sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

3.000 empleados de Lipasam y Tussam se libran de los recortes

El informe del secretario municipal rechaza aplicar una rebaja salarial a las plantillas de estas dos empresas municipales

el 10 jun 2010 / 18:37 h.

TAGS:

El recorte de los salarios del Ayuntamiento afectará sólo a poco más de la mitad de la plantilla. Tras el informe del secretario del Consistorio, los cerca de 4.000 empleados de las cuatro empresas públicas no se verán afectados por la rebaja en las nóminas, como sí les ocurrirá a los más de 5.000 funcionarios y personal laboral que dependen directamente de la Administración local. Éstos tendrán un recorte global de 8,1 millones de euros, con una disminución que oscilará entre el 0,6% y el 10,55%.

 

Durante los últimos días, el Ayuntamiento ha intentado encontrar una fórmula que le permitiera recortar dinero de la partida a la que las dos grandes empresas municipales, Tussam y Lipasam, dedican más de dos terceras partes de su presupuesto: el personal. Hacienda se centró en vincular la situación económica de estas dos sociedades a las transferencias que les realiza el Consistorio para poder afrontar las nóminas -y para evitar la quiebra dado que ambas se encuentran en una situación económica límite-, una vía que les podría permitir aplicar recortes. Pero, finalmente, esta opción ha quedado descartada según el informe del secretario del Ayuntamiento difundido ayer por la portavoz del Gobierno y delegada de Hacienda, Nieves Hernández.

Los convenios han permitido así blindar los salarios de las empresas municipales, que abarcan casi la mitad de los trabajadores dependientes de la Administración local. En Tussam hay alrededor de 1.400 trabajadores, y en Lipasam unos 1.500. Las cifras, en los casos de Emvisesa y Emasesa son inferiores, y entre ambas sociedades apenas llegan al millar de trabajadores. El Gobierno local se limitará así en estos casos a pedir a las direcciones de las empresas, a las que citó el pasado miércoles, una política de mayor austeridad y la aplicación de los recortes anunciados en altos cargos.

Los comités de empresa de Tussam y Lipasam ya advirtieron de que su convenio laboral les blindaba ante cualquier intento de que les afectara el recorte salarial y, de hecho, no respaldaron la convocatoria de huelga de los funcionarios del pasado martes. Las empresas ya tienen hechos sus estudios, y mientras que los sueldos de la plantilla no bajarán, sí habrá un recorte en las nóminas de los gerentes de en torno a un 15%. Esta disminución de los ingresos para lograr un mayor ahorro también se aplicará en el caso de los directores generales y de los jefes de servicio de las cuatro empresas que tendrán una disminución gradual según sus nóminas.

Pese a la situación crítica de dos de las empresas, sólo una había empezado ya a aplicar recortes en el gasto de altos cargos: Lipasam. La sociedad dirigida por Rafael Pineda ha pasado de tener 12 directivos a siete tras amortizar sus plazas, una medida que, aunque implica el pago de las indemnizaciones, permitirá un ahorro de alrededor de medio millón de euros.

Ni Tussam, ni Emvisesa ni Emasesa han aplicado programas similares aunque sí han congelado los sueldos de todo el personal directivo. Será así el único gran recorte que se aplicará en un ámbito que absorbe casi uno de cada cinco euros de los que dispone el Ayuntamiento. De hecho, sólo este año se le han transferido a Tussam y Lipasam 180 millones pese al plan de ahorro implantado por Hacienda.

Este plan, que se prolongará durante los próximos tres años y que será supervisado por la Junta de Andalucía al superar el Ayuntamiento el límite establecido de déficit, sí incluirá una batería de medidas, elaboradas a instancias de la Federación Española de Municipios y Provincias, que implican una rebaja salarial para toda la Corporación y los altos cargos de entre un 0,25% y un 15% -en el caso del alcalde sus ingresos se reducen en un 9%-, así como la supresión de todas las dietas por la participación en los consejos de administración de las empresas y organismos autónomos.

Los 5.400 trabajadores de la Administración local, entre funcionarios y personal laboral, sí experimentarán un sensible recorte en sus nóminas. Los funcionarios con los sueldos más altos podrán perder hasta 6.500 euros brutos anuales y los que tengan nóminas más bajas apenas tendrán una rebaja de 81 euros. Estas medidas se debían empezar a aplicar este mismo mes.

La Junta sí recorta en sus empresas

Tras iniciar el proceso de recorte de salarios en la Administración autonómica, la Junta de Andalucía también se fijó como objetivo las más de 200 empresas en las que la Administración tiene participación económica. El reto inicial fue la aplicación de una media de rebaja salarial del 5%, la misma que se planteó para funcionarios y personal laboral.

Pero la Junta se encontró con el mismo escollo que señala el secretario en el informe elaborado para el Ayuntamiento de Sevilla: debe respetar los límites que establecen los convenios colectivos. La primera línea de actuación fue abrir una negociación con los sindicatos para una aplicación consensuada de una modificación de las condiciones incluidas en los convenios colectivos. Ante el rechazo a esta propuesta, la Junta optó por una segunda vía: una reducción de las transferencias a las empresas para que éstas se vean obligadas a recortar nóminas –un sistema parecido al que intentó tantear el Ayuntamiento de Sevilla–. Este medida se vio complementada con la anunciada esta semana por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán: una reducción de las empresas participadas por la Junta a la mitad en los próximos meses. 

  • 1