstumo para quien hace un cuarto de siglo se fue envuelto en la bandera de España, como anticipó en una de sus coplas. La iniciativa la apoyan más de 15.000 firmas y 400 escritos de adhesión. Mientras llega este homenaje, la ciudadanía toma la delantera este mes para que no se olvide a “este Cid Campeador”, que, a golpe del tres por cuatro, “sigue ganando batallas después de muerto”.

  • 1