sábado, 17 noviembre 2018
08:25
, última actualización
Local

30 millones en multas peligran por las protestas policiales

La huelga de bolis caídos de la Policía Local deja en el aire la recaudación por sanciones prevista

el 10 abr 2012 / 20:39 h.

TAGS:

Desde 2009 la Policía Local cuenta con dispositivos móviles Blackberry para imponer las sanciones por tráfico.

Habrá huelga de bolis caídos, después de que ayer los policías locales respaldarán las medidas de presión propuestas por el sindicato mayoritario después de que no se alcanzara un acuerdo con el Ayuntamiento para reclasificar a toda la plantilla y, con ello, una subida de los sueldos. Los agentes van a iniciar una serie de protestas que pueden poner en peligro los casi 30 millones de euros, diez más que el año anterior, que el Consistorio tiene previsto recaudar con las multas y la grúa.

La asamblea se produjo tras una nueva reunión en la que el Ayuntamiento propuso a los agentes como solución al conflicto "pagarnos por productividad por consecución de objetivos", explicó el secretario provincial del Sindicato Profesional de Policías Municipales (Sppme), Manuel Bustelo. Una propuesta que fue rechazada por los agentes, "porque lo que queremos es recuperar los 1.500 euros anuales de más que perdimos cuando se aplicó la bajada salarial a los funcionarios". "Cobramos por una categoría laboral inferior a la que tenemos, pero nos bajaron el sueldo teniendo en cuenta la más alta", añadió Bustelo.Por este motivo, los policiales locales han decidido llevar a cabo una protesta ante las puertas del Ayuntamiento, en la Plaza Nueva, para el próximo 20 de abril. Una protesta que trasladarán a la Feria, pues de martes a viernes se concentrarán ante la caseta municipal de 13 a 15 horas, coincidiendo con las recepciones, "para hacer visible nuestras reivindicaciones".

Menos recaudación. Pero las medidas que más van a afectar al Gobierno local, son aquellas que implican una reducción del número de multas y, por tanto, de los ingresos previstos por este concepto para este año. Y es que la Policía Local va a iniciar una huelga de bolis caídos al haber acordado trabajar "a reglamento", es decir, haciendo sólo aquello a lo que están obligados y reduciendo al mínimo indispensable las sanciones y las retiradas de vehículos por la grúa. Para ello, además de no utilizar bolígrafos que no les sean suministrados por el Ayuntamiento, y no van a cargar las baterías de los dispositivos móviles Blackberry, con las que tramitan las multas de forma inmediata, en sus casas, "así que tendrán que poner los medios para recargarlas".

Según el plan de ajuste municipal, para 2012 el Ayuntamiento espera ingresar 25,2 millones de euros, 7,5 millones más que en 2011, en multas de tráfico, gracias en gran parte al aumentar el número de dispositivos Blackberry de 60 a 150. A esto se unirían otros 1,2 millones de euros en sanciones por incumplimientos de ordenanzas (como la de prostitución o por hacer botellón). Por último, el Consistorio estima lograr 2.231.200 euros con la grúa municipal, lo que supondría más de 1,3 millones más que el año pasado.

Sin embargo, todos estos planes pueden dar al traste con las protestas aprobadas ayer con los agentes que, si bien no dejarán a cero la recaudación por sanciones, sí implicará una merma considerable de los ingresos. Esto implicaría, además, un golpe importante a los planes de ingresos municipales.De hecho, ayer el Ayuntamiento pidió al Sppme "cordura", "responsabilidad" y "tranquilidad". Fuentes del gobierno local indicaron a Europa Press que el alcalde, Juan Ignacio Zoido PP, "ha cumplido su palabra" para hacer realidad las reivindicaciones "justas e históricas" de la Policía Local, que se arrastran desde el año 2002. Así, aseguraron que se ha puesto encima de la mesa "todos los elementos necesarios para cumplir con su palabra".

Sin embargo, el Sppme considera que el alcalde "ha incumplido su palabra" al asegurar que no se puede llevar a cabo la reclasificación de la plantilla por cuestiones legales. Los agentes, además, también se van a negar a repostar los vehículos, "así que el Ayuntamiento tendrá que firmar un convenio con estaciones que no sean de autoservicio, sino que cuenten con gasolineros", dijo Bustelo.

  • 1