Cultura

30 años de Feria del Libro Antiguo y una incógnita en el horizonte

Optimismo inmediato, incertidumbres en el horizonte: con este ánimo afrontan los libreros la trigésima edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, que retornará a la Plaza Nueva del 23 de noviembre al 9 de diciembre y que contará con la escritora Rosa Regás como pregonera.

el 14 sep 2009 / 20:07 h.

Optimismo inmediato, incertidumbres en el horizonte: con este ánimo afrontan los libreros la trigésima edición de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, que retornará a la Plaza Nueva del 23 de noviembre al 9 de diciembre próximos.

"Esperamos que con el fin de las obras las ventas se recuperen", manifiesta José Manuel Quesada, de la librería Alejandría y miembro de la directiva de las Asociación Amigos del Libro Antiguo. "Hace dos años fue desastroso, el año pasado lo entendimos como un período de transición. La perspectiva de que en esta próxima edición recibamos la visita de miles de posibles compradores es esperanzadora, porque tradicionalmente las ventas de la Feria han supuesto para los libreros salvar todo el año".

También los números invitan al optimismo: 22 librerías participantes -diez de ellas sevillanas y el resto de Cádiz, Málaga, Granada, Almería, Valencia, Madrid, Barcelona y Cantabria- y más de 100.000 títulos a la venta, de los cuales aproximadamente un 80 por ciento están deascatalogados, avalan la categoría de esta cita, que tampoco ha pasado desapercibida para las instituciones públicas y privadas: el área de Cultura del Ayuntamiento aporta 15.000 euros, la Diputación 6.000, La Caixa corre con los gastos de publicidad y la Junta de Andalucía patrocina diversas actividades, sin olvidar las facilidades que da el área de Urbanismo para la apropiada instalación de las casetas.

El reclamo de una figura de alcance nacional como es la pregonera de este año, la escritora Rosa Regás, también debería ser un aliciente extra para que los lectores de la ciudad, así como los visitantes ocasionales, se dejen caer por la Plaza Nueva durante esos días con un deseable ánimo consumista.

Y sin embargo, los libreros del sector no parecen tenerlas todas consigo. Los tiempos cambian muy aprisa, el público tampoco es el mismo de hace 30 años, y la irrupción de las nuevas tecnologías ha supuesto una enorme transformación para el sector, especialmente en lo que se refiere a la venta por internet.

La Feria del Libro Antiguo y de Ocasión cumple tres décadas, pero nadie se atreve a vaticinar que vaya a poder cumplir otras tres. "Cada vez encontramos más problemas entre los vendedores de libros usados y descatalogados, que en estos eventos se exponen tradicionalmente a robos, deterioros, etcétera. Un tipo de problemas que no encuentran por internet, donde además las ventas son mucho más regulares. No puedes traerte a un señor de Barcelona si no puedes convencerle de que va a vender lo suficiente", explica José Manuel Quesada.

Tal vez sólo el gusto de reunirse de cuando en cuando con otros compañeros del negocio librero, y de no llegar a perder del todo el contacto humano con el público, lleva a estos profesionales a seguir acudiendo a las ferias, pero ¿por cuánto tiempo? "Este tipo de citas están quedando como una cosa romántica, pero nadie sabe si las ferias, tal y como las hemos conocido desde siempre, podrán seguir celebrándose a medio o largo plazo. No somos muy optimistas en ese sentido. Mi opinión personal es que habrá que evolucionar para ajustarlas a las nuevas exigencias", apostilla el librero sevillano.

Rosa Regás, la pregonera.

El hecho de que la pregonera de este año sea una figura controvertida no afecta en absoluto a la decisión de la asociación que organiza la feria. "No entramos en absoluto en cuestiones políticas, simplemente valoramos la trayectoria de esta autora", comenta José Manuel Quesada. "De la misma manera que en otras ediciones hemos contado con pregoneros como Nicolás Salas o Aquilino Duque, queríamos que este año una mujer pregonara la feria.

Y alguien con más de veinte libros publicados, premio Planeta, premio Nadal, directora de Seix Barral y de La Gaya Ciencia, nos parecía que reunía condiciones para serlo. Nos pusimos en contacto con ella en enero, antes del lío de la Biblioteca, y ella se mostró de acuerdo y muy ilusionada", apostilla Quesada. El pregón será el próximo 22 de noviembre, en el Alcázar de Sevilla.

  • 1